DÓLAR E INCERTIDUMBRE

¿Puede volver el “riesgo Argentina” para Uruguay?

El dólar saltó en el país vecino y volvió la incertidumbre sobre si se puede repetir una crisis cambiaria como en 2018. El País consultó a varios analistas que responden al respecto.

La sintonía política entre Vázquez y Macri va bien, pero la economía del presidente argentino puede generar problemas. Foto: Álvaro Salas | Presidencia
La sintonía política entre Vázquez y Macri va bien, pero la economía del presidente argentino puede generar problemas. Foto: Álvaro Salas | Presidencia

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El miércoles se prendieron las luces amarillas, el dólar en Argentina volvía a pasar los 40 pesos argentinos y era como un déjà vu de la crisis cambiaria que el vecino pasó a mediados del año pasado. Ayer, la situación se calmó, pero el Banco Central de la República Argentina (BCRA) debió aceptar un costo: ver cómo suben las tasas de interés que paga para retirar pesos argentinos del mercado mediante las Letras de Liquidez (Leliq).

Ahora, ¿esto supone una vuelta del "riesgo Argentina" para Uruguay, tan presente en 2018?. Más allá de que la dependencia de la economía uruguaya de la argentina no es la misma que previo a la crisis de 2002, aún es clave en algunos sectores industriales que tienen al vecino como principal mercado (autopartes, plásticos) y también es decisiva en el turismo (son el 60% de los turistas que llegan a Uruguay).

¿Qué visualizan los analistas qué consultó El País?

"Por supuesto que Argentina es un foco de riesgo", dijo el socio de Vixion Consultores, Aldo Lema. "Sobre todo por el impacto en sus variables económicas del ciclo electoral, pero eso podría estar atenuado por un escenario extrarregional menos desfavorable, el cumplimiento de ciertas metas en su programa financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la prolongación de alta inflación que limita una gran depreciación real adicional de su moneda", explicó.

"El foco de riesgo en Argentina está latente en la medida en que existe enorme incertidumbre financiera internacional", señaló el director del Centro de Economía del IEEM-Universidad de Montevideo y consultor de Negocios de Grant Thornton, Ignacio Munyo.

"Argentina tiene su caja de resonancia propia, dada la debilidad de los fundamentos de su economía y los duros (muy difíciles de alcanzar) compromisos asumidos con el FMI", agregó.

Acuerdo: el ministro Nicolás Dujovne y la directora del FMI, Christine Lagarde. Foto: EFE
Acuerdo: el ministro Nicolás Dujovne y la directora del FMI, Christine Lagarde. Foto: EFE

La directora del Departamento de Asesoramiento Financiero de Deloitte, Tamara Schandy cree que "en Argentina hay una combinación de políticas que puede resultar problemática".

Apuntó que "varios analistas argentinos están marcando que el privilegiar la contención o baja de la inflación (con condiciones monetarias muy restrictivas y reaccionando ante cada suba del dólar) puede derivar en mayores dificultades fiscales y de actividad económica en el futuro".

En ese sentido, un análisis del Banco Itaú en Brasil para clientes —al que accedió El País— indicó que "los riesgos a la baja para la actividad en un año electoral, significan que la meta fiscal también está en riesgo, aunque todavía es probable una fuerte reducción del déficit fiscal".

El economista jefe de KPMG, Marcelo Sibille ve que "el riesgo de que Argentina vuelva a experimentar una crisis de balanza de pagos con fuerte devaluación abrupta como la de 2018" es "bajo", en la medida que "el financiamiento externo está garantizado por los desembolsos del FMI hasta las elecciones de octubre".

"Aun si el BCRA aumenta la tasa de interés, el tipo de cambio seguramente seguirá subiendo por la incertidumbre política en un año electoral con resultado incierto que pone nervioso al mercado", afirmó.

¿Qué pasa?

Los mercados financieros argentinos se reacomodaron de manera dispar ayer luego de que el BCRA avalara una nueva alza en la tasa de referencia (de las Leliq) para regular la liquidez del mercado y abortar una mayor depreciación de la moneda doméstica.

Banco Central de la República Argentina Foto: AFP
Banco Central de la República Argentina Foto: AFP

La entidad monetaria subió por quinta sesión consecutiva los rendimientos abonados por sus letras de corto plazo al 49,026%, frente al 43,937% avalada el jueves de la semana pasada.

Ayer, el dólar en Argentina bajó 0,35% y cerró en 39,47/39,53 pesos argentinos, luego de haber anotado el miércoles un máximo en el día de 40,55 pesos argentinos. En lo que va del año, la moneda estadounidense sube 4,85%.

"Lo que estamos observando en Argentina es en gran medida consecuencia de la incertidumbre financiera internacional asociada a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, lo que impacta sobre la tasa de interés internacional y el valor global del dólar", explicó Munyo.

Al haber indicios de avances en las negociaciones entre Washington y Beijing, "las tasas se recuperan y el dólar sube", al contrario de lo que sucedió el año pasado cuando se agudizaron las tensiones, agregó.

Schandy no ve "el aumento del dólar que se vio hasta ahora como particularmente problemático. El dólar ha tenido cierto repunte a nivel internacional en febrero y recordemos que Argentina tiene alta inflación, con lo cual lo raro es que el dólar estuviera planchado como en meses anteriores".

Para Lema, "lo relevante es el tipo de cambio real. En 2018 Uruguay perdió 30% de capacidad de competencia con Argentina y como consecuencia el tipo de cambio real multilateral cayó cerca de 10%, sin que los fundamentos lo justificaran" y con este panorama "no es esperable una recuperación de la pérdida de competitividad bilateral y multilateral que tuvo Uruguay en el último tiempo".

En el año, el BCU estuvo muy activo y compró US$ 1.998,2 millones y vendió US$ 579,5 millones. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Según Sibille "llegado el caso el Banco Central (BCU) debería volver a intervenir en el mercado para no permitir que continúe aumentando la brecha cambiaria que ya se acrecentó mucho tras la caída del tipo de cambio real en 2018, aunque esto siempre trae el riesgo de que se acelere la tasa de inflación con lo cual la competitividad efectiva no mejora sustancialmente".

Por tanto, "el verdadero desafío para mejorar la competitividad de precios seguirá estando en una reducción del déficit fiscal", concluyó.

Con información de Reuters

tipo de cambio

En Uruguay subió sin ayuda

Ayer en Uruguay, el dólar subió 0,15% sin ayuda del BCU. El interbancario fondo se negoció en promedio a $ 32,709. En lo que va del mes lleva un incremento de 0,72%, mientras que en lo que va del año el alza es de 0,98%. Durante la jornada la divisa cotizó $ 32,67 y $32,73 finalizar en el menor precio alcanzado. Al público en las pizarras del Banco República (BROU) el dólar se mantuvo tanto a la compra como a la venta al cerrar en $ 31,97 y en $ 33,37 respectivamente. A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se realizaron tan solo 17 transacciones para negociar US$ 5,91 millones. La menor operativa desde el 8 de enero. En Brasil, principal mercado de referencia en materia cambiaria, la divisa estadounidense subió 1,33% al finalizar en 3,7595 reales. En lo que va del año, el dólar en Brasil baja 2,99%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)