MERCADO CAMBIARIO

¿Vuelve la calma al dólar en Argentina y Uruguay?

Luego de jornadas de alta volatilidad, ayer la divisa bajó en ambos países. Con una diferencia, en uno intervino el Banco Central y en otro no.

Pizarra del dólar en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto
En las pizarras de los cambios, el dólar sigue cerca de los $ 38 pese a la baja de ayer. Foto: Fernando Ponzetto

En el segundo día tras el cepo cambiario (restricción a la compra de dólares) que reimpuso el gobierno de Mauricio Macri, el dólar retrocedió en Argentina (tanto en el mercado oficial como en el paralelo) y también en Uruguay.

En el mercado local, el dólar interbancario bajó 0,27% ayer luego de haber alcanzado el lunes un máximo desde 1993, cuando comenzó a regir el peso uruguayo (si bien económicamente no implica nada por el largo tiempo transcurrido).

En promedio el billete verde cotizó a $ 36,699 ayer y se movió entre $ 36,68 y $ 36,71 para cerrar en $ 36,70. En el mes, la moneda estadounidense sube 0,16% y en el año 13,3%.

El Banco Central no intervino ayer en el mercado de cambios por segunda jornada consecutiva. En el mes de agosto las ventas de la autoridad monetaria alcanzaron US$ 395,9 millones, para contener el avance del billete verde tras la crisis cambiaria en Argentina.

A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se realizaron ayer 58 operaciones por un monto de US$ 30,2 millones.

Al público en las pizarras del Banco República (BROU) el dólar bajó 10 centésimos cerrando a $ 35,95 a la compra y a $ 37,45 a la venta.

En Brasil, principal mercado de referencia en materia cambiaria, la divisa estadounidense subió 0,18% y cerró en 4,17 reales. En el año 2019 el billete verde en Brasil acumula una suba de 7,48%.

Argentina.

En Argentina, el dólar bajó 1,16% y cerró a 55,35 pesos argentinos. En septiembre, la moneda estadounidense cae 5,93% y en lo que va del año lleva un alza es de 48,49%.

El gobierno de Macri había autorizado el domingo al Banco Central de la República Argentina (BCRA) a restringir las compras de dólares para no verse forzado a usar demasiadas reservas internacionales para apuntalar al peso.

Hay “artillería (de la banca) oficial (con venta de divisas) en el segmento de contado que ejerce presión para generar la caída de la cotización del dólar mayorista (alza del peso)”, dijo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Dólar, Argentina
Las restricciones cambiarias significaron un giro de 180 grados para el presidente Macri. Foto: Archivo El País.

En el ahora reactivado mercado paralelo, conocido como “dólar blue”, la moneda estadounidense bajó un 3,2%, a 60/61 pesos argentinos.

Las restricciones cambiarias significaron un giro de 180 grados para el presidente Macri, un defensor del libre mercado que abolió los controles de capital después de su llegada al poder a fines de 2015.

Fue el último intento del gobierno de estabilizar el peso, que solo en agosto se derrumbó un 26,3%, y que ha perdido un 18,9% de su valor desde que el candidato presidencial de la oposición Alberto Fernández emergió como el claro favorito en las elecciones primarias del 11 de agosto.

Las medidas de Macri despertaron temor en algunos ahorristas que desde el lunes acudieron a los bancos a retirar sus depósitos. La afluencia de clientes creció abruptamente en las diferentes sucursales, dijeron fuentes bancarias, incluso con algunos límites a la hora de retirar dólares por falta de efectivo. (Con información de Reuters).

Caída de bolsa porteña y peores expectativas
Bolsa de Buenos Aires. Foto: Reuters

La bolsa argentina cayó con fuerza ayer afectada por desarmes de posiciones ante temores financieros locales, tras las recientes restricciones cambiarias impuestas por el gobierno y por la negativa tendencia bursátil externa, dijeron operadores.

El índice Merval cayó un 11,66%, a un cierre de 23.142,13 unidades, nivel que no se registraba desde el segundo semestre de 2017, donde se destacó la baja del 14,6% anotada en los títulos de la petrolera estatal YPF , luego de retroceder un 41,4% en agosto.

Los ADR de la petrolera argentina en la plaza de Nueva York cotizan en el nivel más bajo de su historia desde que se lanzó en 1993 en el mercado estadounidense.

En un contexto que ya era de fragilidad, y tras el resultado de las primarias -que produjo un cimbronazo financiero- crecieron en en el país las expectativas sobre una profundización de la estanflación, esto es un mayor estacamiento y una inflación más elevada. Según el Relevamiento de Expectativas del Mercado de agosto del Banco Central de la República Argentina, los analistas esperan que el Producto Interno Bruto (PIB) caiga 2,5% este año, una retracción de 1,1 punto mayor a la estimada. La proyección del dólar promedio para septiembre ascendió a 60 pesos argentinos, 13,8 pesos más que hace un mes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados