SUBA DE TASAS

Yellen ofrece una dosis de incertidumbre a mercados

Mercados ansiosos por señales de Fed, reaccionan distinto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Yellen habló y elevó la probabilidad de suba de tasas en setiembre. Foto: AFP

La presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, ofreció una sobria dosis de incertidumbre sobre el curso de la política monetaria y la economía a mercados ansiosos por dirección, al sugerir que las tasas de interés pueden subir más rápido de lo previsto o simplemente retroceder a 0%.

En un discurso en la conferencia anual de política monetaria en Jackson Hole, en Wyoming, la jefa de la Fed habló de los riesgos de largo plazo que pueden empujar a la Fed a un nuevo mundo de política monetaria, que incluiría ampliar las compras de bonos, mientras trató de reforzar las expectativas de un alza de los tipos de interés en el corto plazo.

En lo inmediato, entregó una gráfica de probabilidades para las tasas de los fondos federales en los próximos meses. El esquema, que se distribuyó con su discurso, menoscabó el "diagrama de puntos" de la propia Fed para las tasas esperadas, al mostrar un amplio rango de posibilidades, desde un alza del costo del crédito a un 3% en 2017 hasta una baja de nuevo a 0%. Los comentarios ofrecieron poca claridad sobre hacia dónde se dirige la Fed y, en cambio, enviaron un mensaje a los mercados: presten menos atención como guía al resumen trimestral de previsiones económicas de la Reserva Federal, conocido como diagrama de puntos, y fíjense más en las cifras económicas.

"Nuestra capacidad para predecir como evolucionará la tasa de los fondos federales en el tiempo es bastante limitada", dijo Yellen, al explicar la gráfica, que pone el curso de tasas esperados por la Fed en junio en medio de varios resultados posibles. "La razón del amplio rango es que la economía es frecuentemente sacudida por shocks y por eso raramente evoluciona como se predijo", agregó.

Las observaciones de Yellen dieron inicio a una conferencia de tres días que este año explora si la política monetaria necesita una reestructuración fundamental tras la crisis financiera de 2008, con publicaciones que estudian ideas sobre como pueden los bancos centrales imponer más fácilmente tasas de interés negativas.

Para Estados Unidos, Yellen dejó de lado algunas de las ideas más aventuradas, para llegar a la conclusión de que la Fed podría enfrentar una crisis en el futuro con las herramientas que tiene a mano, usando las compras de bonos para inyectar dinero a la economía y las guías para comprometer que las tasas seguirán bajas.

Reacción.

Las acciones cerraron ayer mayormente en baja en la bolsa de Nueva York, sin una tendencia clara porque los inversores no terminaron de descifrar cuándo subirán las tasas de interés. El promedio industrial Dow Jones perdió 0,29%, a 18.395,40 unidades, mientras que el S&P 500 cayó 0,16%, a 2.169,04 unidades. En cambio, el índice Nasdaq Composite subió 0,13%, a 5.218,92 puntos.

En tanto, el dólar subió ayer a un máximo de dos semanas frente al yen y el franco suizo, tras una sesión volátil.

Los precios en los mercados de futuros mostraban una probabilidad de un 36% de que las tasas suban en septiembre, frente al 24% de cuando Yellen había recién hablado, según CME FedWatch. Para la reunión de diciembre la probabilidad subió a un 60% desde 57%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)