EMPRESAS

Gigantes brasileñas practican la "filantropía corporativa" contra el coronavirus

La cervecera Ambev, la firma de cosméticos Natura&Co y el fabricante de calzado Arezzo&Co están produciendo insumos para combatir la pandemia, una estrategia que refuerza la reputación, según expertos

Natura. La empresa adecuará sus fábricas para producir exclusivamente productos de higiene personal, además de alcohol en gel y líquido.
Natura. La empresa adecuará sus fábricas para producir exclusivamente productos de higiene personal, además de alcohol en gel y líquido. (Foto: AFP)

Importantes grupos industriales brasileños —de cosméticos, bebidas o calzado, entre otros— se han reconvertido parcial o totalmente a la fabricación de máscaras, alcohol o jabón, esenciales en la lucha contra el coronavirus, en una estrategia de "filantropía corporativa".

Brasil, que superó los 15.000 casos y las 800 muertes, corre contrarreloj para estar preparado cuando la ola del Covid-19 llegue a su auge, previsto hacia fines de abril.

El ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, instó el miércoles a los empresarios a "ayudar, contratando personal para fabricar máscaras de tela, construyendo redes de solidaridad, de entrega de canastas familiares".

Varias empresas fueron contratadas para fabricar respiradores, pero otras no esperaron el llamado empezando a producir, a fin de donarlo a instituciones públicas, parte del material necesario.

Entre estas últimas figuran la cervecera Ambev, Natura&Co (cosméticos) y Arezzo&Co (calzado), tres de los grupos más emblemáticos de la mayor economía latinoamericana.

"Cada uno debe hacer lo que esté a su alcance para ayudar a minimizar los impactos y angustias por los que nuestra sociedad está pasando", dijo a AFP Jean Jereissati, director general de Ambev.

La firma, que tiene operaciones en casi 20 países, anunció la producción de 500.000 botellas de alcohol en gel para donarlas a hospitales públicos y la confección de 3 millones de máscaras que serán donadas al Ministerio de Salud, así como apoyo logístico para construir un anexo hospitalario del sistema público de salud con cien camas disponibles en Sao Paulo.

"Elegimos ayudar con alcohol en gel porque vimos que es un producto que falta, necesario para combatir la propagación del virus, y estaba a nuestro alcance, ya que está relacionado con lo que hacemos en nuestro negocio", dijo Jereissati.

El alcohol en gel comenzó a escasear en las farmacias de Sao Paulo hace un mes y llegó a ser racionado en el estado, epicentro de la enfermedad en Brasil.

Parte de las líneas de producción de una fábrica de la cervecera en Rio de Janeiro trabajará en el nuevo ramo.

Inversión en reputación 

"Es una estrategia de reputación, dado que la crisis es muy grande y ante el riesgo de resultados negativos, una buena alternativa es invertir en la reputación de la empresa", comenta Marina Gama, profesora de la escuela de administración de empresas de la Fundación Getúlio Vargas.

"La filantropía corporativa nunca estuvo tan en alta en Brasil", asegura Gama, para quien esa tendencia está en sintonía con un cambio de mentalidad mundial, de "comenzar a mirar a la sociedad y no sólo a dar retornos a los accionistas".

"Es de extrema importancia que las empresas auxilien al gobierno y a la sociedad para enfrentar la crisis", sostiene.

Natura&Co anunció la adecuación de sus fábricas para producir exclusivamente productos de higiene personal, además de alcohol en gel y líquido.

El consorcio, formado por Natura, Aesop, Avon y The Body Shop, y el Grupo Sao Martinho (del sector azucarero) anunciaron además la producción de 15.000 kilos de alcohol en gel y otros 150.000 litros de líquido para ser donados a la Secretaría de Salud de Sao Paulo.

El calzadista Arezzo&Co modificó parte de su línea de manufactura para trabajar en la confección de 25.000 máscaras de protección, que serán donadas a secretarías de salud de Rio Grande do Sul. La producción, hecha también gracias a donaciones de material y al trabajo de voluntarios, avanza en 12 fábricas locales.

Los tres grupos informaron igualmente que adecuaron sus operaciones para garantizar la estabilidad de su plantilla laboral, acatando políticas de aislamiento defendidas por el Ministerio de Salud debido a la propagación del virus.

El tema ha generado un enfrentamiento político entre el ministro Mandetta y el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, que pide la reapertura comercial y la "vuelta a la normalidad" pese al avance de la pandemia.

En la línea de Bolsonaro, algunos empresarios criticaron en las redes sociales el cierre de comercios no esenciales, pero tuvieron que modificar sus posiciones debido a la reacción negativa de los internautas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados