CAMBIOS SOBRE LA MESA

Gobierno anunció ajustes para inclusión financiera

Incluyen tickets alimentación, pago de pasividades y aranceles, entre otros.

Rodeados de legisladores del FA, Ferreri y Vallcorba explicaron los cambios. Foto: M. Bonjour
Rodeados de legisladores del FA, Ferreri y Vallcorba explicaron cambios. Foto: M. Bonjour

El subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, y el coordinador del Programa de Inclusión Financiera de esa cartera, Martín Vallcorba, llegaron ayer hasta el Palacio Legislativo. Allí, rodeados de legisladores frenteamplistas, anunciaron una serie de modificaciones en esta iniciativa que se puso en marcha con una ley a mediados de 2014. La lista de ajustes es amplia y variada. Los pasivos que hoy están obligados a cobrar a través de medios electrónicos podrán volver al efectivo y se logró un acuerdo para bajar los aranceles a las compras con plásticos, entre otros.

Propuestas incluidas

Proyecto de ley

1. El texto redactado por el Ejecutivo —y que ya cuenta con el visto bueno de la bancada oficialista, detalló Ferreri— contempla algunas "flexibilizaciones" a cómo se prevé hoy el cobro de pasividades y beneficios sociales. Quienes hayan empezado a cobrar una pasividad a partir de noviembre de 2015 (el colectivo que se vio obligado a recibirla mediante una cuenta bancaria o instrumento de dinero electrónico) podrán elegir cómo acceden a ella según lo que marca este proyecto. Para los trabajadores, en tanto, se mantiene la obligatoriedad de cobrar por la vía electrónica.

2. Las personas podrán retirar la totalidad de su salario de un único movimiento, sin costo, y las instituciones financieras —bancos o emisores de dinero electrónico, dependiendo de cómo el individuo haya elegido recibir su remuneración— deberán ofrecer mecanismos que permitan realizar esto. Hoy está topeado el monto que alguien puede extraer en un solo movimiento en un cajero automático (varía en función de qué red se trate y de la tarjeta que se utilice).

3. Hoy cuando una empresa elige pagar a sus empleados parte de su sueldo a través de prestaciones de alimentación (conocidas popularmente como "tickets alimentación"), es el empleador el que selecciona con qué empresa contratar este servicio. Este proyecto de ley contempla que eso cambie, y que sea el trabajador el que defina qué firma de tickets prefiere. Ferreri dijo ayer que esto no tendrá un costo extra para el empleador y que lo que se busca es lograr una "dinamización importante del mercado", que "redundará en una mayor competencia y por lo tanto en una rebaja de los costos asociados a estos instrumentos".

4. Por último, la iniciativa prevé una "regulación del marco general de funcionamiento" del sistema de medios de pago electrónicos, explicó el subsecretario del MEF.

Cambios que se introducirán mediante decretos.

1. Se definió una nueva prórroga para el cronograma del pago de remuneraciones para los trabajadores domésticos. En el caso de los mensuales, deberán empezar a cobrar de esta manera el 1° de abril de 2018, mientras que los jornaleros lo harán desde el 1° de enero de 2019. Si, en cambio, el empleador es un jubilado o pensionista al 31 de diciembre de 2017, no estará obligado a pagar mediante esta manera.

2. También se correrá la entrada en vigencia de la obligación de abonar con medios electrónicos para el caso de las grandes operaciones, los negocios de bienes inmuebles y las compraventas de vehículos. Todas empezarán a regir el 1° de abril próximo.

3. Otro de los cambios que se introducirán a través de un decreto es la extensión del subsidio que hoy existe para el arrendamiento mensual de los POS (las terminales que se usan para las compras con débito). Para los literal E y los monotributistas se llevará a 100% hasta fines de 2018 (hoy está en 70%). Para el resto de las empresas que tengan una facturación inferior a las 4 millones de Unidades Indexadas (unos $ 14.893.600) seguirá en 70% hasta la misma fecha. Luego, el subsidio bajará a 70% y 40%, respectivamente, en 2019.

4. Además, ayer se anunció que se extenderá la exoneración a las retenciones de impuestos por las compras con medios de pago electrónicos para los contribuyentes también del literal E y los monotributistas hasta finales de 2018.

5. Con el objetivo de ampliar la instalación de POS en lugares del país donde se detectó un déficit de estas terminales, habrá un "nuevo régimen de inversiones para incentivar" esto, bajo el paraguas de la Ley de Promoción de Inversiones. Esto tendrá el foco puesto en los municipios A, D, F y G en Montevideo. También se replicará esta iniciativa en localidades del interior del país, y habrá "incentivos mayores" para las más pequeñas.

Acuerdo con sellos y más trabajo con las cámaras.

1. Ferreri informó ayer acerca de un acuerdo alcanzado con los "principales" emisores de instrumentos electrónicos para rebajar los aranceles que éstos cobran a los comercios por cada venta que realizan con tarjetas de crédito o débito. En el caso de las primeras, el arancel máximo (que hoy está en 2,2%) se llevará a 1,5%. Para el crédito, en tanto, el techo irá del 4,5% actual a 4%. El jerarca también destacó que, de acuerdo a lo acordado con estas compañías y de la mano de la evolución en el volumen de operaciones registradas con plásticos, el objetivo es llevar el arancel de débito a 0,85% y el de crédito a 2,25% (cuando se trate de una compra en una cuota).

2. Estas rebajas tienen como telón de fondo a las críticas de un número de gremiales empresariales, producto de los aranceles que deben abonar a las tarjetas. Se trata de cifras muy elevadas, argumentan, que impactan en la rentabilidad de sus negocios. Ayer, Ferreri dijo que desde el MEF siguen las conversaciones con estas agrupaciones, con el objetivo de sumar otros puntos a este primer escalón en el acuerdo con los sellos emisores de los plásticos (y que abrió la puerta a la baja de los aranceles que se anunció ayer). En esta línea, mencionó que está sobre la mesa establecer un nuevo esquema sobre cuál debe ser la diferencia entre el arancel máximo y el mínimo (dispersión). Esto, dijo el jerarca del MEF, "mejoraría la competitividad de las empresas más pequeñas".

3. Otro de los puntos en los que se espera avanzar una vez que se sume el apoyo de las gremiales empresariales, indicó Ferreri, es el plazo del pago de las operaciones con débito. Actualmente, para que el comerciante se haga con el monto de esta operación transcurre un día hábil. Si la compra se realiza un viernes —fin de semana de por medio— o el día previo a un feriado, se dilata el cobro. Lo que se propone es que este plazo baje ahora a 24 horas.

4. Otra de las inquietudes planteadas en más de una ocasión por los empresarios que lideraron la cruzada contra algunos aspectos de la inclusión financiera era que los comercios más pequeños no gozaban de las promociones (por ejemplo, descuentos con determinadas tarjetas) que sí ofrecían a sus clientes los más grandes. Ahora se busca emparejar la cancha y que también aquellos de menor porte puedan brindar este tipo de promociones a las personas que llegan a comprar en ellos. Sobre el trabajo con las cámaras, el subsecretario de Economía dijo que está siendo en "muy buen clima".

Ferreri defendió que no es un "retroceso".

Ayer, tras el anuncio de los diferentes puntos propuestos, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, fue consultado acerca de si la posibilidad de que los pasivos que empezaron a acceder a estas prestaciones a partir de noviembre de 2015 puedan ahora elegir cómo cobrarlas no era un "retroceso" en el marco del programa de inclusión financiera, el jerarca dijo que no. Esto porque "en realidad la obligatoriedad era para las pasividades generadas a partir de un determinado momento", sostuvo. "Para un conjunto muy importante de pasivos esta opción ya existía", añadió.

Ferreri explicó por qué se tomó esta decisión con este colectivo: dado que allí no existe "informalidad", no hay tampoco "riesgo" de evasión como sí la hay en el caso de los trabajadores. "Ahí hay una preocupación muy importante por la formalización", señaló, motivo por el cual no se planteó en el proyecto de ley una flexibilización como la que ahora se propone para los pasivos.

Por otra parte, el coordinador del Programa de Inclusión Financiera del MEF, Martín Vallcorba, explicó ayer en la conferencia de prensa en relación a la posibilidad de retirar el 100% del salario de una vez que será obligación de cada institución financiera comunicar a sus usuarios cuáles serán los medios para realizar esto. Se podrá llevar adelante a través de un cajero o de otro mecanismo, adelantó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)