PRECIOS

Inflación subió fuerte en junio y se alejó de la meta oficial

En los últimos 12 meses se ubicó en 8,11%, por encima del techo del objetivo del Banco Central, que es 7%

En promedio, 54% de consultados cree que ingresos le alcanzan. Foto: F. Ponzetto
La inflación no entró dentro del objetivo oficial. Foto: F. Ponzetto

En los 12 meses cerrados a junio, el Índice de Precios del Consumo (IPC) aumentó 8,11%, según divulgó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística (INE). La inflación llegó al punto más alto desde los 12 meses a enero de 2017 (había sido 8,27% aquella vez).

A su vez, en el primer semestre de 2018 la suba de precios ya alcanzó a 5,85%, cuando la meta del Banco Central (BCU) es que ubique entre 3% y 7% en todo el año.

En el informe económico-financiero que acompaña la Rendición de Cuentas y con el dato a mayo, el gobierno indicó que “si bien el reciente fortalecimiento del dólar pondrá presión sobre la inflación en los próximos meses, la fuerte volatilidad del dólar que se ha observado en las últimas semanas, no permite determinar cuál será el impacto final en el IPC ni tampoco si existirá alguna corrección en la trayectoria descendente observada en las expectativas”.

Añadió que “para preservar los logros obtenidos y lograr una convergencia gradual de la inflación al centro del rango meta, resulta fundamental el diseño de políticas que promuevan la estabilidad de precios. En ese marco, los lineamientos del Poder Ejecutivo para la Séptima Ronda de Consejos de Salarios promueven la realización de ajustes nominales, que permiten evitar que variaciones transitorias en los precios de los artículos que integran la canasta de consumo impacten, a través de la aplicación de mecanismos indexatorios, en forma permanente sobre la misma”.

Es que se está en plena ronda de negociación salarial y que la inflación haya registrado un pico en 18 meses puede introducir ruido en las conversaciones entre empresarios y sindicalistas.

Ya con el dato de mayo (la inflación en 12 meses estaba en 7,21%) la gerente senior de Asesoramiento Económico de Deloitte, Florencia Carriquiry había señalado a El País que “la reciente suba de la inflación puede alentar demandas de mayores incrementos de salarios desde el frente sindical (e incluso podemos ver reclamos de revisión de las pautas oficiales). Ahora, sería realmente peligroso ceder a esas presiones, desde la perspectiva de la inflación y sobre todo por la situación del mercado de trabajo, en donde estamos viendo una tendencia firme de destrucción de empleos”.

También en mayo, el supervisor del Departamento de Economía de CPA Ferrere, Santiago Rego, había dicho a El País que era “probable que la inflación siga subiendo en términos interanuales en los próximos meses”, lo que “va a agregar algo más de ruido a la negociación. Sin embargo, las pautas nominales buscan disociar los aumentos de precios de los salarios, y esto es un activo a cuidar para la estabilidad macro”.

En junio la suba del IPC fue de 0,99%, el máximo mensual desde enero (había sido 2,71% en esa ocasión). Casi dos tercios del incremento se dieron por el rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas, donde hubo subas vinculadas a problemas climáticos como frutas (aumentaron 1,08%) y legumbres y hortalizas (tuvieron alzas de 13,67%). Además, la pos zafra en la ganadería (menos ganado gordo para faena) llevó a un aumento de 1,36% en la carne.

El otro gran factor detrás de la suba de precios en junio fue el rubro Transporte con un incremento de 1,36% por alzas en automóvil, motocicletas, cubiertas de autos, batería para auto, reparaciones mecánicas de vehículos, pasaje de avión y pasaje de barco. En estos casos, los incrementos se explican por el fortalecimiento del dólar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)