INN CONTENT PARA CRISCI BLANCO PROPIEDADES

Una inmobiliaria que apuesta por la confianza como sello distintivo

Desde 1986, Crisci Blanco Propiedades construyó relación cercana con sus clientes gracias a su respaldo y compromiso a través de una atención personalizada

Luis Ignacio Crisci, de Crisci Blanco Propiedades.
Luis Ignacio Crisci, de Crisci Blanco Propiedades.

La compra, venta o alquiler de una propiedad es una etapa importante en la vida de cada individuo. Para tomar esa decisión es necesario sentirse respaldado por un equipo que conozca el área y que esté comprometido por brindar una solución acorde a cada necesidad. En ese proceso, la confianza juega un rol fundamental.

Para Crisci Blanco Propiedades, fundada en 1986, este atributo es uno de los que caracterizan sus 35 años de historia. “Tenemos muchos clientes que a lo largo de los años fueron confiando en nuestro trabajo”, comenta Luis Ignacio Crisci. Su sello se basa en contar con un equipo profesional comprometido con brindar información de calidad y de confianza al momento de presentar cada propiedad o proyecto. “Nos involucramos con el cliente de manera personalizada, buscando presentarle las mejores opciones existentes en base a sus necesidades”, afirma.

Crisci explica que esa ha sido la clave para destacarse en un mercado en el que abundan las ofertas de servicios. “Brindamos un servicio integral y nos interesa que los clientes encuentren en nosotros un socio en lo que refiere a su propiedad”, comenta. “Queremos que el cliente se sienta a gusto y poder ser parte de todo el proceso. Eso nos permite establecer una relación a largo plazo”, agrega.

La oficina de Crisci Blanco Propieades está ubicada en Pedro Berro 930.
La oficina de Crisci Blanco Propieades está ubicada en Pedro Berro 930.

La inmobiliaria cuenta con varias vías de contacto para sus servicios —redes sociales, página web, teléfono, y publicaciones en medios escritos—, pero el ‘boca a boca’ ha sido fundamental para su desarrollo. “Nos hemos dado cuenta de que muchos de nuestros clientes anteriores referencian a otros, y así hemos construido nuestra principal red de clientes. Nuestro objetivo es que nuestros clientes hagan buenos negocios y que nos tengan en cuenta en todo momento ”, remarca el empresario.

Y añade: “En un mercado chico como el nuestro, es esencial distinguirse, y más cuando es por hacer buenos negocios con nuestros clientes”.

Además de trabajar con la venta, alquiler y administración de propiedades tradicional, Crisci Blanco también se dedica a la comercialización de nuevos proyectos. La empresa se relaciona con destacados desarrolladores y constructores inmobiliarios para hacer crecer el mercado de manera conjunta. “Nos interesa estar involucrados en cada uno de los proyectos”, explica Crisci sobre los emprendimientos ubicados en zonas como Carrasco, Pocitos, Punta Carretas, Cordón y Prado.

El vínculo entre la inmobiliaria y los desarrolladores ayuda a simplificar la búsqueda de propiedades. “Cuando se trabaja profesionalmente y se cuenta con las herramientas para impulsar un desarrollo, los resultados siempre se notan”, asegura.

En ese sentido, Crisci resalta el intercambio con desarrolladores para proponer métodos de pagos y nuevas estrategias de ventas. “Tratamos de hacer un trabajo en equipo; nos interesa participar de forma activa”, agrega.

Ese diálogo fluido permite que los desarrolladores los vuelvan a tener en cuenta a futuro. Esa sinergia luego se ve reflejada durante el intercambio con el cliente, a quien se le mantiene informado de cada detalle y se lo involucra en el proceso. “Nos interesa que, una vez concretado el negocio, no sea un cierre, sino un inicio de relación empresa–cliente, donde podamos ayudarlos y asesorarlos”, explica.

Cubrir todas las necesidades de sus clientes es un aspecto esencial de su servicio. “No importa cuál sea el monto de la inversión. Lo importante es que sea buena y segura”, asegura.

El empresario comenta que ese enfoque les ha permitido tener éxito en propiedades de distinta índole, como casas en barrios con seguridad, apartamentos en zonas tradicionales y edificios de vivienda promovida.

crisci blanco propieades

Movimientos en el mercado

Crisci destaca los movimientos del mercado actual. “Hoy en día, la gente está dándole un valor distinto al inmueble”, sostiene. Según explica, el cliente busca un lugar acorde a su necesidades porque allí será su “lugar en el mundo” y donde “transcurren los momentos más importantes de su vida”. Además de una renta que se ajuste a las posibilidades de cada individuo, Crisci Blanco Propiedades ofrece propuestas “sólidas y de buena calidad” para que “perduren en el tiempo e incrementen su valor” a futuro.

A su vez, resalta la importancia de un entorno acorde al inmueble. “A la hora de la elección, se valora cada vez más el entorno y el crecimiento de ciertas zonas estratégicas”, asegura al indicar que el valor del hogar no remite solo a lo que se encuentra dentro de las cuatro paredes.

En este sentido, señaló que se trata de un punto que Crisci considera al momento de optar por apoyar un proyecto. “Es importante que la persona valore el entorno, ya sea porque busca rodearse de naturaleza y bienestar ambiental, cercanía a lugares específicos o comodidades incluidas”, detalla.

De hecho, los nuevos proyectos con los que trabaja Crisci Blanco Propiedades se acercan a zonas descentralizadas, una tendencia que crece cada vez más. “Antes se concentraban muchos servicios, muchas oficinas y comercios en un mismo lugar y la ciudad giraba en torno a eso. Hoy en día, esto ya no sucede. Se fue reestructurando un poco la ciudad”, acotó.

En lo que refiere a los requisitos más buscados por parte de los clientes resaltan la seguridad y la tranquilidad. “Si a esto le sumamos la dispersión de la actividad de distintos rubros en la ciudad, se generan desarrollos interesantes, que cuando están acompañados de buena calidad de construcción generan productos finales muy atractivos”, concluye.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados