FINANZAS DE BOLSILLO

Jubilación: ¿cuáles son las opciones que tienen los jóvenes para planificarla?

Especialistas dan su visión sobre las opciones disponibles en el mercado uruguayo para invertir de cara al retiro laboral y recomiendan empezar a pensar en un plan de jubilación cuanto antes. 

Las inversiones a largo plazo dan más rentabilidad a la jubilación. Foto: F. Ponzetto
Expertos recomiendan hacer un plan de jubilación en las edades tempranas de la vida. 

El sistema de seguridad social está amenazado en el mundo debido básicamente a dos factores: mayor expectativa de vida y menor tasa de natalidad. Esto lleva a que la cantidad de trabajadores por jubilado disminuya y Uruguay no es la excepción.

Según las estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en Uruguay hoy hay cuatro trabajadores por jubilado y las estimaciones señalan que esa cifra bajará aún más, a menos de tres trabajadores por jubilado en el año 2050.

En un sistema mixto como el uruguayo —compuesto por un pilar de reparto a cargo del Banco de Previsión Social (BPS) y otro de capitalización individual a través de las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP)— los desafíos de este fenómeno son claros: no hay suficientes trabajadores para financiar las jubilaciones. Lo mismo ocurre con otras cajas jubilatorias del país.

En Uruguay hoy hay cuatro trabajadores por jubilado y las estimaciones señalan que esa cifra bajará aún más, a menos de tres trabajadores por jubilado en el año 2050.


De hecho, en el año 2019 la asistencia que precisó el BPS de Rentas Generales para hacer frente a los pagos jubilatorios, ascendió a US$ 605 millones y según el propio presidente de la institución, Hugo Odizzio, esa cifra puede ascender a US$ 1.200 millones en 10 años.

Para evitar esto, la Ley de Urgente Consideración estableció la creación de una comisión de expertos, que hará un diagnóstico con recomendaciones para llevar adelante una reforma del régimen jubilatorio.

Mientras tanto, los especialistas en la temática coinciden en que es necesario promover el ahorro voluntario, es decir, que sea la propia persona quien se encargue de ahorrar para su jubilación y enfatizan en que los jóvenes lo empiecen a hacer lo más temprano posible.

Además, indican que es clave no solo ahorrar sino invertir ese dinero y hacerlo bien. De lo contrario, la persona tendrá que ahorrar todo lo que va a gastar en su vida y normalmente eso no lo puede hacer.

“Tus aportes al BPS o a la caja no se guardan para financiar tu jubilación. Se usan para pagar las jubilaciones de la gente que te precede, como tus padres y abuelos. En este sistema, tu jubilación dependerá de quienes te siguen, tus hijos y nietos”, explicó a El País Stephanie Shellman, fundadora de Shellman Wealth y autora del libro “Mi dinero. Mi Problema”.

Desde 1996 existe el régimen mixto: jubilación por BPS y complemento por AFAP. Foto: Archivo.
"Lo que uno ahorre al principio de la vida tendrá impacto muy grande en el monto final", dijo Mainzer.

En la misma línea, la presidenta de CFA Society Uruguay, Bárbara Mainzer, señaló a El País que “lo que uno ahorre al principio de la vida tiene un impacto muy grande en el monto final”, por lo que recomendó que “cuanto antes se empiece mejor”.

A modo de ejemplo, la especialista en finanzas explicó que el ahorro desde edades tempranas “es como una bola de nieve: empieza chiquito, va creciendo cada vez más y cuanto más recorrido tengas más grande va a terminar”.

CÓMO CALCULARLO

"Si trabajás más, podés gastar más"

Para Stephanie Shellman, "invertir es como viajar en avión porque tenemos que ir lejos y para asegurarnos una jubilación digna no vamos a llegar caminando". De acuerdo con la especialista, "lograr un futuro digno depende de cuánto ahorrás por año y el número de años que ahorrás también es importante".

Para definir cuánto podría gastar la persona de forma sostenible durante toda su vida debe calcular los años de trabajo sobre sus años de vida y así definir el gasto. Por Ejemplo: una persona de 30 años que vive hasta los 90 (tiene que financiar 60 años de vida), va a poder gastar solo un 50% de su salario. Si uno va aumentando los años de trabajo sobre los años de vida ese monto va subiendo, es decir que si trabaja 10 años más eso ya le permite gastar un 67% del salario, siempre asumiendo que invirtió durante todo ese tiempo.

La forma en cómo invirtió la persona también es un aspecto clave según Shellman. Siguiendo con el ejemplo anterior, si ese joven de 30 años trabaja hasta los 70 años y vive hasta los 90 e invierte a una tasa asumiendo inflación (2,5%), puede gastar un 67% del salario. En cambio, si eso lo hace a una tasa de un 6% anual, el monto que puede gastar de su salario todos los años aumenta significativamente al 81%.

OPCIONES. En Uruguay “nunca nadie pensó en esto antes”, dijo Shellman por lo que señaló que “hay un problema de oferta y demanda que es como un círculo vicioso”. Dado que por un lado, los proveedores de servicios financieros “no ven demanda de jóvenes interesados y estos a su vez no ven oferta de productos”.

Es por esa razón —que según Shellman— “hay pocas opciones” de productos de este tipo en el país. Explicó que en algunos casos la complejidad está dada porque los jóvenes no cuentan con los capitales mínimos necesarios que las ofertas de inversión del mercado ofrecen.

En este sentido, la experta recomendó dos empresas —Paullier Online y Maiorano & Cía.— que ofrecen el mismo producto: los fondos de inversión (managed index portfolios) de la compañía BlackRock. Esta empresa es la primera gestora de fondos en el mundo y según Shellman “es una de las más grandes y fuertes”.

A su entender, este producto es “el más interesante” para los jóvenes uruguayos que estén pensando en invertir para su jubilación y que cuenten con “montos chicos de dinero”, dado su “bajo costo” (la comisión total ronda el 1,22%) en comparación con otros fondos ofrecidos en Uruguay (que rondan el 2%), además de que no paga impuestos.

“Típicamente no recomiendo los productos o seguros de ahorro e inversión que hoy hay en plaza porque tienen costos altos y son muy inflexibles”, señaló Shellman, un aspecto que remarcó como clave al elegir cómo planificar la jubilación.

Según Shellman, productos como la renta vitalicia previsional del Banco de Seguros del Estado (BSE) y otros instrumentos de ahorro, "no sirven para garantizar una jubilación digna" porque la tasa de crecimiento es muy baja y los costos operativos son altos.


¿Cuál es entonces la diferencia entre hacerlo a través de Paullier Online o de Maiorano? El primero —un discount broker con más de 20 años en el mercado— ofrece una plataforma digital y es la propia persona quien maneja los activos, por lo que es recomendable tener algún conocimiento previo.

En cambio, en Maiorano—broker con más de 35 años en plaza—diseñaron un producto llamado “Tu Plan”, pensado para el ahorro de gente joven en el que son los asesores quienes manejan la inversión.

Este producto no implica costos en caso de que la persona quiera salir de la inversión, hacer un retiro, ni exige aportes regulares anuales, además ofrece tres diferentes planes en función del perfil del joven (plan crecimiento, moderado y prudente).

consejos

Las cuatro preguntas clave antes de optar por un producto de inversión

Cuando aparecen oportunidades de inversión hay cuatro preguntas que la persona puede hacerse antes de decidir si va a apostar por ese instrumento o no. De acuerdo con lo explicado por Shellman, en primer lugar, si el producto ofrece una tasa de retorno muy alta lo que debemos preguntarnos es: ¿cómo logra esa rentabilidad tan alta? Es importante entender el funcionamiento del instrumento.

Según Shellman, los bancos tienen muchos depósitos pero no tienen dónde prestarlo, por lo que la segunda pregunta a hacernos es: si es tan buen negocio, ¿por qué no hay un banco interesado?

En tercer lugar y en caso de que la inversión no salga bien, la pregunta es ¿cómo puedo recuperar lo que aporté? Es decir, prestar atención a las garantías del instrumento y cómo me aseguro que esas garantías las puedo usar para recuperar mi dinero.

Por último, pero no por eso menos importante, debemos preguntarnos “la empresa que me está ofreciendo esa oportunidad de inversión, ¿está registrada ante el Banco Central?”. Para Shellman esto es fundamental, porque “en Uruguay hay muchos productos que se venden y no están registrados”. Esto deja desprotegido al consumidor.

“Si hay un problema y la empresa no está registrada, el BCUno va a estar ahí para ayudar”, indicó. 

En cuanto a los costos operativos, Paullier Online cobra US$ 24 por transacción pero no cobra por la cuenta, mientras que Maiorano cobra la cuenta (1% más IVA) y no las transacciones.

El mínimo requerido para operar en ambas empresas mencionadas es de US$ 5.000 lo que para Shellman “es un muy buen primer paso que recién el país está empezando a dar”, aunque lamentó que aún no haya más productos en el mercado para gente que tiene menos capital.

Desde Sura, Gerardo Ameigenda dijo a El País que la firma ofrece el fondo Conservador, un producto que “nació con el horizonte de ser un instrumento de ahorro previsional voluntario”. Se invierte el dinero en Unidades Indexadas y Reajustables, tiene un porcentaje en dólares y algo de Letras de Regulación Monetaria. La comisión es del 2%.

“Ha funcionado relativamente bien, los retornos han sido muy buenos pero no ha traccionado demasiado. Tiene la dificultad de que la gente ahorre pensando en un plazo un poco mayor”, explicó.

Acciones en pantalla de computadora, Bolsa, inversiones. Foto: Shutterstock.
Pensar en la jubilación no solo implica ahorrar sino además invertir para hacer crecer los ingresos. Foto: Shutterstock.

CONSEJOS PARA PLANIFICAR. La principal recomendación es el tiempo: empezar cuanto antes.

De acuerdo con la presidenta de CFA Society Uruguay "hay que prepararse con tiempo para la jubilación" y si bien Mainzer destacó como un hecho positivo el hecho de que la población sea cada vez más longeva, dijo que tiene la contracara de que se debe ahorrar más dinero para poder llevar adelante los gastos en la etapa de inactividad laboral. 

"La etapa final de la vida al igual que la inicial, son etapas de enorme vulnerabilidad. Al principio tenemos a nuestros padres, pero la realidad es que en el final de la vida muchos no vamos a poder valernos por nosotros mismos, por eso es importante prepararse con tiempo", indicó Mainzer.

POCO INTERÉS. De acuerdo con la especialista en finanzas, en general "hay muy poco interés" por parte de los jóvenes en pensar en planificar la jubilación, dado que es algo que lo ven "a muy largo plazo".

Sin embargo, Mainzer señaló que cuando a las personas les vuelve a interesar el tema "es cuando ya están cerca de la jubilación y ahí no podés hacer mucho". Es por esto que según la ejecutiva "es todo un desafío para los hacedores de política económica generar los incentivos para que la gente se prepare con tiempo".

No alcanza solo con ahorrar, sino que se debe también invertir para hacer crecer el dinero. 

"Cuando tu objetivo es de largo plazo, tenés un set de instrumentos financieros mucho más amplio", dijo Mainzer y explicó que si el dinero a invertir "lo vas a precisar dentro de 30 o 40 años, podés invertirlo en productos más volátiles y con mayor retorno esperado", dado que la persona tiene más tiempo para recuperarse de una potencial caída del activo.

los problemas

¿Cómo funcionan los productos de ahorro para la jubilación?

De acuerdo con Shellman, todos los productos de ahorro para la jubilación tienen una característica en común y es que prometen pagar un monto a cambio de una pequeña cuota mensual. "Típicamente son ofrecidos por empresas de primera línea y como consecuencia, el riesgo que no te paguen es bajo", dijo Shellman.

Sin embargo, según la especialista "hay varios problemas" con este tipo de productos. El primero es que "no te ayuda a hacer crecer tu dinero" dado que la tasa que paga "es baja", por lo general igual o menor a la inflación. "Como consecuencia, el regalo de reinversión que vas a recibir también va a ser chico".

A modo de ejemplo Shellman analizó el seguro de vida y ahorro que ofrece el Banco de Seguros de Estado (BSE) y realizó el siguiente simulacro: 

"Si hoy tenés 30 años, con una cuota mensual de US$ 82,05, el BSE se compromete a pagarte US$ 50.000 a los 65, o ese mismo monto a tus herederos en el caso que fallezcas antes de los 65". En este caso, la persona pagó US$ 82, 05 por mes durante 35 años, es decir que pagó al BSE US$ 34.461. El banco a su vez le pagó una tasa del 2% anual, pero a esos US$ 50.000 que se comprometió a pagar se le debe asumir la inflación (en este caso inflación histórica de 2,5% por año), por lo que ese monto al día de hoy valdría US$ 21.068. 

"Y aunque sea lo más probable que el BSE te pague ese monto cuando cumplas 65, es aún más seguro que ese monto no te va a dar para vivir en forma digna durante tu jubilación. De hecho, si asumimos que vivís hasta los 90 años, solo podrás retirar en forma sostenible US$ 70 por mes en dólares de hoy", explicó Shellman.

El segundo problema es que la persona debe comprometerse a pagar año tras año a través de una cuota mensual. "Aquí tenés que leer la letra chica pero, normalmente, si dejás de pagar, la empresa comienza a debitar tu cuota del monto de lo que has ahorrado hasta la fecha", dijo Shellman.

Por último, otro problema es que no se puede retirar el dinero antes de la fecha indicada en el contrato. "¿Qué pasa si querés dejar de pagar la cuota y retirar lo que has ahorrado?", se cuestionó Shellman y añadió que "otra vez es importante leer las condiciones. Normalmente hay una multa importante", concluyó.

LA PREGUNTA DEL EXPERTO: ¿Qué es el ahorro previsional voluntario y cómo funciona?

La regulación uruguaya establece la figura del Ahorro Previsional Voluntario (APV) que consiste en que las personas pueden aportar sumas de dinero, en su cuenta de AFAP, con el objetivo de aumentar o adelantar su futura pensión jubilatoria. 

Sin embargo, a diferencia de otros países, en la normativa uruguaya esta figura está gravada por el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto a la Asistencia a la Seguridad Social (IASS), lo que lo hace menos atractivo y además presenta ciertos problemas de liquidez. 

En este sentido, Mainzer explicó que "deberían incentivar el APV" y señaló que "si se cambiara un poco el régimen y se fomentara más, sería fantástico".
 
Además, relató que en otros países la herramienta funciona "muy bien" y "está al alcance de todo el mundo". Asimismo, destacó que los portafolios de inversión son manejados por "gestores profesionales, realmente de primera línea". 

¿Por qué no tiene éxito en Uruguay? Según Mainzer "hay una gran falta de conciencia del desafío al que nos enfrentamos y de que no nos va a alcanzar con la jubilación del Estado o con la de las AFAP". 

A eso se le suma que en Uruguay "no hay cultura de ahorro" y que además tiene impuestos. Para revertir esto, Mainzer sugirió mayor educación financiera, cierta flexibilidad de retiro de dinero en casos extremos y mayores incentivos impositivos, "que cobres el sueldo y puedas aportar antes de la retención de impuestos", explicó. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados