"BOOM IMPENSADO"

Hacen juegos de mesa para adultos y quieren exportar a toda la región

La pasión de una familia numerosa que amaba jugar a distintos juegos de mesa que se transformó en vocación. Dos hermanos dejaron sus trabajos para crear un juego: El Erudito. Fue el primero de la serie que hoy comercializa Juegos Maldón, su compañía.

Juego de mesa El Macanudo
Juego de mesa de Maldón. Foto: La Nación

Candelaria y Agustín Mantilla provienen de una familia numerosa -son cinco hermanos- que amaba jugar a distintos juegos de mesa. Esta pasión se transformó en vocación cuando Candelaria decidió correrse del mundo de la publicidad y convocó a Agustín, que trabajaba en una empresa de telefonía, para crear un juego: El Erudito. Fue el primero de la serie que hoy comercializa Juegos Maldón, su compañía.

Según contaron en el programa "Comunidad de Negocios",  de LN+ , los primeros en jugar fueron sus amigos y familiares, una prueba de fuego que pasaron airosos. Como recuperaron la inversión inicial de $100.000 argentinos en seis meses, decidieron hacer otro. "Imprimimos 2000 juegos que se vendieron en los primeros cinco, seis meses, y dijimos ´che, esto puede funcionar'", afirmó Agustín.

En cuanto a la forma de comercialización. eligieron mostrarse en librerías como El Ateneo, Jenny y Cúspide, ya que en las jugueterías los juegos de mesa eran para niños. Y su siguiente creación fue El Macanudo, con ilustraciones de Liniers.

"El Macanudo fue difícil porque queríamos hacer un juego en el que el fanático tuviera muchas tiras y que el que no conoce pudiera jugar igual. En general, las ideas de los juegos surgen rápido. El tema es que después hay que probarlos hasta ajustar reglas. Todo eso es lo que lleva por ahí más tiempo que es lo que la gente no ve. Desde la idea original de un juego hasta lo que sale al final por ahí se transformó tres veces en el medio en distintas cosas", explicó Candelaria.

Y en cuanto a sus planes futuros confiaron que quieren aumentar las exportaciones a la región después de que en 2017 hicieran su primera exportación a Chile y Perú, tras recibir un premio del Centro Metropolitano de Diseño y el premio Mercurio de Marketing.

"La idea es producir acá y vender afuera. Apuntar más a afuera", dijo Candelaria y Agustín sumó que buscan regionalizarse, apuntar a Latinoamérica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)