IMPACTO

A Lime no le preocupa que México planee aplicar IVA a economía digital, dice su presidente

En el proyecto de presupuesto para 2020, el gobierno de López Obrador estima que, si se aplica el IVA a las firmas de economía digital en el país, estas podrían dejar ingresos por 4,394 millones de pesos (unos US$ 226 millones de dólares).

La llegada de Lime hará crecer de manera significativa la cantidad de monopatines en Montevideo. Foto: Francisco Flores
La empresa está presente en seis países en Latinoamérica, incluido Uruguay. Foto: Francisco Flores - archivo El País 

A Lime, una firma estadounidense de alquiler de monopatines eléctricos presente en más de 100 ciudades en el mundo, no le preocupa el plan del gobierno mexicano para que la economía digital pague impuestos, dijo su presidente el miércoles.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador planea cobrar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) -del 16%- a las operaciones realizadas en la economía digital, incluido el comercio electrónico, el transporte y el alquiler temporal de viviendas, a fin de engrosar los ingresos tributarios.

En los últimos años, la economía digital ha crecido de forma exponencial, por lo que varios países ya cobran impuestos a firmas como Amazon, Google o Uber.

"Tenemos regímenes fiscales en todo el mundo, desde impuestos muy altos en Europa hasta más modestos en Estados Unidos y no han tenido un impacto en el crecimiento de la empresa", dijo Joe Kraus, presidente de Lime, que opera en 120 ciudades de 30 países alrededor del mundo.

"No estoy tan preocupado por el impacto (de la aplicación del IVA) en el crecimiento de Lime", agregó el ejecutivo vía telefónica desde Guadalajara, capital del estado occidental Jalisco.

En el proyecto de presupuesto para 2020, el gobierno de López Obrador estima que, si se aplica el IVA a las firmas de economía digital en el país, estas podrían dejar ingresos por 4,394 millones de pesos (unos US$ 226 millones de dólares).

Lime, con operaciones en el balneario Puerto Vallarta, ubicado en la costa del Pacífico mexicano, abandonó a mediados de este año la capital mexicana acusando al gobierno local de no generar "certeza jurídica" y de falta de "claridad en la regulación" que termina siendo perjudicial para la industria.

Kraus, quien asumió recientemente el cargo de presidente tras desempeñarse como director de operaciones, dijo que esperan regresar a Ciudad de México, a la que consideró un "gran mercado". Pero mientras eso sucede, lanzarán próximamente operaciones en Guadalajara, una de las ciudades más pobladas del país después de la capital.

El ejecutivo de 48 años sostuvo que Latinoamérica, donde la empresa está presente en seis países -incluido Uruguay- y ocho ciudades, es un gran mercado para la micromovilidad, que incluye también bicicletas eléctricas o autos compartidos, servicios que también ofrecen.

"2.500 millones de personas en los próximos 30 años se estarán mudando a las ciudades y la mayor parte de esa urbanización no está ocurriendo en Estados Unidos o Europa, sino en América Latina", dijo Kraus. "La infraestructura en varias ciudades latinoamericanas tiene que pasar a la micromovilidad".

Cuatro de las 20 ciudades más pobladas del mundo están en América Latina, que tiene el vergonzoso honor de tener varias de las urbes con peor tráfico en el planeta, incluida Ciudad de México.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error