Aniversario

El “llanto” del presidente de la Cámara de Industrias ante el “frágil momento” del sector

El presidente de la CIU cuestionó que “el ambiente de negocios se ha deteriorado significativamente en los últimos años, y lo peor, es que no hay perspectivas de cambio”. 

Gabriel Murara, presidente de la Cámara de Industrias. Foto: archivo El País.
Gabriel Murara, presidente de la Cámara de Industrias. Foto: archivo El País.

En su 120° aniversario, la Cámara de Industrias (CIU) planteó que “gran parte” del sector atraviesa un “frágil momento” con un “proceso de deterioro de la rentabilidad” que es “persistente y no tiene perspectivas de cambio”, a lo que se suma que la “capacidad ociosa promedio en la industria” ha “caído a niveles mínimos históricos”. Así lo señaló el presidente de la CIU, Gabriel Murara, en el acto que la gremial celebró en la noche de este lunes.

“Muchas empresas” están con “resultados negativos” y las que tienen resultados positivos, sus “niveles de rentabilidad no están acordes al riesgo asociado al negocio industrial”, agregó en su discurso el dirigente gremial. 

“Hace poco tiempo, y debido a mis declaraciones, fuimos catalogados de llorones”, dijo Murara y enfatizó: “Lloro por las empresas pérdidas, y por los puestos de trabajo que cientos de uruguayos perdieron. No creo estar equivocado”.

"Cuando la industria declina, las oportunidades laborales también se resienten, aspecto que se hace más evidente en ciudades del interior, donde las empresas industriales son las principales generadoras de empleos de calidad y de alta remuneración", añadió sobre este punto. "No es un fenómeno exclusivo de la industria, pero junto con la construcción, somos los que hemos perdido mayor cantidad de trabajadores y horas trabajadas", insistió Murara. 

El presidente de la CIU cuestionó asimismo que “el ambiente de negocios se ha deteriorado significativamente en los últimos años, y lo peor, es que no hay perspectivas de cambio”, ya que no ve un “plan” para modificar los “aspectos estructurales que quitan el atractivo a invertir en el negocio industrial” como “el frente fiscal, las empresas públicas y sus tarifas, las relaciones laborales y la firma de nuevos acuerdos comerciales”.

Además se quejó de lo “paradójico” de que estos aspectos de competitividad “son corregidos para atraer a las empresas grandes, de alta tecnología, de origen extranjero”. Si bien se pronunció “a favor” de este tipo de inversiones, criticó que esas “no deberían ser condiciones excepcionales” sino las “habituales”.

“Si una empresa con gran escala, de tecnología de punta, con los mejores estándares en gestión empresarial lo necesita, con mucha más razón nuestras pequeñas empresas”, agregó Murara en referencia a la finlandesa UPM.

Hizo mención también a los cambios a la ley de Inversiones —que otorga beneficios impositivos— que hacen “más complejo el acceder a los beneficios”.

El presidente de la CIU, por otro lado, cuestionó el sistema de relaciones laborales, ya que “potencia el conflicto”. Por eso pidió “cambiar las reglas de juego durante los conflictos” para que se parezcan a otros países ya que “lo de Uruguay es casi único”.

"Cualquiera de nosotros, como empresarios, deseamos prosperar junto a nuestros trabajadores, sin tener que vivir en un conflicto permanente", dijo. 

"Cualquiera de nosotros, como empresarios, deseamos prosperar junto a nuestros trabajadores, sin tener que vivir en un conflicto permanente". 

El Consejo Directivo eligió a Murara como presidente. Foto: Darwin Borrelli
Gabriel MuraraPresidente de la Cámara de Industrias

“Esto no se soluciona si no hay una fuerte voluntad política que impulse los cambios que la producción necesita. No se arregla con pequeñas medidas. Lamentablemente la bonanza se acabó y la realidad nos golpea muy duro” y si se sigue por este camino “seguirán cerrando industrias y seguirá quedando gente sin trabajo”, finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)