MARÍTIMAS 

El 26 llega crucero de propiedad horizontal

En pocos días más tendremos en Montevideo y en su cuarta visita al crucero residencial “The World”, con gran parte de sus copropietarios a bordo realizando otro de sus habituales periplos sin fin, porque esa es su nave y su residencia permanente.

The World”
The World”

Arribará al puerto el próximo 26 de febrero y al día siguiente seguirá a Punta del Este donde permanecerá hasta el 1º de marzo. Es un barco excepcional para gente diferente, porque además de disponer de potencial económico para invertir 7 millones de dólares en un apartamento, son gente que toma el mar y los barcos de buen agrado todo el tiempo, seguramente muchos de ellos han sido desde adolescentes devotos del yachting y han tenido sus propios yates.

EL BARCO

“The World” de 196 metros de eslora, tiene 12 cubiertas para disfrute de los viajeros que van de la cubierta 4 a la 12. Los apartamentos están ubicados entre la cubierta 7 y la 10 y parte de la 11.
El barco tiene 110 apartamentos, además de 88 suites de diferentes dimensiones para los huéspedes o invitados, con una capacidad total para 300 viajeros.

Hay cinco clases de apartamentos: 41 apartamentos son de 110 metros cuadrados con dos dormitorios, baños más veranda y jacuzzi; luego hay 45 apartamentos de 125 m2; cuatro de 164 m2; tres de 181 metros; y 10 de 257 m2, estos son los que cuestan alrededor de 7 millones de dólares. Y los de los invitados van de los 24 a los 88 metros cuadrados. Se contrataron diferentes arquitectos para su decoración y los hay de diferentes estilos, todos lujosa y ricamente decorados con estilos de muebles báltico, ruso, francés, continental, y mezclas también de estilo francés y chino. Cada apartamento ha sido amueblado y decorado con la participación y estudio de numerosos especialistas analizando la persona que lo compró, sus gustos y su ingenio artístico, respetando el ambiente marítimo, y otras muchas consideraciones. Entre estas últimas se incluyeron en el año 2002, cuando se construyó, largas conversaciones de los decoradores con los interesados que abarcó historia, música, refinamientos culinarios, inquietudes culturales y estudios universitarios. De todo esto surje la decoración de cada apartamento. Los precios de estos aposentos van de 2 a 7 millones de dólares. Un mundo de expertos intervino en su diseño y amoblamiento en arte, ciencia, tecnología, sociología, dibujantes, diseñadores, una troja de profesionales inteligentes tocados por la varita, que, presumimos, deben haber obtenido honorarios que alegraron sus corazones.

Todos los apartamentos tienen cocinas muy cómodas, de manera que se puede llevar personal propio a bordo o llamar al chef del barco para cocinar cuando se desee. Tambien hay chefs invitados a dar clases a bordo para los pasajeros que deseen interiorizarse con la cocina. Los invitados pueden tomar tiques para 30, 60, 100 y 200 días. A diferencia de otros barcos, “The World” permanece en puerto uno o varios días en sus 60 escalas alrededor del mundo. A este barco le llaman el “buscador del sol” por el sentido de la navegación, es decir siempre buscando la primavera y el verano.

El barco costó 262 millones de dólares en el 2002, tiene 196 metros de eslora, de calado 22 pies, 43 mil toneladas de desplazamiento, y 320 tripulantes, Entre tripulantes y pasajeros lleva un total de 620 personas.

VINOS JUANICÓ

El crucero “The World” vino a Montevideo en viaje inaugural el 4 y el 19 de diciembre de 2003, y una circunstancia muy especial hizo que lo visitáramos. Invitados por la agencia turística Bueme’s tuvimos ocasión de participar en una ceremonia de degustación de vinos presentada por Establecimiento Juanicó que contó con la presencia de un grupo de invitados uruguayos y copropietarios del crucero. En un escenario sobrio, elegante y diferente, con champán y prestigiosos vinos de esta bodega, tuvieron al término de una amable cata una firme acogida por parte de gente que sabe manejarse con vinos muy selectos de todo el mundo. Supimos luego que lo más importante fue que las Bodegas Juanicó colocaron a bordo una partida de muy selectas variedades de nivel internacional, dejando así rastros de la calidad vinera uruguaya entre gente del primer mundo.

Fue un encantador suceso y un valioso e inteligente aporte de como llegar, o mejor aún, de como salir afuera con nuestros productos. El grupo local visitante estaba integrado, entre otros, por el fundador Juan Carlos Deicas, Fernando Deicas (h), René Buoncristiano, directora de Bueme’s, el gerente turístico de ingresos, Alberico Saldivia, el C/N Jesús de Armas, subprefecto del Puerto de Montevideo, la Dra. Ana Casal y nosotros. Hechas las identificaciones, el grupo local realizó un corto tour por el barco dirigido por una experta anfitriona que ofreció detalles paso a paso, y cuyo recorrido incluyó la visita a un apartamento aún no vendido de 126 m2 de 2.2 millones de dólares con gastos comunes anuales de 152 mil dólares. Se nos pidió que dejásemos la cámara y el grabador en la oficina a lo que nos opusimos, tras lo cual se nos pidió nuestra palabra de honor que no tomaríamos fotos ni haríamos grabaciones; le dijimos que sí, no fue suficiente sino que tuvimos que expresar bien claro: “Damos nuestra palabra de honor de que no tomaremos fotos ni haremos grabaciones a bordo de la nave”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)