BOLSA DE NUEVA YORK

Lyft se desplomó más de un 11% en su segundo día de cotización en bolsa

La empresa de transporte bajo demanda Lyft se desplomó un 11,83 % ayer al cierre de las operaciones en la Bolsa de Nueva York en el segundo día que cotizó en Wall Street. 

Lyft sale a bolsa
Lyft

Al final de las operaciones a viva voz en el parqué madrileño, la compañía se había dejado US$ 9,26  y terminaba en US$ 69,03, por debajo del precio inicial de US$ 72  que sentó el pasado viernes para su debut en la bolsa y muy lejos de los US$ 87,24 de su primera cotización ese mismo día.

Los inversores apostaron desde el inicio por las ventas de los títulos de la tecnológica con sede en San Francisco (California, EE.UU.) tras un tibio arranque en bolsa el pasado viernes que cerró con un ascenso del 8,74%, menos de lo esperado por la expectación en torno a su salida a los mercados.

Desde primera hora de la mañana las acciones de Lyft se depreciaron en bolsa entre un 10% y un 11%, por lo que terminó la sesión con una capitalización de mercado de US$ 19.600 millones, lejos de los más de 24.000 que consiguió en su primera jornada en el mercado.

El pasado jueves, Lyft estableció un precio de salida de US$ 72 después de haber estado barajando una horquilla de entre US$ 70 y US$ 72 para sus títulos.

En el folleto que presentó ante la Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), la compañía estableció un intervalo inicial de entre US$ 62 y US$ 68 para los más de 30 millones de acciones con los que regó Wall Street.

Sin embargo, el interés de los inversores en las rondas de contacto previas a la operación pública de venta de la firma disparó su precio de salida.

Lyft se convirtió el viernes en la primera de los llamados "Unicornios" -empresas valoradas por encima de US$ 1.000 millones antes de cotizar en el mercado- en salir a bolsa en 2019, cuando se espera que este año también debuten otras joyas de Silicon Valley como Uber, Slack y Pinterest.

Aunque consiguió una capitalización por encima de los US$ 24.000 millones, los inversores mostraron sus dudas por una compañía que presenta interrogantes sobre la viabilidad de su modelo de negocio, ya que en 2018 perdió US$ 911 millones con una facturación de US$ 2.200 millones.

Como advertían diversos analistas, los inversores mostraban mayor interés en entrar en ofertas con mucha expectación para vender después rápidamente, algo que se demostraba desde primera hora de este lunes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)