EN NUEVE MESES

Menor presión fiscal y estrategia de venta llevan a Nike a cuadruplicar su beneficio

La firma de ropa deportiva Nike prácticamente cuadruplicó el beneficio en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, hasta finales de febrero, y ganó US$ 3.040 millones gracias a una menor presión fiscal y a su estrategia de venta directa al consumidor. 

Nike. Los de Óregon facturaron US$ 30.601 millones el último año. (Foto: Google Images)
Nike. Foto: Google Images 

La compañía desgranó que la ganancia por acción en ese periodo fue de US$ 1,87, frente a los 48 centavos que logró en los mismos nueve meses del ejercicio anterior, en los que sus beneficios ascendieron a US$ 796 millones.

Los gastos relacionados con las tasas impositivas se redujeron fuertemente: en estos nueve meses, Nike tuvo que restar a sus resultados US$ 518 millones, mientras que en las mismas fechas de 2018, a consecuencia de la reforma fiscal de EE.UU., recortó un montante de US$ 2.314 millones.

La facturación de Nike en estos nueve meses, acabados el 28 de febrero, alcanzó los US$ 28.933 millones, lo que representa un 9% más en comparación con los US$ 26.608 millones ingresados en ese tramo el año anterior.

El jefe financiero de la firma, Andy Campion, que también es vicepresidente ejecutivo, destacó que el negocio de venta directa al consumidor está generando crecimiento en todos sus mercados geográficos, "liderados por un impulso continuado en China".

Las ventas totales en China aumentaron un 25%, sin tener en cuenta el cambio de divisa; en Asia-Pacífico y Latinoamérica un 14%; en Europa, Medio Oriente y África un 12% y en Norteamérica un 7%.

"Seguiremos invirtiendo en capacidades clave para encauzar la transformación digital de Nike y potenciar un crecimiento fuerte y rentable el próximo año y en adelante", agregó.

De acuerdo a los analistas, Nike está intentando vender todo lo que puede directamente a los consumidores, bien desde sus propias tiendas o bien por internet, estrategia que se refleja en la apertura de tiendas, entre ellas un centro inmersivo en Nueva York que combina la experiencia de compra tradicional con la "app" móvil.

El presidente y consejero delegado de la compañía, Mark Parker, se refirió a los resultados del tercer trimestre como especialmente buenos, impulsados por su "capacidad de ampliar la innovación a un ritmo más rápido y expandir las experiencias digitales para el consumidor en todo el mundo".

En ese sentido, entre diciembre y febrero, el periodo que más seguía Wall Street, Nike se anotó US$ 1.101 millones en beneficios (68 centavos por acción) y revirtió las pérdidas de US$ 921 millones (57 centavos por acción) que tenía en esos tres meses del ejercicio previo.

Las ventas en ese trimestre, el tercero de su año fiscal, aumentaron un 7%, hasta los US$ 9.611 millones.

Aunque los beneficios coincidieron con lo esperado por los analistas, la facturación se quedó por debajo, especialmente en Norteamérica, y al cierre de la sesión en Wall Street, el valor de los títulos de Nike descendía un 3,5% en las operaciones electrónicas del mercado secundario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)