NO SE PREVÉ UN REPUNTE

Mercado de crédito al consumo sufrió una desaceleración en 2017

Cae el número de préstamos por persona y el peso de cuota sobre el ingreso.

Según los datos de todo el sistema, el crédito a familias asciende a US$ 7.100 millones. Foto: Archivo
Según los datos de todo el sistema, el crédito a familias asciende a US$ 7.100 millones. Foto: Archivo

Aunque la economía uruguaya logró una mejoría en 2017 y retomó niveles de crecimiento tras casi dos años de estancamiento, el mercado de crédito al consumo cierra el año con una desaceleración y "no aparecen signos de que pueda recuperar firmeza a corto plazo". Esa es la conclusión del último Monitor de Mercado de Crédito al Consumo (MMCC) que realiza de forma trimestral la empresa Pronto!.

"Pese a la reactivación del consumo y la mejora en los ingresos, el crédito a las familias (vivienda, consumo y autos) ha tenido escaso dinamismo en 2017, y la evolución del crédito a las familias da una tasa de aumento de 7% medido en pesos corrientes", indica el informe. Dicho crecimiento interanual según datos cerrados a septiembre, es inferior al 8% alcanzado un año atrás y notoriamente menor que los aumentos observados en los años previos —llegó a crecer arriba del 20% en 2011 y 2013, y luego siempre se mantuvo por encima del 10% con excepción de 2016—.

De acuerdo con la información de Pronto! "el crédito a las familias de todo el sistema se mantuvo estabilizado en el último semestre (marzo-septiembre) con un stock de US$ 7.100 millones".

Mientras que la encuesta trimestral de mercado que realiza la empresa financiera —que abarca familias que habitualmente son tomadoras de créditos al consumo— reveló que el porcentaje de personas que cuenta con algún tipo de crédito vigente (préstamos, tarjetas de crédito y/o órdenes de compra) se continúa reduciendo: era 84% en el primer trimestre del año, bajó a 81% en el segundo y tuvo una leve suba a 82% en septiembre, pero en esta última edición volvió a caer hasta el 78%. Se trata del segundo menor nivel de este indicador desde que se realiza la serie histórica (julio 2009), solo superior al 76% alcanzando en septiembre de 2013.

A su vez, la proporción de personas que tienen algún tipo de préstamo amortizable vigente (préstamos en efectivo u órdenes de compra) también registró una baja en diciembre al ubicarse en 57%. Este indicador ha venido en franco descenso durante el año: en marzo estaba en 70%, en junio bajó a 61% y en septiembre a 60%.

Por su parte, la cantidad de créditos vigentes entre las personas que cuentan con algún tipo de endeudamiento registró una baja al cierre del año de 0,2 puntos porcentuales (era 2,3 en septiembre y cayó a 2,1 en diciembre). El promedio de tarjetas de crédito vigentes en los segmentos analizados se mantuvo incambiado en 1,8.

También bajó el ratio que representa el peso que tiene la cuota por préstamos, órdenes de compra o pagos mínimos de tarjeta de crédito, sobre el ingreso mensual total de la familia. Tras una fuerte suba en el tercer trimestre (de 27,8% a 33%), en diciembre se redujo al 28%.

Al tiempo que la cantidad de personas que manifestaron estar dispuestas a cancelar la totalidad de su endeudamiento en los próximos cuatro meses se mantuvo estable al cierre del año en 15%.

En base a todos estos datos relevados, el informe del MMCC de Pronto! sostiene que "se mantiene la desaceleración" del mercado de crédito al consumo al finalizar 2017, mientras se observa "una tendencia de mayor incremento de la deuda per cápita que de la cantidad de deudores".

Un 18% piensa tomar créditos en el corto plazo.

Según el relevamiento de Pronto! el porcentaje de personas que presentaron propensión a contraer créditos a futuro registró una baja en el trimestre final de 2017 y se ubicó por debajo del nivel alcanzando un año atrás. El indicador cayó al 18% cuando en junio estaba en 20% y en diciembre de 2016 era un 24% de los usuarios del sistema de crédito que tenían previsto contraer un endeudamiento en el futuro cercano.

Entre quienes respondieron que tomarán préstamos, el principal destino del dinero será refacciones del hogar (23,2%). Luego aparecen otras razones como comprar comestibles (13%), pagar otros préstamos o tarjetas (11,6%), comprar vestimenta, vacaciones y para las fiestas (todas con 8,7% de las respuestas).

Los encuestados que no prevén contraer un crédito a corto plazo, plantean como principal motivo que no lo necesitan (36,6%), seguido por quienes dicen que prefieren cancelar cuentas pendientes (21,1%).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)