HAY SECTORES DONDE HOY PRODUCIR GENERA PÉRDIDAS

Los “motores de la economía están con un problema mayor”

“Las empresas uruguayas privadas que no pueden competir se mueren”, dijo Diego Balestra, presidente de la Confederación de Cámaras Empresariales.

Diego Balestra
Diego Balestra, presidente de la Confederación de Cámaras Empresariales. Foto: Ariel Colmegna.

La actividad económica crece a un ritmo más lento, según las estimaciones de gobierno. Sin embargo, los indicadores oficiales revelan que no hay mejoras en el nivel de empleo ni en la captación de inversiones y tampoco en el perfil del déficit fiscal. La situación es motivo de inquietud a nivel empresarial.

“Uruguay tiene tres grandes vertientes de recursos: agro, agroindustrial y comercio y turismo; ellos son los responsables de que el país se mueva. Y si de esos tres motores de la economía hay dos sectores que están seriamente comprometidos y otro sector importante, como es el turismo, que este año es muy difícil que repita el escenario fantástico del año pasado, estamos con un problema mayor”, afirmó el presidente de la Confederación de Cámaras Empresariales, Diego Balestra, en diálogo con El País.

PÉRDIDAS. hay sectores de actividad donde hoy producir genera pérdidas. En ese sentido, Balestra pone como ejemplo que “plantar una hectáreas de arroz es generar una pérdida de más de US$ 90 por hectárea y el productor debe plantar a pérdida para amortizar sus equipos, de modo que se está ‘comiendo su capital’ y cuando se termine el capital cierra porque se fundió”.

Balestra estima que Uruguay debe competir con otros países que “producen lo mismo que nosotros, como es el caso de Australia con quien compartimos las mismas circunstancias internacionales por la caída del precio de los commnodities, pero Australia implementó exitosas reformas estructurales para adaptar sus costos a ese nuevo escenario de crecimiento más moderado”.

El dirigente empresarial sostiene que Uruguay también precisa llevar adelante reformas estructurales. “No es un problema contra alguien, sino un problema a resolver a favor de todos”, sostuvo Balestra.

La Confederación de Cámaras Empresariales tiene ocho temas en su agenda de trabajo: competitividad y productividad, educación, inserción internacional, imagen del empresario y la empresa, relaciones laborales, infraestructura, seguridad pública y regla fiscal.

En educación, la entidad empresarial trabajó en la elaboración de una plataforma de cambios, muchos de los cuales hoy son impulsados a nivel de Eduy 21, un movimiento ciudadano, integrado por representantes de todos los partidos político, que tiene como objetivo comenzar a construir un acuerdo nacional educativo.

"En el tema de la educación está en juego el futuro del país independientemente del partido que esté en el gobierno, porque acá se trata de capacitar a la población, de volver al criterio de igualar las condiciones desde abajo y facilitar la inserción laboral desde la formación de los uruguayos”, dijo Balestra.

VISIONES ANTAGÓNICAS. La inserción internacional también es clave para generar oportunidades de inversión y desarrollo, señaló el dirigente empresarial, para luego reconocer que en el gobierno conviven las visiones antagónicas de apertura comercial y proteccionismo del mercado interno,

“No se puede pensar en defender un mercado interno de 3,5 millones de habitantes y sólo pensar que vamos a producir para esa población sin salir a exportar porque si el país se cierra el resto de los países también se van a cerrar, entonces siguiendo esa lógica cuánto tengo que producir para 3,5 millones de habitantes: cuánta carne, cuánto arroz, cuánta leche, cuánta lana se precisa… Y si tengo que producir poco de todo, cuánta gente tengo trabajando para ese poco de todo. Con esa visión limitada tampoco se genera demasiado trabajo, de modo que defender el mercado interno no tiene sustento, porque Uruguay tiene capacidad para producir muchas veces el nivel de consumo de Uruguay, por lo tanto nos debemos volcar al mundo y ser un fuerte exportador de bienes y servicios”.

Balestra reclamó que Uruguay “debe ingresar a muchos mercados internacionales en las mejores condiciones posibles y evitando con tratados el pago de aranceles multimillonarios como hacen nuestros competidores”.

Con el ingreso de Uruguay al Mercosur, “cerraron industrias con la pérdida de más de 70.000 puestos de trabajo, que fue el precio que pagó el país; el asunto es que el Mercosur no ha cumplido con las expectativas, que era el libre tránsito de personas y mercaderías. Y en vez de más y mejor Mercosur, fue menos y peor Mercosur porque todos tenemos presentes los problemas con Argentina y Brasil”.

Desde la Confederación de Cámaras Empresariales, hay una visión favorable hacia llos Tratados de Libre Comercio (TLC). “La falta de aprobación del tratado con Chile es absurdo e insólito, porque inclusive es un país asociado al Mercosur”, apuntó Balestra.

“Los tratados todos se deben estudiar y definir si son buenos para el país, luego para los sectores y por último hay que analizar el eventual problema para las empresas; hay que ir de más a menos porque no se puede bloquear al país por un sector específico o una empresa puntual”, indicó Balestra.

ENERGÍA. La cuenta energética también arroja números en rojo para el sector productivo. “Planteamos el precio del combustible puesto en la boya petrolera y a partir de allí sumar todos los impuestos, sin afectar la recaudación del Estado, pero el combustible que sale de Ancap más todos los impuestos no es competitivo y la ineficiencia luego se traslada a los costos de las empresas, y las empresas uruguayas privadas que no pueden competir se mueren”, concluyó Balestra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)