INN CONTENT PARA ESCOOL

Vuelta a clases a un clic y desde la comodidad del hogar

La papelería online Escool, pionera en su rubro, facilita el regreso a las aulas a través de sus distintos packs de útiles escolares, que el usuario puede personalizar a su gusto

Canasta escolar. Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Se acerca el final del verano, lo que significa que el regreso a clases está a la vuelta de la esquina. Para lograr un comienzo tranquilo y que sea un momento de disfrute para toda la familia es fundamental la organización.

Para enfrentar este desafío, Escool ofrece una solución ágil, sencilla e innovadora. Se trata de una papelería online que permite realizar todas las compras de la canasta escolar en pocos clics. Se destaca además por tener cargadas las listas de útiles de la mayoría de los colegios, es decir, que uno puede comprar su pack completo sin tener que incluir manualmente cada artículo.

Funciona de la siguiente manera: al ingresar a escool.uy, uno debe seleccionar el colegio dentro del listado, su grado y género. A continuación se despliega la lista completa sugerida que se ajusta a lo que solicita el centro educativo. Pero está no es fija, sino que se pueden variar los artículos según la preferencia de cada persona, ya sea en las unidades, como en marcas o productos en concreto.

Una vez lleno el carrito, se incluye los datos, dirección de envío y listo. En pocos minutos uno consigue gestionar la canasta de útiles escolares sin tener que moverse de su casa.

Si bien la plataforma contiene las listas de más de 70 colegios (cada uno sube entre seis a diez listados, lo que totaliza unos 500) tanto de Montevideo como del interior del país, en caso de que un usuario no encuentre la suya puede subirla y armar de manera manual su canasta, explicó el fundador del ecommerce pionero en su rubro, Adrián Meneses.

Funciona desde 2014 y desde entonces la firma crece de forma exponencial. Los números lo avalan. En 2019 hubo un incremento interanual del 48% y en enero de 2020 se experimentó un aumento del 40% respecto al mismo período del año anterior.

“Cuando sos el único, tener liderazgo es fácil, pero si bien nosotros fuimos los primeros en ofrecer este servicio, enseguida se sumaron otras empresas. Pese a que cada vez hay más competencia, todos los años seguimos creciendo y, en gran medida, es por nuestro diferencial”, aseguró.

Adrián Meneses, director de Escool. Foto: F. Flores
Adrián Meneses, director de Escool. Foto: F. Flores

El principal diferencial de Escool es su servicio completo. “Nuestro pack contiene todos los artículos que se piden en la lista, sin importar de qué índole sean. A modo de ejemplo, si un colegio pide una cubetera de hielo y una lata, la incluimos”, remarcó al agregar que ofrecen desde útiles escolares hasta alcohol en gel, piojicidas, medias y túnicas en su combo.
Por otro lado, son los únicos en brindar el servicio de forrado de los cuadernos, sin ningún costo extra.


“El valor principal que ofrecemos a los clientes es el tiempo. Los padres de hoy muchas veces no tienen ni un minuto libre. Esta opción les soluciona todo y les ahorra ir a distintos lugares a buscar los artículos”, señaló Meneses.

Otro factor decisivo es que trabajan con una gama de productos muy amplia. “Desde lápices marca Faber-Castell a otros más económicos”, indicó.

Estos son algunos de los atributos que lograron que el público se fidelice y que se sumen nuevos clientes año a año.

El costo de las listas ronda los $3.000, monto que permite el envío a todo el país sin cargo. Pero además, existen varios descuentos: 20% con el Club El País; 25% con BBVA (30% para clientes de tarjeta Black); y 10% para colegios que forman parte del programa de afiliación (son más de 20 instituciones educativas).

Una de las novedades más reciente es que se asociaron con Rappi para la entrega de útiles escolares.

Armar a gusto personal 

Las listas creadas son una sugerencia para el usuario, que se pueden adaptar de acuerdo a sus necesidades. Es común que incluyan útiles básicos como cartucheras, lápices o gomas de borrar que los niños pueden tener en sus hogares del año anterior.

“Siempre está presente la opción de que el cliente haga lo que quiera con ella, es completamente customizable. Si quiere quitar el producto o agregar otro, se puede hacer sin problema”, sostuvo.

Meneses remarcó que existen diferencias significativas entre un colegio y otro. “El listado para un alumno del mismo nivel entre uno y otro a veces no tienen nada que ver. Hay colegios que son muy artísticos y piden artículos de esa índole que son muy específicos”, puntualizó.

En contrapartida, lo que no falta en ninguna es el papel glacé, el block cartulina de colores y los artículos más tradicionales como lápices, goma, sacapuntas, cola vinílica y tijera.

La lucha por democratizar los materiales

El creador de Escool declaró que muchas instituciones educativas incluyen marcas en su listado. Meneses lucha por su eliminación para que sea más igualitario para todos los alumnos.

“Lo ideal sería que los colegios no pongan ninguna marca. En Chile eso está prohibido. Para mí hay que ir para ese lado, pasa que muchos colegios están casados con determinadas marcas y solo existen productos de esa firma. Es un estrés conseguir ese artículo determinado y en ocasiones más caro”, ahondó.

Agregó que este año intentará abordar este tema.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados