CONTROLES

Sepa cómo será el intercambio de información entre DGI y fiscos extranjeros

El organismo estima recibir datos de unas 150.000 cuentas en el exterior.

Expedientes acumulados en la Dirección General Impositiva. Foto: Fernando Ponzetto
La Dirección General Impositiva prevé enviar al exterior información sobre 100.000 cuentas. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Entre el 1° de abril y el 30 de junio más de 130 entidades financieras (como bancos, empresas de custodia o de inversión de activos financieros) reportaron a la Dirección General Impositiva (DGI) información sobre el saldo, promedio e intereses de las cuentas de sus clientes en Uruguay.

Se reportaron todas las cuentas nuevas o preexistentes (cuentas bancarias, custodias de activos financieros, participaciones en entidades de inversión y contratos de seguros) de los residentes (personas físicas o jurídicas) cuyo saldo al 31 de diciembre de 2018 o el promedio anual supere las 400.000 Unidades Indexadas (US$ 50.000 aproximadamente). En el caso de los no residentes no rige dicho límite salvo que se trate de cuentas preexistentes (que hubiesen estado abiertas al 31 de diciembre de 2016) por personas jurídicas y cuyo saldo o valor no superase ni en 2017 ni 2018 los US$ 50.000.

La información de las cuentas de residentes, la DGI la utiliza para cruzar datos y detectar inconsistencias en el pago de impuestos.

En tanto, los datos de los no residentes los intercambia con fiscos del exterior en el marco del intercambio automático de información tributaria que promueve la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

A su vez, por ese intercambio, el organismo también recibe información de cuentas de uruguayos en bancos en el exterior que las utiliza para fiscalizar. De hecho, esos datos ya dispararon un procedimiento (ver aparte).

En 2018 la DGI envió información de 25.805 cuentas de no residentes dijo a El País el director general de Renta, Joaquín Serra.

La DGI señaló que "la tasa de evasión descendió en el período 2003-2009". Foto: Fernando Ponzetto
Dirección General Impositiva.. Foto: Fernando Ponzetto

“A partir de que las entidades financiera informan el stock de personas físicas y personas jurídica podríamos estimar que en 2019 enviaremos al exterior información de unas 100.000 cuentas”, añadió.

A su vez, el año pasado, la DGI “recibió información de 18.585 cuentas en el exterior de residentes uruguayos provenientes de 49 jurisdicciones”, recordó Serra.

“Es difícil estimar cuánto vamos a recibir (este año) porque muchas de estas jurisdicciones también empezaron a enviar información por primera vez en 2018 por lo que no enviaron datos de cuentas de personas físicas cuyo saldo al 31 de diciembre de 2016 era inferior a US$ 1 millón ni cuentas preexistentes de personas jurídicas”, explicó el director de Rentas.

No obstante, “a partir del incremento de países con los que tenemos activados” el intercambio automático de información “y estas condiciones de los reportes podemos estimar que recibiremos (información de) unas 150.000 pero es una estimación”, agregó.

“La información de residentes en el exterior, se enmarca dentro de los compromisos internacionales asumidos por nuestro país en materia de intercambio automático de información.

En septiembre de este año, se intercambiará con 65 países y jurisdicciones de forma recíproca esta información (entre los que se encuentra Suiza) y con 30 países y jurisdicciones que solamente remitirán a Uruguay la información financiera pero no esperan recibirla de nuestra parte”, señaló Serra.

Es la primera vez que se intercambiará información con Suiza, país donde está uno de los mayores montos de depósitos de uruguayos en el exterior.

Secreto bancario.

Para acceder a los datos necesarios para el intercambio automático es que se aprobó a fines de 2016 la Ley de Transparencia Fiscal, que flexibilizó el secreto bancario y dispuso que las entidades financieras deban reportar a la DGI los saldos y el promedio anual de las cuentas por encima de determinado monto.

Bóveda de banco. Foto: Archivo El País
Bóveda de banco. Foto: Archivo El País

Aunque hay estándares de OCDE que deben cumplirse, al negociar el mecanismo de intercambio de información tributaria con otras naciones se fija el umbral de ingresos por encima del que se reportarán los datos bancarios.

Previo al intercambio automático de información, cada país tenía que realizar un pedido al otro para casos específicos y no había este trasiego de datos al barrer.

De hecho, previo a la entrada en vigencia de este esquema en 2018, durante 2017 la DGI había recibido un total de 40 solicitudes de información tributaria de parte de fiscos extranjeros, una cifra notoriamente inferior a los 103 pedidos recepcionados en el año previo y a la cantidad recibida en 2015, cuando le llegaron 92 peticiones desde el exterior.

Se trataba de pedidos de información a requerimiento con países con los que Uruguay tiene algún acuerdo de cooperación a nivel tributario, que permite a los fiscos extranjeros solicitar datos sobre los bienes o rentas de un contribuyente que está siendo investigado en su país de residencia.

A fin de 2018 había afuera depósitos por US$ 6.236 millones

Los uruguayos tenían depositados en bancos ubicados fuera de fronteras US$ 6.236 millones a fin de 2018, según datos del Banco Internacional de Pagos (BIS por sus siglas en inglés) procesados por El País. Eso marcó una caída del ahorro de familias y empresas uruguayas en el exterior, al punto que se alcanzó el menor nivel desde fin de septiembre de 2006. En el último trimestre de 2018, los depósitos de uruguayos en bancos del exterior bajaron 8,8% (US$ 604 millones menos) frente al tercer trimestre. La mayor parte del dinero estaba en Estados Unidos con US$ 3.931 millones, seguido por Suiza con US$ 985 millones. Completan los cinco primeros destinos: España (US$ 110 millones), Francia (US$ 75 millones) y Luxemburgo (US$ 67 millones). Los uruguayos tenían depósitos en bancos de 22 jurisdicciones al tiempo que otros US$ 898 millones estaban en países sin identificar por el BIS. Hay depósitos hasta en islas remotas, consideradas “paraísos fiscales” hasta hace algunos años.

Los datos ya sirvieron para indagar por IRPF
Cambian el mínimo no imponible, las franjas y las deducciones del IRPF. Foto: Gerardo Pérez

La Dirección General Impositiva (DGI) detectó “discrepancias” entre lo declarado por “una decena de contribuyentes” y los datos llegados del extranjero.

Según había informado e El País el pasado 3 de junio, hubo un par de citaciones y estaba previsto realizar controles sobre esas personas, para conocer si no hubo una subdeclaración al momento del pago del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por los rendimientos en el exterior.

Los uruguayos con cuentas en otros países o cualquier tipo de rendimiento de mobiliario (como bonos y dividendos de acciones, entre otros) deben tributar IRPF categoría I.

El impuesto grava los rendimientos e intereses a una tasa del 12% y cuando en el negocio no interviene un agente de retención (como bancos, organismos públicos o empresas que tributan el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas), el contribuyente debe realizar una declaración jurada mostrando esas rentas y pagar el saldo correspondiente.

Esa información junto con la enviada desde los fiscos extranjeros en el marco del intercambio tributario, es la que analiza la Unidad de Investigación de Personas Físicas de la DGI, una dependencia creada años atrás que se encarga de controlar a las personas de altos ingresos.

Los datos de las cuentas y rendimientos del exterior que llegaron a la DGI desde septiembre del año pasado, corresponden al ejercicio 2017.

Al cumplirse el criterio de aumentar al segundo año la información abarcada por el reporte en el convenio tributario con otras naciones, la DGI estima que este año tendrá más datos de uruguayos con rendimientos en el exterior para cruzar con la declaración de IRPF, además porque se incorpora Suiza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)