PARA EVITAR CONCURSO

Abengoa presenta hoy plan de reestructura

La multinacional Abengoa recabó el fin de semana los últimos apoyos a su plan de reestructuración, para presentar hoy ante un juzgado junto a la adhesión de los tenedores del 60% de la deuda con el objetivo de empezar a trabajar en su salvamento.

La compañía española (Teyma en Uruguay) se aproxima así al final del plazo de cuatro meses que la legislación española concede para conseguir un acuerdo con los acreedores antes de pasar a situación de concurso, que se cumple hoy. La empresa había presentado la solicitud de preconcurso de acreedores a finales de noviembre pasado.

En esos cuatro meses su poder ejecutivo cambió tres veces de manos y las negociaciones con los acreedores han conducido a un proyecto de futuro que transformará Abengoa desde el punto de vista de negocio, accionario y financiero.

Unas negociaciones que aún no están cerradas, ya que la compañía presentará al juzgado su proyecto junto a la adhesión de los dueños de al menos el 60% de la deuda — entre ellos, banca y bonistas, que suman el 40%—, por debajo del 75% que marca la ley.

Estas adhesiones se enmarcan en un acuerdo de espera por el que ambas partes renuncian a emprender acciones legales, una muestra de buena voluntad con la que la empresa espera conseguir un tiempo adicional para lograr la adhesión del 75% de la deuda.

Esta presentación en dos fases permitirá además poner inmediatamente en marcha el proyecto de reestructuración, imprescindible para aliviar la situación de liquidez, desbloquear las desinversiones y reactivar la política comercial.

La falta de liquidez, una de las cuestiones que arrastró a la compañía al preconcurso, es ahora menos urgente después de que un grupo de fondos concediera un préstamo de 137 millones de euros la semana pasada.

La reestructuración prevé una empresa más pequeña, centrada en la ingeniería y construcción, que se desprenderá de una serie de activos no estratégicos, entre ellos la división de biocarburantes. Uno de los escollos del proyecto era la gestión de la deuda, unos 9.000 millones de euros que tienen que quedarse en un tercio para que el grupo sea viable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)