MARÍTIMAS 

Acertadas medidas atraen los “tránsitos paraguayos”

Los ajustes de la ANP favorecen a sus barcos y cargas

El eterno femenino de una imaginativa pintora
ANP



Comencemos bien, felicitemos a las autoridades de la ANP y del MTOP por las recientes decisiones tomadas a favor del tránsito paraguayo que opera por el puerto de Montevideo, mejor dicho, por las correcciones que a tiempo se tomaron y nos pusieron a cubierto de riesgos incalculables.

Hace bastante tiempo que no estamos recibiendo buenas noticias del tratamiento que en el puerto de Montevideo se le está dando a los barcos y a la carga paraguaya. Justamente en una etapa en la que Paraguay está mostrando un fortísimo incremento de sus negocios con el exterior y sobre todo de sus exportaciones, en cuyas circunstancias por razones comerciales y por solidaridad con este más que centenario tránsito, debíamos obligarnos a una entrega fluida y eficiente de servicios portuarios. Más aún porque Paraguay, que está proyectando en la actualidad muy inteligentemente su plan económico de expansión comercial, por su potencia tiene la alternativa frente a Montevideo de optar por puertos argentinos, cuyo gobierno y autoridades se están manejando con ese país muy generosa y hábilmente para captar sus cargas, embarcaciones y servicios.



LOS PROBLEMAS. Los siguientes son algunos de los numerosos problemas que sufren los buques paraguayos en Montevideo,y solo hemos consultado un par de agencias marítimas:

-Sobrecostos de navegación del Río de la Plata.

-Congestión en los muelles públicos.

-Sitio de fondeo inadecuado.

- Costos exorbitantes.

-Precio del combustible.

Los sobrecostos de navegación solamente se pueden minimizar brindando calidad de servicios, eficiencia y bajos costos. Pero el principal problema que hoy enfrentan los barcos paraguayos es la congestión en los muelles públicos y los bajos rendimientos operativos, según sus propias afirmaciones.

Los buques fluviales deben operar en muelles públicos y/o en la terminal privada, de acuerdo a donde opere la bodega oceánica, un viejo problema no fácil de resolver y donde no nos queremos meter.

Se nos ha dicho que debido a las demoras operativas existentes, la ANP los manda fondear al dique cintura donde están todos los barcos hundidos y donde no hay profundidad sino más bien lodo. Se varan, garrean y rozan entre sí generándose roturas de palas de timón y pérdida de hélices al tomar contacto con todo tipo de elementos que se encuentran en el lecho. Puede que algunas de estas protestas que nos han llegado tengan un punto de excesiva amplificación, pero los hechos estan ahí, ocurren. Son hechos que por nimios que sean a toda costa debemos evitar y tener siempre presente como autoridad uruguaya, pero también como operador portuario privado, que el tránsito, cualquiera sea, es para todos, atrae la bodega oceánica favoreciendo directamente nuestras cargas de exportación e importación. 




ANP DISPONE
. En este andar inteligente y afortunado, donde se prendieron las lamparitas, la primera disposición de la ANP titulada “Muellaje a Barcazas de Bandera Paraguaya”, en su considerando establece que se está analizando la ampliación de las zonas habilitadas para el fondeo de embarcaciones que estén a la espera de desarrollar su operativa, y resuelve una baja de tarifa durante el tiempo de cada escala en que permanezcan sin operar.

La segunda, “Disposiciones Transitorias para incorporar al Reglamento de Atraque”, en el considerando establece que los representantes del sector privado de la República del Paraguay han hecho saber de las dificultades que transitan para operar en el puerto de Montevideo en lo que respecta a la disponibilidad de un lugar de fondeo exclusivo y seguro, a los elevados costos operativos y relacionados también al salvataje, y a las dificultades logísticas cuando operan en muelles públicos y termina concesionada, entre otras observaciones.

La Administración resuelve encomendar con carácter de urgente diligenciamiento al Área de Dragado con el asesoramiento de la Capitanía de puerto a proceder a la instalación de boyas de amarre y extensión de la zona de fondeo, y agrega al Reglamento de Atraque ciertas prioridades (nos preguntamos por las boyas).


CONCLUSIONES. Pero seamos optimistas y demos la bienvenida a esta serie de medidas y exhortemos a nuestras autoridades a:

-Velar por una política que favorezca el tránsito por el puerto de Montevideo.

-Acordar la transferencia de carga en tránsito entre la terminal y los muelles públicos favorecidos por un régimen de puerto libre.

-Dotar a los muelles públicos de equipamiento competitivo en régimen de libre concurrencia para aumentar los rendimientos.

Recordemos siempre que Montevideo tiene la ventaja competitiva de la profundidad de sus canales, lo que permite al armador oceánico un margen mayor de carga que puede destinar al tránsito.

Es fundamental el mantenimiento de canales y dársenas, y evitar como se dan en la actualidad, quejas por la falta de profundidad.




SALVACIÓN
. Como dijimos al principio, gracias a la oportuna intervención del MTOP y la ANP que han reaccionado rápida e inteligentemente frente al Convenio de Colaboración entre la AGP Argentina y la ANNP de Paraguay, que por su profundidad y ajuste ponía en riesgo el tránsito de cargas paraguayas por el puerto de Montevideo. Pero vale la pena que colguemos algunos de los beneficios comprometidos por AGP a la ANP:

-Corregir las trabas aduaneras.

-Establecer prioridades de atraque.

-Rebaja de costos.

Ataca todos los componentes que en su momento fueron las trabas para desarrollar el tránsito.

Así que dimos un paso valioso en defensa y protección del tránsito paraguayo que no debemos perder jamás.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)