“EL BARCO LES GANA”

Actividad se acelera y varios sectores salen de la recesión

El crecimiento de 1,1% del PIB desestacionalizado, es el más alto en 2 años.

La economía uruguaya se aceleró en julio-septiembre y marcó el mayor crecimiento en varios trimestres, a la vez que tres sectores interrumpieron la recesión en la que estaban. Según el informe de Cuentas Nacionales divulgado ayer por el Banco Central (BCU), el Producto Interno Bruto (PIB) creció 1,1% en el tercer trimestre del año en relación al segundo trimestre, y 2% frente a julio-septiembre de 2015.

Estos números reafirman que la actividad comenzó a recuperarse tras un período de estancamiento desde final de 2014, afirmaron los analistas consultados por El País.

El ministro de Economía, Danilo Astori, se mostró "muy contento" con el dato "porque sin establecer pronósticos autocomplacientes ni mucho menos, esta cifra supera nuestras expectativas". El gobierno tiene una estimación de crecimiento de 0,5% para 2016, que será superada. Si el PIB no crece en el último trimestre, la economía igual tendría una expansión de 0,9% en todo el año.

Astori agregó que "son cifras que alientan a seguir adelante, (aunque) obviamente queda mucho camino por recorrer" y reiteró que "hay que evitar la autocomplacencia pero es una buena cifra".

El asesor del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Gabriel Papa, dijo en su cuenta de Twitter que "en un mundo confuso y enojado, y en un barrio complicado (Argentina y Brasil están en recesión), Uruguay sigue creciendo. Y no es casualidad. Valorar para seguir cambiando el país".

La suba del PIB de 1,1% se trata del mayor crecimiento desestacionalizado desde el período abril-junio de 2014 (ver gráfico) y la expansión de 2% interanual es el mejor dato desde el tercer trimestre de 2015 (había crecido 4,2%).

Analistas.

"Este dato revierte parcialmente el escenario de estancamiento en el que estaba inmersa la economía desde hace un año", dijo el economista Santiago Rego de CPA Ferrere. Agregó que el desempeño en el tercer trimestre fue "sensiblemente mejor" que los últimos períodos y destacó el ascenso generalizado por sectores.

Florencia Carriquiry de Deloitte explicó que "los datos reafirmaron un buen tercer trimestre", con un repunte de la actividad incluso mayor al esperado. Señaló que hubo registros positivos en "todos los sectores salvo la construcción y todos los componentes de la demanda".

Los datos confirman la recuperación que "los indicadores líderes anticipaban desde el primer trimestre" del año, consideró el economista Aldo Lema de Vixion. Su colega de PwC, Mercedes Comas, indicó que hubo "un quiebre a mitad de año" y desde entonces muchas variables que evolucionaban negativamente se revirtieron.

Mientras que Guzmán Etcheverry del Centro Economía, Sociedad y Empresa del IEEM analizó que la mejora del PIB "fue en parte debido al verano financiero internacional que duro desde abril hasta octubre, con tasas de interés bajas, un dólar débil, y una percepción de riesgo estable". Pidió cautela y esperar una ratificación de los indicadores globales de 2016 para afirmar que hay un cambio de ciclo en la economía.

Para Pablo Moya de la consultora Oikos, hay una recuperación "en términos globales aunque si observamos al interior de los sectores el crecimiento fue muy pobre en relación al año anterior (entre 0,1% y 0,2%)", con la excepción de la categoría Transporte y Comunicaciones que empuja el registro global de actividad.

Sectores.

Según el BCU, el registro positivo del PIB obedeció al desempeño de los sectores Transporte, almacenamiento y comunicaciones junto con las Industrias manufactureras, y "en menor medida" a Agricultura, ganadería, caza y silvicultura. Eso más que compensó las caídas de Suministro de electricidad gas y agua y Construcción.

Para Lema "hubo una recuperación generalizada de sectores en el tercer trimestre frente al segundo", con las excepciones mencionadas. Analizó que la "aguda contracción" en Electricidad, gas y agua —cayó 6,5% y 1,9% en la comparación desestacionalizada e interanual— "restó crecimiento en la comparación con el segundo y tuvo una incidencia marginal en la expansión interanual".

Hasta el segundo trimestre había cuatro sectores de la producción que estaban en recesión (más de dos períodos en caída) y tres de ellos se recuperaron en este trimestre. Se trata de la Industria manufacturera que creció más frente al período previo que frente al tercer trimestre de 2015 (ver gráfico), en parte por el cierre de la planta de celulosa de Montes del Plata en el segundo trimestre.

La categoría Agricultura, ganadería, caza y silvicultura aumentó su producción en ambas mediciones, cortando una racha negativa que traía desde el tercer trimestre de 2015.

A su vez, el sector Comercio, restaurantes y hoteles incrementó su actividad en el comparativo desestacionalizada e interanual. En este caso el último registro positivo databa de inicios del 2015. El rubro que continúa en recesión es la Construcción, que cayó en ambas mediciones (lleva siete trimestres seguidos a la baja).

El sector Transporte, almacenamiento y comunicaciones mantuvo el sesgo expansivo de los trimestres recientes (+2,3% y +8,6% en la comparación desestacionalizada e interanual). Según la economista Gabriela Mordecki, esta categoría es la que más aporta al crecimiento global del PIB dado que "sigue aumentando en forma continua el uso de la telefonía celular y la transmisión de datos". Comas resumió: "antes decíamos que era una economía al impulso del viento y las comunicaciones. Ahora hay un crecimiento generalizado salvo la construcción".

EL PIB CRECERÁ POR ARRIBA DE 1% EN 2016, SEGÚN LOS ANALISTAS.

Mejoran las proyecciones; 2017 incierto.

El dato del PIB del tercer trimestre hizo que los analistas de forma unánime mejoren sus proyecciones sobre el nivel de actividad con el que cerrará 2016, y tengan una perspectiva más favorable para 2017 aunque advierten que persisten varias incertidumbres.

Santiago Rego de CPA Ferrere explicó que la economía tiene una base de crecimiento anual de 0,9%. Por la mejora de los indicadores sumado a que "la pausa financiera global se mantuvo", estimó un aumento superior a 1% del PIB en 2016. Todos los demás analistas consultados por El País concordaron en que se crecerá por encima de 1%.

Respecto al panorama hacia 2017, también hay coincidencia acerca de que la actividad aumentará más que en 2016. Pero, qué tanto más "dependerá fundamentalmente de la consolidación de la reaceleración mundial, los mayores precios de exportaciones, la expectativa de reactivación de Argentina y Brasil, y del efecto final del menor impulso implícito por el ajuste fiscal", consideró Aldo Lema.

Mientras que Mercedes Comas de PwC auguró "un crecimiento moderado" para el próximo año, con "algunas actividades que todavía van a seguir con dificultades como la construcción y algunas ramas industriales". Agregó que es "una incógnita" el impacto sobre el consumo del aumento de impuestos que regirá en 2017.

Pablo Moya de Oikos dijo que "es muy apresurado hacer proyecciones (para el año próximo) con tantas variables inciertas del lado internacional". Al tiempo que Florencia Carriquiry de Deloitte indicó que las proyecciones para 2017 deben ser cautas "porque los fundamentos externos se han deteriorado y la incertidumbre regional es grande".

El IEEM espera un aumento de 0,7% el año próximo. Guzmán Etcheverry advirtió que de continuar en ascenso las tasas de interés en Estados Unidos habrá "un efecto negativo para nuestro país", no incorporado aún en las proyecciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)