TRANSFORMAR PUESTOS LABORALES

Cómo adaptarse al "Uber del sector", sin perder personal

Empresas reemplazarán puestos de trabajo, pero relocalizarán empleados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El disparador de esta revolución es la tecnología, pero el "éxito será la gente". Foto: Reuters

La "cuarta revolución industrial" llegó y los robots reemplazarán a las personas en muchos puestos de trabajo. Las máquinas no requieren descanso, fines de semana libres o vacaciones, sino que pueden funcionar de forma ininterrumpida. Además, son más precisas y tienen una capacidad de procesamiento inalcanzable para la mente humana. Por otro lado, no pagan impuestos.

Pero no todo está perdido para la raza humana. Los robots necesitan de las personas para programarlas, innovar —la máquina no idea cómo hacerlo—, y discernir en lo que está bien y mal. La tecnología reemplazará puestos de trabajo, pero no a los trabajadores, que serán relocalizados dentro de las organizaciones. Esta conclusión es a la que llegaron ayer los expositores del evento "Competitividad, tecnología e innovación: Su impacto en la sostenibilidad del negocio" organizado por Deres.

Un estudio del economista del IEEM, Ignacio Munyo, divulgado el año pasado, determinó que el 54% de los empleos en Uruguay corren riesgo de automatizarse en los próximos 10 o 20 años. "No hay que pelear contra esto sino entender que es un gran desafío a nivel global", dijo Munyo en aquella ocasión.

El miércoles, el presidente del Banco Central, Mario Bergara se refirió en un almuerzo de ADM a que el cambio tecnológico generará transformaciones estructurales en la sociedad: obsolescencia de empleos, negocios que no poseen activos, mercados organizados a través de plataformas digitales, automatización, entre otras.

Señaló que "la dinámica tecnológica genera productividad pero también disrupciones" y desafíos tales como "¿a quién le vamos a cobrar impuestos? ¿Quién va a pagar aportes a la seguridad social?".

Pero también expresó que "todo lo que se va a producir con automatización alguien lo va a tener que comprar. Así que eso genera oportunidades".

"A todos nos va a llegar nuestro Uber", vaticinó el año pasado el presidente de Young & Rubicam (Y&R), Álvaro Moré. La llegada de la tecnología sacudió a muchos sectores industriales y abrió la discusión tanto sobre el futuro empresarial como el de la eliminación de puestos de trabajo.

En este punto, la directora ejecutiva de la Incubadora Sinergia, Paola Rapetti, concordó con que a todos les llegará su "Uber", pero lo ve como una fortaleza: "Uber es el que de alguna manera nos mueve la estantería para que mejoremos en los servicios que estamos ofreciendo, para que nos diferenciemos y estar a la vanguardia".

Para tener éxito en este proceso, indicó que es esencial anticiparse y reaccionar en temas de innovación. "Hay un 80% en anticiparse a lo que se viene y un 20% de ir reaccionado a las cosas que se van testeando en el camino", dijo.

El gerente general de Prosegur Seguridad, José Bello, aseguró que en el negocio de seguridad todo debería ser anticipación. "Como empresa tenemos que generar valor en nuestras propuestas y de esa manera anticiparnos", acotó.

En esta misma línea, el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, remarcó que es un desafío mayor cuando se está innovando desde cero, sin tomar ejemplos de otros países. En el proyecto de redes inteligentes, que funcionan con energías renovables, UTE "está innovando y construyendo algo que no hay de dónde copiar. No estamos copiando una versión de Despacito, tenemos que construir un nuevo hit. Estamos construyendo un nuevo hit", afirmó.

En definitiva, para tener éxito los negocios tienen que abrazar la tecnología sin miedo para avanzar en conjuntos. "El disparador (de la cuarta revolución industrial) es la tecnología, pero el éxito será en base a la gente", aseguró el managing partner de KPMG Brasil, Ruben Gallego.

En la historia las transformaciones son algo habitual. Pero lo que diferencia esta de sus antecesoras es la velocidad en que transcurrirá. Lo que antes aconteció en 100 años, ahora ocurrirá en 10, puntualizó.

Hace unos años, la estrategia de bajar costos era utilizar mano de obra barata en países emergentes como India, lo que redundaba en una reducción de entre un 15% a 30%. Con los robots esta cifra se duplica.

Como ocurrió en cada una, el temor a la pérdida de puestos de trabajo genera rechazo. Esta reacción puede provocar un desaprovechamiento en las organizaciones mundiales y, por ende, pérdida de competitividad.

Casaravilla predijo que en unos años no existirá el puesto de "toma consumo", sino que serán medidores inteligentes que informen el consumo en tiempo real. Pero aseguró que nadie quedará sin trabajo sino que se "buscará reconvertir a ese trabajador".

"Pero lo que no puede ser es que no entendamos en qué va el mundo en este tema y la reconversión tecnológica, la incorporación de las máquinas", remató.

Los presentes coincidieron en que los trabajos que son más automatizados, serán los que desaparecerán. Para prepararse para el mañana, se resaltó la necesidad de introducir el tema en el sistema educativo, que deberá transformarse para las necesidades futuras por lo que algunas carreras quedarán obsoletas.

Cultura interna.

Para perdurar en el tiempo, la innovación tecnológica y contar con una cultura de transformación es la clave, según el Chief Tecnology Officer para Latinoamérica de IBM, Rodolfo Taboada. El 90% de los datos del mundo se crearon en los últimos dos años, y el 80% de ellos no están estructurados —no están ordenados en ninguna base de datos. Por eso es tan importante la tecnología que ayude a procesarlos.

Un oncólogo, por ejemplo, necesitaría emplear 168 horas por semana para mantenerse actualizado. Con la Inteligencia Artificial (IA), se consigue en pocos minutos. "Si las máquinas pueden ayudar en esto, es un beneficios para todos nosotros y nuestra vida", sostuvo Taboada.

CINCO FRASES DESTACADAS DE LA EXPOSICIÓN.

José Bello - Gerente general de Prosegur.

"Abogados, contadores, la van a tener muy difícil en el futuro. Las soft skills —combinación de habilidades sociales, comunicación y forma de ser— van a ser clave".

Gonzalo Casaravilla - Presidente de UTE.

"Nosotros no estamos copiando una versión de (la canción) Despacito, tenemos que construir un nuevo hit. Estamos construyendo un nuevo hit".

Paola Rapetti - Directora Ejecutiva de Incubadora Sinergia.

"Uber es el que de alguna manera nos mueve la estantería para que mejoremos en los servicios que estamos ofreciendo, para que nos diferenciemos".

Rodolfo Taboada - Jefe de tecnología de IBM Lationamérica.

"Innovación tecnológica y cultura de transformación es la clave para perdurar en el tiempo (en las organizaciones)".

Ruben Gallego - Managing Partner de KPMG Brasil.

"¿Cuál es el diferencial con las otras revoluciones industriales? El tiempo. Todas pasaron en 100 años, esta no durará más de 10 y empezó hace un año y medio o dos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)