Incertidumbre y cisnes negros

La advertencia del Banco Mundial para países de la región

El Banco Mundial presentó su informe “Sobre incertidumbre y cisnes negros ¿Cómo lidiar con el riesgo en América Latina y el Caribe?”.

Carlos Végh. Foto: Fernando Ponzetto
Carlos Végh. Foto: Fernando Ponzetto

América Latina y el Caribe se ha "encontrado baches en el camino a la recuperación" económica dijo ayer el economista jefe para la región del Banco Mundial, el uruguayo Carlos Végh, al presentar el informe "Sobre incertidumbre y cisnes negros ¿Cómo lidiar con el riesgo en América Latina y el Caribe?". Allí el organismo, señaló que la región "creció un 1,1% en el 2017 y todavía se esperaba, a finales de abril, que creciera a un ritmo cada vez mayor en los próximos años. Lamentablemente, durante los últimos seis meses, la región se ha tropezado con algunos obstáculos en el camino".

Ahora el BM prevé que América Latina y el Caribe crezca solo 0,6% en promedio este año (Uruguay lo haría 2,3%).

"Esto hace que sea aún más necesario mejorar la comprensión y la gestión de los riesgos", analizó Végh.

El informe del organismo recordó que "la situación fiscal de la mayoría de los países de la región continúa siendo precaria, como lo refleja el hecho de que se espera que 29 de los 32 países tengan un déficit fiscal total en el 2018".

"La mediana del déficit fiscal para la región será del 2,7% del Producto Interno Bruto (PIB)" y la de Sudamérica es mayor aún (4,5% del PIB).

"Si hay un aspecto positivo, es que muchos países de América Central y el Caribe (incluyendo México) tendrán un superávit primario (previo al pago de intereses de deuda), lo que es poco frecuente en los países de Sudamérica. Efectivamente, se espera que solo tres países de Sudamérica (Colombia, Paraguay, y Uruguay) tengan un superávit primario en el 2018".

De todas maneras, el déficit de Uruguay en 3,9% del PIB está lejos de la meta de 2,5% del Producto para 2020.

"Dada la precaria situación fiscal de Sudamérica, no hay duda de que los países de dicha región necesitarán acelerar los ajustes en el futuro próximo", sugirió el BM.

"Si bien los ajustes fiscales graduales son menos costosos que los ajustes de shock y, por lo tanto, deben ser la opción prioritaria de las autoridades económicas, la falta de ajuste fiscal es muchas veces el problema", agregó y mencionó el ejemplo de lo sucedido en Argentina, que tras no procesar el ajuste cayó en una crisis cambiaria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º