BANCO CENTRAL EUROPEO

Advertencia de Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, antes de retirarse

Además, Draghi recordó que el BCE ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento del Producto Interno Bruto para la eurozona al 1,1% para 2019 y al 1,2% para 2020.

Mario Draghi, presidente del BCE. Foto: Reuters
Presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. Foto: Reuters.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, advirtió ayer de que los estímulos monetarios tendrán que mantenerse dado que no se vislumbra un repunte de la economía de la eurozona en un futuro próximo y llamó a los países a apoyar el impulso con sus políticas fiscales.

En su última comparecencia ante la Eurocámara antes de ceder el testigo a Christine Lagarde el 1º de noviembre, Draghi aseguró que las nuevas medidas de estímulo adoptadas hace unos días por el emisor eran “imprescindibles” visto que la ralentización es mayor de lo previsto y que la inflación no logra remontar.

Draghi, que seguramente pasará a la historia como el hombre que salvó la moneda única en 2012 con su “haré lo que sea necesario para preservar el euro”, defendió que la actuación del BCE “ha sido crítica para abordar la crisis económica”, pero subrayó que la política monetaria no lo puede todo por sí sola.

Draghi recordó que el BCE ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento del Producto Interno Bruto para la eurozona al 1,1% para 2019 y al 1,2% para 2020, reflejando una ralentización que responde a la debilidad del comercio internacional en un entorno de incertidumbre y proteccionismo, y que pesa en particular sobre el sector manufacturero, con Alemania como uno de los más afectados.

Aunque por el momento el sector servicios está resistiendo, “cuanto más dure la debilidad en las manufacturas mayor es el riesgo” de que otros sectores se vean afectados, dijo. 

[EN BASE A EFE]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)