NEGOCIO AÉREO

Las aerolíneas de Latinoamérica prevén embolsar US$ 200 millones este año

Según cálculos de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), con los US$ 200 millones de beneficios conjuntos que se estima recibirán las compañías latinoamericanas, revertirán solo en parte las pérdidas generadas en 2018.

Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Las aerolíneas de Latinoamérica embolsarán conjuntamente un beneficio neto de unos US$ 200 millones en 2019, según cálculos de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) presentados en el marco de la 75 Asamblea General de IATA celebrada en Seúl.

La cifra contrasta con los US$ 500 millones en pérdidas conjuntas de 2018 y, según IATA, supone una “mejora moderada” atribuida parcialmente al hecho de que “la recuperación de la economía brasileña está contrarrestando la subida de los precios del crudo”, según el informe global de perspectivas presentado en la capital surcoreana ayer.

Según el documento, se espera que el crecimiento de la demanda en Latinoamérica se haga más lenta en 2019 en ocho décimas hasta el 6,2%.

Asimismo, el beneficio promedio por pasajero será de US$ 0,5, lo que supone un margen neto de utilidad del 0,4%, frente a los US$ 1,65 de promedio que las aerolíneas latinoamericanas perdieron con cada pasajero en 2018.

A nivel global, la institución recortó debido al crecimiento más lento de la demanda y al incremento general de costos en un 21,1%, la previsión de beneficio conjunto para el año en curso de las 290 aerolíneas que son miembros de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional.

En total, se espera que las compañías aéreas ganen en todo 2019 unos US$ 28.000 millones, cifra que quedará por debajo de los US$ 35.500 millones que había previsto en diciembre y por debajo también de los US$ 30.000 millones de beneficio neto que las aerolíneas se embolsaron en 2018, según cálculos de IATA.

El organismo atribuye principalmente a la suba del combustible -se prevé que el barril de crudo Brent se sitúe en promedio en US$ 70, valor sensiblemente por debajo de los precios de 2018 pero un 27% más caro que en 2017- y al debilitamiento del comercio mundial el deterioro de las condiciones de negocio para las aerolíneas que siguen preocupadas por tener menores ganancias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)