REGULACIÓN

AFAP tendrán nuevos límites para invertir el fondo de los futuros jubilados en Uruguay

El Banco Central aprobó una nueva regulación que cambia los límites para inversiones que pueden realizar las AFAP.

Jubilados y pensionistas haciendo filas para tramitar creditos sociales en el BROU. Foto: Fernando Ponzetto
Fondos de las AFAP son claves para financiar proyectos, pero ahora tendrán nuevos límites. Foto: Fernando Ponzetto

En su rol de regulador del mercado de AFAP, el Banco Central (BCU) puso en consulta un año atrás un cambio normativo con nuevos límites para las inversiones de las administradoras de fondos previsionales, y hace pocos días emitió la resolución definitiva. Según comentaron especialistas en el tema a El País, esto no provocará cambios en el actual portafolio de las empresas pero sí deberán ser más selectivas al seleccionar proyectos y se podría dificultar el financiamiento para algunos sectores.

Esto ya había sido abordado semanas atrás cuando en un evento de la Asociación Nacional de AFAP (Anafap) -que nuclea a las tres firmas privadas del sector- se presentó un trabajo que entre otros aspectos, recomendaba ser “cautelosos” en el límite de inversión para activos alternativos (aquellos que no son títulos públicos de renta variable, ni renta fija o efectivo), que el BCU mantuvo en 50% y los técnicos aconsejaban bajar al 25%.

Federico Lemos, especialista en temas de inversión de Ferrere Abogados, dijo a El País que “los cambios más relevantes de la resolución del BCU son la inclusión de nuevas limitaciones a las AFAP a la hora de invertir sus fondos”, lo que entrará a regir “en junio del año próximo”.

Dentro de los cambios, consideró los más relevantes “la prohibición de adquirir más de un 70% de una emisión realizada por un fideicomiso financiero”, junto con la imposibilidad “de invertir más del 15% del subfondo de acumulación (donde están los aportes de los afiliados menores de 55 años) en títulos cuyo flujo de repago provenga de un mismo sector de actividad”. Agregó como otro cambio importante que las AFAP no podrán invertir más del 20% del mismo subfondo “en instrumentos emitidos a efectos de financiar la ejecución de obras en el marco de contratos de PPP (Participación Público-Privada)”.

En diálogo con El País, el gerente de Legal, Cumplimiento y Riesgos de SURA Asset Management Uruguay, Javier Domínguez, señaló que “los nuevos límites de inversión hacen que las empresas tengan que aumentar el grado de selectividad, de existir múltiples opciones de inversión en un mismo sector, por ejemplo. Eso hará que los emisores sean mucho más competitivos entre ellos, estructurando productos más profesionales, con mejores rendimientos, garantías y gobierno corporativo, considerando que las AFAP ya no van a tener una línea de crédito tan amplia para agotar en un solo sector”, detalló.

Desde el punto de vista de los emisores, Domínguez señaló que en un mediano o largo plazo “puede suceder que ciertos sectores de la economía no puedan recurrir al financiamiento institucional canalizado a través del mercado de valores, por haber las AFAP agotado el límite de inversión” en ese sector. De ocurrir esto, se abrirá a otras áreas de la economía “la posibilidad de acceder a financiamiento institucional a través del mercado de valores”, aunque brinden “rentabilidades más bajas que podrían verse compensadas con un bajo riesgo de crédito”.

En línea con esto, Lemos indicó que aunque “la finalidad de la regulación es fijar límites a los efectos de que las AFAP balanceen el riesgo de su portafolio”, podría ocurrir que esos umbrales “terminen resultado un tanto artificiales, determinando que al final del día una AFAP no pueda acceder a lo que hubiese sido la mejor inversión”.

Domínguez aclaró que no cree que los fondos de pensiones deban hacer modificaciones en su portafolio actual y que aún “hay espacio para realizar inversiones antes de llegar a los nuevos topes”.

A su vez, Lemos expresó que para la concreción de nuevas emisiones en el mercado de valores y que un proyecto sea financiado por las AFAP, “se van a precisar al menos dos inversores con gran capacidad de financiamiento”, porque una sola empresa no puede adquirir por sí sola todos los títulos. “Esto podría presentar una nueva dificultad a la hora de buscar financiamiento para proyectos que hubiesen sido posibles cuando solamente se precisaba una AFAP”, complementó.

Acerca del límite de 70% de participación de una AFAP en un fideicomiso financiero -la forma de financiación de las PPP-, el experto de Ferrere dijo que “es posible” que limite algunos proyectos porque “los inversores institucionales tienen distintas preferencias de inversión y lo que puede resultar atractivo para una AFAP podría no serlo para otra”, fracasando el financiamiento o haciendo “el proceso de estructuración de la emisión más lento”.

Sobre este tema, el ejecutivo de SURA manifestó que “lo que ocurrirá es que el emisor o estructurador de un producto de inversión tendrá que reunirse con más de un potencial inversor institucional para conocer su opinión e interés antes de lanzarlo al mercado”.

Admiten una menor calificación para algunos

Domínguez también resaltó que la actualización normativa del BCU “agrega una nueva categoría de riesgo para las inversiones de largo plazo (a más de un año)”, que posibilita a las AFAP “invertir en valores emitidos por empresas públicas o privadas uruguayas, fideicomisos financieros locales y cuotapartes de fondos de inversión uruguayos que tengan una categoría de riesgo que no sean grado inversor”. Los límites en este caso son no superar el 5% del subfondo de acumulación, ni el 1% del valor del activo del subfondo por emisor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados