ÍNDICE

Se afirma la mejora de las condiciones económicas de corto plazo

Mejora percepción sobre la situación económica personal.

Comercio coronavirus
Comercio. Foto: Archivo El País 

El Índice de Condiciones Económicas de Corto Plazo (ICE-CP) que elabora Equipos Consultores, mostró su cuarta mejora consecutiva que durante la segunda quincena de setiembre, al ubicarse en 34,6 puntos llegando así a un nuevo máximo de la serie.

Según consignó la consultora, la evolución positiva del indicador se explica a partir de una mejoría en la situación económica personal de los encuestados “en los últimos días”, que también alcanzó el máximo de la serie, con 41,1 puntos .

En ese sentido, Equipos recuerda que en la primera quincena de abril ese ítem se había ubicado en el menor nivel para este subíndice, de 33,7 puntos.

La mejora del índice en la segunda mitad del mes pasado se produjo “en el contexto de un nuevo avance en las condiciones financieras de las familias. En este caso, el avance más notorio se verificó por el lado de las expectativas de evolución de los ingresos ‘en las próximas semanas”’, sostiene Equipos consultores.

La consultora agrega que la proporción de quienes esperan que los ingresos se reduzcan, se ubicó en 20,6%, uno de los valores más reducidos de la serie. En abril esa percepción había superado el 40%.

Equipos, precisa que si bien el plazo medio esperado de afectación de ingresos “continúa ubicándose en valores relativamente elevados” de casi 14 meses, los valores “se estabilizaron, luego de la suba persistente de julio y agosto”.

En línea con la mejora del ICE-CP, se observó en setiembre un aumento generalizado en la propensión al consumo en diversos rubros para los próximos tres meses frente a un año atrás.

Para el caso de bienes, se destaca el avance en rubros como indumentaria (desde niveles promedio) y en bienes de inversión de los hogares (desde niveles algo superiores al promedio). Mientras tanto, en el caso de los servicios, se observó una suba tanto para la salida a bares y restaurantes, como especialmente las actividades relacionadas con las vacaciones.

En ambos casos mostraron una suba atendible que motivó que alcanzasen los mayores registros de propensión al consumo en lo que va de la pandemia, a pesar de lo cual, se mantienen en niveles reducidos, en torno de 20 puntos.

Es posible vincular la mejora de esos subíndices en la apertura paulatina de las actividades sociales que se habían visto restringidas sensiblemente a partir de mediados de marzo cuando el gobierno declaró la emergencia sanitaria tras los primeros casos de COVID-19.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error