Medida para el campo

Agro pidió 596 certificados para pagar deudas

Es operativa especial por la situación que atraviesa el sector.

Fachada de la Dirección General Impositiva. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Los productores agropecuarios ya solicitaron a la Dirección General Impositiva (DGI) 596 certificados de créditos (por tributos) para cancelar deudas ante bancos, entes autónomos, servicios descentralizados y aseguradoras por un monto cercano a los US$ 3,7 millones.

Según informó ayer la DGI, hasta el 12 de septiembre pasado los productores solicitaron la transformación de 596 certificados, con un monto promedio por certificado de $ 203.639.

Estos certificados serán entregados a partir del lunes en Montevideo y a partir del martes en las oficinas del Interior.

El organismo recordó que "para hacer uso de esta opción en octubre, la solicitud debe realizarse antes del 12 de dicho mes".

La posibilidad de utilizar estos créditos para cancelar deudas con otras entidades, surgió en "el marco de promoción de diversas medidas de apoyo al sector" agropecuario que atraviesa dificultades.

Esta es una operativa especial dispuesta por decreto, luego que la DGI y gremiales agropecuarios detectaron la existencia de un volumen importante de certificados de créditos tipo A emitidos por ese organismo, a un significativo número de productores rurales. Habitualmente, esos certificados solamente pueden ser usados por los contribuyentes para cancelar sus obligaciones con la propia DGI. Sin embargo al constatarse que, por su volumen, los mismos excederían los montos de las obligaciones pendientes con el organismo de los productores, se habilitó que puedan utilizarse para pagar otros adeudos.

Estos certificados pasibles de ser cedidos deben haber sido emitidos antes del 30 de junio de 2018. El monto máximo del crédito autorizado a ceder es de $ 2,5 millones por productor.

Para hacer esta operación la DGI, transforma estos certificados tipo A en certificados tipo C, los cuales son en formato papel, constan de un leyenda habilitante para el uso exclusivo definido en el decreto correspondiente, no pudiendo usarse para otro fin, destino o por otra persona física o jurídica.

El crédito que el productor tenga pendiente puede seguir utilizándolo para pagar a DGI o podrá pedir que sea cedido total o parcialmente a alguna de las entidades comprendidas.

Definido el plan, esto es, el o los montos a ser cedidos, los productores fraccionarán sus certificados tipo A a través de los servicios en línea de la página web del organismo (www.dgi.gub.uy), de acuerdo a los importes que haya planificado pagar a las diferentes entidades. Esta solicitud deberá realizarse antes del 12 de octubre. Los productores deberán vía mail solicitar que certificados tipo A (originales o fraccionados) desean transformar en certificados tipo C, en papel, para endosar a las entidades previstas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º