vea el interactivo 

Los alimentos caen afuera y suben en el mercado local

Los precios internacionales de los alimentos cayeron en julio a su menor nivel en seis años según el índice que releva la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En Uruguay, los precios al consumidor del rubro Alimentos y Bebidas no alcohólicas se incrementan 9,92% en los 12 meses cerrados a julio (los del subrubro Alimentos aumentan 10,13%), algo más que la inflación de 9,02% en ese lapso.

Si no puede ver el interactivo haga click aquí

Aún así, el rubro Alimentos y Bebidas no es de los que más sube entre los que releva el Instituto Nacional de Estadística (INE). El rubro Bebidas alcohólicas y Tabaco se encareció 16,43% en los últimos 12 meses y el rubro Educación lo hizo 12,82%.

Ahora, de los 15 productos o servicios con mayor aumento porcentual en sus precios en 12 meses, se cuentan ocho alimentos.

Mientras, el índice de precios de la FAO, que mide cambios mensuales para una canasta de cereales, oleaginosas, lácteos, carne y azúcar, promedió 164,6 puntos en julio, una baja de un 1% respecto a junio.

La lectura de julio fue la más baja para el índice desde septiembre de 2009.

En julio, el índice de precios de los lácteos cayó un 7,2% respecto al mes anterior, el índice de precios del aceite vegetal en julio fue cerca de un 5,5% más bajo que en junio y tocó su menor nivel desde julio de 2009.

El índice de precios de los cereales subió un 2% frente a junio, pero aún se ubicaba un 10,1% por debajo del nivel de julio del año pasado.

En julio, el índice de precios de la carne permaneció casi sin cambios respecto al mes anterior y el índice de precios del azúcar, en tanto, subió 2,5%.

En cambio, el consumidor uruguayo prácticamente no ve esas caídas de precio, al contrario. Por ejemplo, la leche común entera subió 10,47% en 12 meses, la descremada 11,17%, el yogur común 8,49%. La carne vacuna se incrementó 11,38% (con el osobuco aumentando 15,75%, la carne picada 14,97% y la bola de lomo 13,82%), la carne ovina 23,21% y la carne de ave 13,37% (con las supremas de pollo con un alza de 20,86%). En el pollo y la carne ovina influye que perdió en julio la exoneración de IVA (10%) que tenía.

Pero, ¿por qué las bajas a nivel internacional no se trasladan a los precios internos? Las explicaciones son varias.

"Cuando suben los precios de los commodities, los alimentos, rápidamente eso se expresa en subas en los precios a nivel doméstico. Sube la carne a nivel global y al otro día ya subió en las carnicerías. Sin embargo, cuando el proceso es a la baja eso no es tan rápido ni es tan completo", ya que "el hecho de que muchos mercados se fijen por agentes con poder de mercado, es decir, con capacidad de mantener precios más o menos altos es un elemento también de indexación que hace que la inflación esté siendo difícil de bajar". La frase es de noviembre de 2013 y pertenece al presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, pero aplica perfectamente a la situación que se vive hoy.

En aquella ocasión, Bergara dijo que "no es nuevo que en Uruguay hay sectores concentrados, oligopólicos donde todas las prácticas de competencia a veces no se expresan con total potencia y, por lo tanto, la formación de precios refleja eso".

Esa no es la única explicación. Otra —que se puede verificar en el caso de los lácteos— es que el alimento que compra el uruguayo en un supermercado o almacén no necesariamente es un commodity. Por ejemplo, el commodity no tiene incluido márgenes de ganancia del comerciante, distribuidor local, etc.

Un tercer motivo es la ineficiencia al momento de producir. A nivel internacional baja el precio del commodity como es el petróleo, pero a nivel local los combustibles suben.

El economista Ignacio Munyo señalaba el miércoles a El País que "desde febrero debimos haber aprovechado la baja del petróleo para bajar de forma escalonada los combustibles y así amortiguar la suba inevitable de precios que vino de la mano del alza del dólar. Lamentablemente, con la suba de combustibles el gobierno en lugar de ser la solución está echando leña al fuego".

A su vez, hay un aspecto no menor: a nivel internacional el productor o industrial uruguayo de alimentos es "tomador" de precios y en el mercado interno es más bien "formador" de precios (si bien en algunos rubros tiene competencia del exterior, como en los lácteos).

En plata.

El INE divulga en algunos casos, los precios medios de los productos y servicios que mide dentro del Índice de Precios del Consumo (IPC). Eso permite determinar, ya no en porcentaje, sino en dinero cuáles son los productos y servicios que más se encarecieron en los últimos 12 meses.

Así, el alquiler de vivienda principal es $ 1.045 más caro que hace un año. El kilo de sandwiches se encareció $ 151,37 en 12 meses. La tarifa de electricidad es $ 98,39 más alta que hace un año y la de gas por cañería $ 90,43 más cara.

Las supremas de pollo, no solo son de los productos que más aumentaron porcentualmente, también está entre los que más se incrementaron en dinero en el último año: $ 43,48 más por kilo.

Los impuestos domiciliarios se encarecieron $ 39,84, el portland $ 37,70, las masitas $ 33,33, el agua $ 32, 93 y la carne ovina $ 32,55.

SABER MÁS

Tarifas, tipo de cambio y sueldo.


"En el presente contexto de marcada desaceleración económica con enfriamiento del consumo privado, pierde fuerza el argumento de atribuir las presiones inflacionarias al aumento de la demanda. La sensación es que lo que estamos viviendo es más bien una inflación de costos por aumento de tarifas, salarios y tipo de cambio", dijo a El País el economista jefe de KPMG, Marcelo Sibille. "En un escenario de margen fiscal prácticamente nulo para retener tarifas, presumiblemente el gobierno seguirá interviniendo en el mercado de cambios para moderar la depreciación y extremará la cautela en las negociaciones salariales. Tampoco se pueden descartar nuevas medidas puntuales de corte más heterodoxo como el acuerdo de precios", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)