Tensa la situación difícil de Brasil, Argentina y Venezuela

América Latina inquieta tras devaluación del yuan

La devaluación del yuan en la semana inquieta a América Latina, que en la última década ha tenido en China a uno de los padres de una bonanza que ya daba muestras de ir apagándose.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
China devaluó esta semana su moneda a un nivel no observado desde hace 21 años. Foto. Reuters

La depreciación de la moneda china, la mayor desde 1994, ya provocó movimientos a la baja en los precios de las materias primas, principal renglón de las exportaciones latinoamericanas, y sumó otro problema a Brasil, la mayor economía de la región, actualmente en caída libre y a un paso de perder el preciado grado de inversión.

China es el segundo origen de las importaciones de América Latina y el tercer destino de sus exportaciones, según la Cepal. Y el 75% de esos productos exportados son primarios; desde granos hasta petróleo.

Beijing también desarrolla o proyecta inversiones en la región que van desde un canal interoceánico en Nicaragua hasta puertos en Cuba y refinerías en Venezuela. Además oficia de prestamista de países como Argentina, Ecuador o Venezuela que tienen dificultades de acceso al crédito.

En enero China prometió invertir US$ 250.000 millones en 10 años en la región.

"Nadie sabe hasta dónde va este proceso y eso, en el corto plazo, es confuso", dijo a la AFP Joao de Castro Neves, director de Eurasia Group para América Latina, con sede en Washington.

"El efecto inmediato es negativo para las economías más expuestas a China", como Brasil o Chile, observó por su lado Daniel Cunha de XP Investimentos.

"Hay un aumento de las primas de riesgo, una desvalorización de las monedas y una baja de las materias primas que genera en esas economías un sensación de mayor vulnerabilidad como es el caso de Brasil y, en segundo lugar, de Chile por la exportación de cobre", añadió.

La devaluación de la moneda china estimula sus exportaciones y encarece las importaciones. Sin embargo, economistas advierten que ya varias monedas de la región venían depreciándose, lo cual opera como compensación.

En el caso de Brasil la depreciación en 2015 ya suma 23%. "Si se compara el flujo cambiario de Brasil y China la devaluación es una amenaza que está parcialmente neutralizada por la del real", apuntó de Castro Neves.

Argentina está con un ojo en lo comercial y otro en las reservas del Banco Central. Los chinos pagarán más cara la soja argentina pero, según analistas, eso se mitiga por la caída del precio de las materias primas, que en el caso de la soja fue de 3%. China ha hecho inversiones por US$ 23.000 millones den Argentina y una parte de las reservas nacionales se componen de yuanes (el equivalente de US$ 8.200 millones sobre un total de reservas de US$ 33.800 millones). El economista Lorenzo Sigaut Gravuina, de la firma Ecolatina, sostuvo que la devaluación pone a Argentina en aprietos. "Obligará a correcciones que impidan profundizar el atraso cambiario que perjudica al comercio argentino y regional", estimó.

Venezuela, un país petrolero con una economía descalabrada, puede sufrir más por la caída de los precios del crudo que por la devaluación del yuan, dijo a la AFP Luis Oliveros, profesor de la Universidad Central de Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)