Las turbulencias de la región

Analistas afirman que Uruguay es como una "isla" que necesita reformas

Ven a la economía uruguaya “aislada” de los problemas de Argentina y Brasil; advierten varios desafíos de corto plazo.

Ranking. El ICD mide la habilidad de los departamentos de gestionar eficientemente los recursos. Foto: Nicolás Pereyra.
Foto: Nicolás Pereyra.

La economía uruguaya debido a sus fortalezas financieras e institucionales es una "isla" dentro de una región en problemas. Sin embargo, tiene pendiente varias reformas que amenazan con complicar el panorama de cara al próximo período de gobierno.

Esa fue en resumen la visión que aportaron ayer en un evento de BBVA Research —"Desafíos y oportunidades de Uruguay en el nuevo entorno mundial"— los economistas del banco Gloria Sorensen (jefa de BBVA Research para Argentina y Uruguay) y Juan Ruiz (jefe para Latinoamérica), así como los analistas Pablo Rosselli (socio de Deloitte), Gabriel Oddone (socio de CPA) e Ignacio Munyo (director del Centro de Economía del IEEM).

"Una imagen que deja bien claro lo que es Uruguay hoy es la de una isla, con dos grandes características: la estabilidad financiera, (porque) la crisis en Argentina ha demostrado que Uruguay tiene un escudo importante en un mundo que es muy diferente a crisis de la región en el pasado; y la otra es que es cara para vivir e invertir, en costos quedamos hoy 30% alejados en términos reales de Argentina y de Brasil, lo que nos deja en una situación de rentabilidad nula", manifestó Munyo.

Ignacio Munyo. Foto: Marcelo Bonjour
Ignacio Munyo. Foto: Marcelo Bonjour

El economista señaló que aunque la sólida situación financiera "da tiempo" para procesar las reformas, si "no hay una agenda pro-crecimiento, las oportunidades de inversión no van a aparecer solas y se nos puede empezar a complicar". Advirtió que llegado ese escenario, que los analistas situaron en torno al 2020 cuando asume el próximo gobierno, Uruguay "puede dejar de ser una isla".

Rosselli y Oddone relacionaron esto con "la incertidumbre" de la economía global luego de ese año. "Se viene un escenario desafiante para un país pequeño y abierto al mundo como Uruguay", sostuvo el socio de CPA y su par de Deloitte planteó que "la política de Estados Unidos juega a favor de fortalecer el dólar y Uruguay ya está caro (en la divisa), por lo que se agranda el ajuste a hacer".

Sobre si la economía local se desacopló de la región como defiende el gobierno, Rosselli dijo que lo ocurrido en Argentina es "un shock negativo fuerte" que impactará en el turismo, el comercio de frontera, la construcción en Punta del Este y en algunas ramas industriales por la mayor importación desde el vecino que se abarató.

Acerca del tema, Oddone manifestó que "los canales de transmisión" de la crisis argentina son el financiero, la actividad comercial y la afectación del clima de negocios. El primero "está cerrado" por la solidez financiera de Uruguay, y el segundo aparece "fuertemente expuesto" con una economía "en desaceleración que se va a consolidar" ya que se "crecerá menos de 2% este año y hay alta probabilidad de crecer menos de 1% el próximo".

Gabriel Oddone. Foto: Marcelo Bonjour
Gabriel Oddone. Foto: Marcelo Bonjour

"Desde que terminó el boom de los commodities en 2014 la economía uruguaya entró en una senda de crecimiento muy bajo. El desafío es resolver los desequilibrios para retornar a tasas de 4%", expresó Rosselli. Su colega de CPA agregó que crecer a esos niveles es "necesario para lograr bajar el déficit".

Oddone insistió con que "a principios de 2020 no va a quedar ningún elemento de la economía internacional que nos venga a rescatar", ya que China moderará su crecimiento, hay amenazas de un mayor proteccionismo global, y un dólar más fortalecido que en décadas pasadas. Definió esto como "un ambiente internacional menos amistoso" para Uruguay.

Reformas.

Los analistas coincidieron en que la única forma de enfrentar mejor ese panorama desafiante que encontrará el próximo gobierno es avanzar en una serie de reformas que entienden necesarias. "Uruguay no va a poder volver a captar inversión extranjera si no hace reformas", remarcó Munyo.

Oddone planteó que en 2020 habrá "un ajuste fiscal de un punto del PIB", que implicará más allá de un reordenamiento del gasto una suba de impuestos —"quien no diga eso no cuenta la verdad", sostuvo—. También según el socio de CPA se debe encarar una reforma de la seguridad social viendo los criterios de jubilación y unificando todas las cajas previsionales, redefinir la inserción internacional, modificar la normativa laboral y mejorar la calidad educativa.

Los demás disertantes coincidieron con esa agenda e hicieron foco en la mejora de la productividad laboral.

Roselli mencionó el objetivo de tener una inflación más baja y la mejora de la gobernanza de las empresas públicas —"poner directores institucionales e impedir que antes y después del mandato ocupen cargos electivos", propuso— y los sectores regulados. "Son todas reformas complejas políticamente y no creo que todas pueden hacerse", reconoció Oddone.

Consultados sobre la posibilidad de perder el grado inversor, coincidieron que es poco probable en el corto plazo pero que hacia los próximos años "estará puesta la lupa" y el gobierno deberá "comprometerse a hacer reformas para mantenerlo".

Panorama global.
Guerra comercial China vs. EE.UU.

En su disertación y en la posterior charla con El País, Ruíz analizó los posibles impactos de la "guerra comercial" que ya se desató entre Estados Unidos y China con la fijación de aranceles a la importación de productos. Señaló que el impacto que estiman hasta el momento "es relativamente pequeño y asumible por parte de la economía mundial".

Sin embargo, advirtió que "preocupan" hacia adelante "los anuncios de que podría seguir" la escalada de tensión comercial entre las potencias. De concretarse más medidas sí habría "impactos significativos" para ambas economías y el comercio mundial. "Uruguay no sería la excepción, en la medida que China es uno de sus principales socios", expresó Ruíz.

Acerca de la política de subas de tasas de interés de la Reserva Federal (Fed) el economista de BBVA Research opinó que "se ha visto lo que uno esperaría: disminuyen los flujos de entrada de capitales" a la región pero "no hubo un parón salvo en países específicos como Argentina".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º