PREVISIONES

Los analistas son un poco más pesimistas que el gobierno sobre la economía y el déficit

Según el pronóstico de 20 bancos, economistas y AFAP que respondieron la encuesta de expectativas del Banco Central del Uruguay.

Azucena Arbeleche en conferencia. Foto: Leonardo Mainé
Azucena Arbeleche en conferencia. Foto: Leonardo Mainé

Los 20 economistas, bancos y AFAP que responden la encuesta del Banco Central (BCU) son levemente más pesimistas sobre la evolución de la economía uruguaya este año.

Eso contrasta con el análisis que se hace a nivel del equipo económico de gobierno que conforman el propio BCU, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

En enero-marzo la economía uruguaya entró en recesión al caer por segundo trimestre consecutivo: 1,6% en la medición desestacionalizada (frente al trimestre previo) y tras haberse contraído 0,7% en octubre-diciembre. El efecto de las medidas para contener la propagación del coronavirus (paráte de varios sectores de actividad, envíos al seguro de desempleo) fue clave para que se diera esa retracción en el primer trimestre del año.

En el equipo económico prevén que lo peor en términos de actividad se de en el segundo trimestre, que está próximo a culminar, aunque también ven (en base a indicadores de adelanto) que se tocó fondo y comenzó una recuperación gradual.

En la encuesta publicada ayer por el BCU, los 20 economistas, bancos y AFAP que contestaron prevén en mediana (se ordenan las respuestas de menor a mayor y se toma la del centro) que el Producto Interno Bruto (PIB) caiga 3,75%, cuando un mes antes estimaban que cayera 3,55%.

Para 2021 los analistas esperan en mediana que la economía uruguaya crezca 3,55% (estimaba n 4% el mes previo).

La estimación del MEF es de una caída del PIB de 3% en 2020 y todavía no divulgó (lo hará cuando presente el proyecto de ley de Presupuesto) la proyección para 2021.

En la conferencia de prensa en la que anunció el resultado de una operación de deuda, la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche dijo que “muy tempranamente se dijo que los motores de la economía uruguaya no se iban a apagar, esos motores están con una velocidad muy baja pero siguen prendidos y esa decisión de no ir hacia la cuarentena (obligatoria) en términos económicos se ha ido reflejando”.

“Vemos signos de recuperación, de reactivación, esto también lo compartíamos con los inversores (a los que se les hizo una presentación previo a la operación de deuda) y decíamos que lo q tiene que ver por ejemplo con la demanda de combustibles, la evolución que estamos observando nos muestra una recuperación”, agregó la ministra.

También indicó que no puede decir “si lo peor ya pasó porque no sabemos, por eso me referí a los datos concretos de lo que estábamos observando hasta el momento y los indicadores que teníamos. Si hay un empeoramiento en materia sanitaria obviamente que eso va repercutir en materia económica pero por eso estamos tomando medidas”.

No obstante en la interna del equipo económico y en la propia presentación que hizo el MEF a inversores se señaló que sí, que lo peor habría pasado. “Los indicadores sugieren que la tendencia bajista de la economía puede haber tocado fondo, y una recuperación gradual está en marcha”, señaló la presentación del MEF.

“Hay cierta recuperación, la economía parece haber salido del pozo”, si bien todavía hay “incertidumbre” sobre cómo seguirá la reactivación, había dicho el martes a El País una fuente del gobierno. Somos “relativamente optimistas”, agregó en esa ocasión.

Aún así, hay sectores de la economía que preocupan por la falta de demanda. En el gobierno se piensan en “medidas complementarias”, había señalado el informante.

Arbeleche señaló que “el paquete de medidas en lo que refiere a lo económico no está cerrado” y recordó que hace algunos días el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres anunció un subsidio de $ 5.000 por mes durante tres meses a cada empresa que contrata a un nuevo trabajador.

El mercado laboral venía con problemas que la pandemia del coronavirus agudizó. En ese sentido, los analistas en mediana estiman que en el promedio del año, el desempleo será de 12,58% de la Población Económicamente Activa (PEA), mientras que para 2021 creen que descenderá a 10,30% de la PEA.

Dólar y déficit.

Respecto al tipo de cambio, los analistas en mediana estimaron que cerrará este año a $ 45. En mayo proyectaban que cerraría 2020 en $ 44,90.

Para fin de 2021 los economistas, bancos y AFAP prevén que el dólar cotice a $ 48, la misma estimación que en mayo.

En cuanto al déficit, los analistas estimaron que cerrará este año en 7,3% del PIB, cuando el MEF proyecta 6,7% del PIB.

A su vez, para 2021 proyectan que el déficit se moderará a 4,5% del PIB.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados