Crudo y dólar 15,8% arriba de paramétrica en el trimestre

Ancap sin margen para mantener precio de naftas

El dólar siguió al alza y el petróleo no volvió a pisar los US$ 60 entre abril y junio de este año. Así puede resumirse el comportamiento que tuvieron en el último trimestre los dos elementos principales utilizados por Ancap como referencia para fijar el precio de los combustibles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dólar y petróleo estuvieron todo el trimestre por encima de la referencia.

Ese escenario deja poco margen para que el ente pueda mantener sin cambios los precios de los combustibles y haciendo números el aumento de los precios parece algo inevitable. La paramétrica vigente que maneja la empresa petrolera establece el barril de petróleo Brent a US$ 60 y un dólar a $ 24,30. Con esos números, el precio del barril en pesos es de $ 1.458.

Pero si se toma en cuenta el promedio del dólar ( $ 26,573) y del petróleo (US$ 63,57) en el segundo trimestre del año, el barril tuvo un costo para Ancap en ese período de $ 1.689,2, es decir un 15,8 % por encima de la paramétrica vigente.

Consultada sobre el tema , la ministra de Industria, Carolina Cosse, dijo ayer en rueda de prensa que esperará lo que defina el directorio del ente. "Hay factores indicadores que podrían señalar un aumento, pero hasta no tener este análisis no quisiera especular. No me quiero adelantar", señaló.

Fuentes de Ancap consultadas por El País señalaron que los datos están siendo procesados para que el tema sea tratado a la brevedad por el directorio, a los efectos de formular luego una propuesta al Poder Ejecutivo. En este sentido, adelantaron que "se hace necesaria una corrección", pero no se precisó el porcentaje.

La desactualización de la paramétrica es uno de los principales factores que ha incidido en los resultados negativos de los últimos años. En este sentido, uno de los consultados recordó que en ocasiones anteriores se postergó el ajuste de las tarifas por decisión del gobierno, aun cuando los números indicaban que se "necesitaba un ajuste" y el ente "terminó cargando con las consecuencias". Cuando se realizó la última modificación en las tarifas en enero pasado y se dispuso una rebaja de las naftas y el gas oil, se estableció que tanto el precio del crudo como el tipo de cambio serían revisados cada tres meses para mantener los precios actualizados y evitar correcciones abruptas. Así ocurrió a comienzos de abril cuando efectivamente el análisis de la paramétrica determinó que no hubiera modificaciones.

Sin embargo, durante los últimos tres meses el ente en promedio necesitó $ 231 más para comprar un barril de crudo de lo que contempla la paramétrica. La diferencia más significativa en la referencia se dio en mayo cuando el precio del barril de crudo fue de $ 1.744,4, un 19,6 % por encima de la paramétrica. Eso se debió fundamentalmente al comportamiento del Brent que cotizó en US$ 65,57 según la media.

En junio, el precio del crudo cayó y llegó hasta los US$ 63,95 en promedio, pero se movió al alza el dólar que cotizó en $ 26,792. Con esos números Ancap necesitó de $ 1.713,3 para comprar un barril de crudo, un 17,5 % por arriba de la referencia. Lo más alineado con la paramétrica se registró en abril cuando el precio del Brent fue en promedio de US$ 61,27 y el tipo de cambio era de $ 26,314.

Con esos números el precio del barril fue de $1.612,2, un 10,5 % por encima de la referencia actual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)