ADIÓS DÓLAR, BIENVENIDO PESO

Ancap prevé emitir deuda en pesos para desdolarizarse

Es una operación inédita, con la que también busca estirar vencimientos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A comienzos de 2016, el gobierno capitalizó a la empresa por US$ 622 millones. Foto: F. Ponzetto

En Ancap trabajan para realizar una emisión de deuda en el mercado local este año, en el marco de una estrategia de reperfilamiento de pasivos que el ente lleva adelante y que tiene como objetivos estirar los plazos de vencimientos y desdolarizarlos.

Así, la petrolera estatal planea emitir este año títulos de deuda en moneda local a mediano plazo, algo inédito para el ente, dijeron a El País fuentes de Ancap. Con el dinero obtenido de la emisión, se cancelará deuda de corto plazo y que está casi totalmente en dólares, agregaron los informantes.

En esa estrategia, la Unidad de Gestión de Deuda (UGD) del Ministerio de Economía y Finanzas asesora a Ancap, aunque la decisión final siempre es del ente, según dijeron las fuentes.

Desdolarizar la deuda es clave para mejorar la situación financiera de Ancap. Es que la mayor parte de los ingresos del ente son en pesos y ya tiene un riesgo por el lado del petróleo —que significa la mayor parte de sus costos— que está en dólares. A eso se le suman los pagos de deuda en dólares. Una suba del billete verde puede generarle pérdidas millonarias por esa situación de descalce de monedas.

La otra clave para mitigar riesgos es estirar los plazos de vencimiento de los pasivos. En ese sentido, en septiembre pasado CAF-Banco de Desarrollo de América Latina aprobó un préstamo a Ancap por US$ 300 millones a 12 años de plazo con uno de gracia y a una tasa de interés de Libor más 1,95%. Con ese dinero, el ente canceló deuda de corto plazo, lo que también le permitió ahorrar intereses.

A su vez, en todo 2016 Ancap no trasladó a combustibles la baja que tuvo el precio del petróleo. De hecho, durante nueve meses el crudo estuvo por debajo de la paramétrica con la que estaban fijados los precios de los combustibles. La presidenta de la petrolera, Marta Jara, lo reconoció en enero de este año: "Los ingresos fueron mayores que los que necesitábamos para cubrir la operativa del día a día. Entonces, esa diferencia se ha utilizado para saldar deuda. Se saldó una gran cantidad de deuda, más de US$ 100 millones".

Por otro lado, semanas atrás, el ente hizo una convocatoria a bancos con los que tiene deuda en dólares a corto plazo, para cambiarla por un crédito en pesos a un plazo mayor. Según informó el diario El Observador, Ancap aceptó la propuesta de un banco privado con el que tenía un crédito por US$ 30 millones a un año y que ahora quedó en pesos a un plazo mayor. La tasa de interés está dos puntos porcentuales por encima de la que paga el gobierno en emisiones de Notas del Tesoro, es decir, en torno a 16%.

Una fuente consultada por El País dijo que es la primera vez en "varios años" que Ancap toma un crédito en pesos.

Ahora, un "camino a recorrer" en la estrategia es la "idea" de la emisión de deuda en el mercado de capitales uruguayo a mediano plazo y en moneda local, puntualizó.

El único antecedente cercano al ente en emisión de deuda es el de Ducsa (la distribuidora de combustibles de Ancap que opera bajo el derecho privado), que en diciembre de 2012 colocó Obligaciones Negociables por US$ 10 millones a cinco años de plazo.

Por eso, en la petrolera entienden que el de emitir deuda es un camino que llevará su tiempo debido a que no hay antecedentes en el ente.

Según los datos de la petrolera, al cierre del primer semestre de 2016 (previo al préstamo de la CAF), la deuda financiera ascendía a US$ 550,2 millones. De ese monto, US$ 440 millones estaban a corto plazo y el 100% estaba nominado en dólares. El pasivo total (deuda financiera, comercial y otras) de la empresa al cierre de junio del año pasado, en tanto, ascendía al equivalente de US$ 943,9 millones.

A principios de 2016, el Gobierno capitalizó Ancap por US$ 622 millones ante la imposibilidad de la empresa de mejorar sus números. En 2015 cerró su balance con pérdidas por US$ 198 millones, tras registrar en 2014 un saldo negativo de US$ 324 millones. Para 2016 aún no se conoce el balance, aunque Jara había adelantado a El País que el resultado será "equilibrado".

El directorio de Ancap ha dado varios pasos para tratar de poner la casa en orden. Días atrás El País había informado que la petrolera estatal estaba apelando al asesoramiento externo para mejorar su eficiencia y por ende sus resultados, tras la capitalización de principios del año pasado. En esta línea, el ente firmó un convenio marco con la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) "que habilita el trabajo en conjunto entre ambos organismos".

Otra medida por el peso sobre el dólar.

Una resolución —con fecha 10 de marzo— autoriza a Ancap a contraer un endeudamiento financiero de hasta US$ 63 millones, por un plazo de hasta un año, y con una tasa de interés que no podrá superar la tasa Libor más 1,45%.

La misma resolución da luz verde a la petrolera para contraer una nueva deuda con el Banco Santander, por hasta US$ 30 millones. Esto sería, indica el texto, en tres tramos: los dos primeros en moneda nacional y el restante en unidades indexadas (UI), cada uno por US$ 10 millones, por el plazo de dos años.

En noviembre Ancap había hecho un llamado de préstamo en moneda nacional para reperfilar su deuda y bajar su dolarización. La oferta seleccionada fue, justamente, la del Santander.

Estas dos decisiones, se explica en la resolución, responden al pedido del ente para tomar deuda por un monto de hasta US$ 93 millones para "reperfilar sus pasivos".

Además, se indica que, de acuerdo a lo informado por la empresa, entre diciembre y enero se cancelaron "con fondos propios" créditos por US$ 93 millones.

En tanto, otra resolución aparecida ayer —también con fecha 10 de marzo— habilita a Alcoholes del Uruguay SA (Alur), una de las subsidiarias de Ancap, a renovar su línea de crédito por un total de hasta US$ 20 millones con el Banco Santander.

"El ente informa que en dicha renovación se procedió a renegociar la tasa de interés y la comisión de renovación pactada anteriormente con el banco, con el consiguiente descenso de los costos financieros", sostiene la resolución. Agrega, además, que "la renovación de la misma no representará un aumento del endeudamiento de la empresa, dado que la misma solo se utilizará para renovar el préstamo ya existente", y que vence el 24 de marzo de este año.

La renovación de esta línea de crédito cuenta con la garantía de Ancap, precisa la resolución.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)