BALANCE

Ancap volvió a perder tras cuatro años de ganancias, ¿qué estuvo detrás?

Los datos del 2020 implican que se corta con una racha de cuatro años consecutivos en los que Ancap cerró el año con resultados positivos.

En 2020, Ancap perdió US$ 12 millones y cortó con una racha de cuatro años de resultados positivos. Foto: Fernando Ponzetto
En 2020, Ancap perdió US$ 12 millones y cortó con una racha de cuatro años de resultados positivos. Foto: Fernando Ponzetto

El año 2020 concluyó con una pérdida de US$ 12 millones para el grupo Ancap (en el que se incluyen todos los negocios colaterales), según indicó la compañía a través de un comunicado. En el balance individual, Ancap registró un resultado negativo de US$ 37 millones, dado que si bien el resultado operativo fue positivo en US$ 34 millones, el resultado financiero fue negativo en US$ 71 millones.

Los datos del 2020 implican que se corta con una racha de cuatro años consecutivos en los que Ancap cerró el año con resultados positivos.

En 2019 Ancap tuvo ganancias por US$ 39 millones, en 2018 por US$ 88 millones, en el año 2017 había ganado US$ 39 millones y en 2016 había tenido un resultado positivo de US$ 15 millones.

De acuerdo con los datos de Ancap correspondientes al 2020, la pérdida de los US$ 71 millones en el resultado financiero correspondió “en gran medida” a la variación del tipo de cambio, que durante el año pasado tuvo una apreciación en el entorno del 13,4%.

Las cifras exhibidas por el ente estatal reflejaron que los ingresos netos tuvieron una caída de 15,6%, explicada por un menor volumen en las ventas, la suba del Imesi, el aumento en los márgenes de las distribuidoras, la suba de bonificaciones y el mantenimiento del precio de venta al público.

Es que de un total de US$ 2.252 millones por concepto de ingresos operativos, descontado el costo de ventas, gastos de administración, bonificaciones, Imesi y otros, quedaron US$ 34 millones.

En tanto, de los US$ 34 millones correspondientes al resultado operativo, se descontaron unos US$ 71 millones por el resultado financiero negativo, otros US$ 6 millones por concepto de impuesto a la renta, pero se le sumaron unos US$ 31 millones por el resultado positivo de la participación de las empresas vinculadas a Ancap, por lo que el resultado neto fue negativo en US$ 12 millones.

Durante el 2020 Ancap recibió un total de US$ 2.451 millones provenientes de lo pagado por los clientes al vender sus productos (incluyendo el IVA asociado del período), de los cuales unos US$ 1.188 millones fueron descontados por deducciones (vinculadas a actividades de logística, fletes, impuestos y tasas, que la empresa las recauda y los transfiere al Estado y a la cadena de distribución), por lo que los ingresos efectivos de Ancap totalizaron US$ 1.263 millones.

En tanto, de los ingresos efectivos del ente, se descontaron unos US$ 1.229 millones en los costos de producción de los bienes vendidos y operativos. Según Ancap dentro de este concepto “se destacan como principales componentes el costo de petróleo y los costos de biocombustibles. Ambos dependen de variables exógenas como el precio del crudo y la evolución del tipo de cambio”. Dentro del crudo y derivados, se registra un menor costo en US$ 34 millones, producto de las coberturas contratadas por la compañía.

Camión de transporte de combustible de Ancap. Foto: Estefanía Leal
Camión de transporte de combustible de Ancap. Foto: Estefanía Leal

“Del total de los ingresos percibidos por Ancap se destinaron un 48% a la recaudación de impuestos, aplicación de tasas y pago de los costos de distribución secundarios y el 52% fueron ingresos efectivos para cubrir la operación de la empresa”, señaló el informe.

Asimismo, el 74% de los ingresos de la compañía tuvo como destino la compra de crudo y biocombustibles. El informe destacó que durante el año se aplicaron coberturas de crudo y de tipo de cambio, según el régimen de precios vigente., mientras que 4,4% de la facturación bruta de la empresa fue destinada a pagar el costo del personal de Ancap.

Al analizar las cifras del 2020 por unidad de negocios, el 96% de los ingresos brutos corresponden al negocio de combustibles (US$ 31 millones), mientras que el resultado de lubricantes y gas natural (US$ 4 millones y US$ 1,4 millones, respectivamente) compensan el resultado negativo del portland (de US$ 2,4 millones) y tiene un aporte neto al resultado operativo de US$ 3 millones, con lo que el resultado operativo total de Ancap fue de US$ 34 millones en 2020.

En relación a las empresas vinculadas a Ancap, Ducsa fue nuevamente la que registró el mejor desempeño, con un resultado en 2020 de US$ 21,8 millones, seguido de US$ 11, 6 millones de Alur, US$ 0,6 millones por Gasur, US$ 0,3 millones por Ancsol, US$ 0,2 millones por Conecta y US$ 0,1 millones en los casos de las vinculadas Caba y Matriz. De forma contraria, Cementos del Plata registró pérdidas por US$ 1,8 millones, Gas Sayago de US$ 1,2 millones, Gasoducto Cruz del Sur de US$ 1,1 millones y Petrouruguay.

Pandemia del coronavirus.

De acuerdo con el informe, la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 “afectó la demanda del mercado interno con una caída global del 5%”, dado que la venta de naftas cayó 6,8% y la de gasoil bajó 2,5% en gasoil, respecto al año anterior. No obstante, la compañía destacó la gestión realizada durante la pandemia puesto que “permitió continuar con el suministro sin detener las operaciones y sin generar contagios intralaborales”, detalló el comunicado.

Además, el ente señaló como positivo el hecho de haber podido implementar “el primer reglamento de teletrabajo en el Estado y el suministro excepcional de alcohol en gel”.

Por otra parte, el informe señaló que en el período, “Ancap redujo 80 cargos producto de 120 vacantes que se generaron, siguiendo la regla de ocupar un tercio solamente de las vacantes”, establecida el año pasado por el gobierno a través de un decreto. “La dotación total de Ancap está cerca del nivel mínimo en los últimos 20 años”, se añadió en el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados