RETOMA LA ACTIVIDAD

A más de un año de su cierre, hoy reabre Lifan

La automotriz retomará primero la fabricación de motores

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Postura: los trabajadores esperan con expectativa la reapertura. Foto: D. Borrelli

Después de más de un año con la cortina baja, la automotriz china Lifan empieza a dar hoy los primeros pasos para reactivar su operativa en Uruguay.

La empresa china había cerrado su planta en el departamento de San José sobre finales de 2015 y no volvió a abrir. Hasta ahora.

El domingo, el diario Primera Hora de San José informó que la empresa -ubicada sobre la ruta 1- retomaría la producción el 1° de marzo. En una primera etapa, será la planta de motores la que comience a funcionar nuevamente. Le seguirá la de ensamblado, donde trabaja el grueso del personal que se desempeña en la fábrica de la firma asiática.

“Lo vemos con buenos ojos y expectativa”, dijo a El País el dirigente del sindicato de Lifan, Ruben Villafán. “Ojalá esto se reactive”, agregó.

El 16 de febrero, recordó, tuvo lugar la primera tripartita del año. En esa oportunidad, los representantes de Lifan anunciaron que la casa matriz en China había tomado la decisión de volver a poner en pie la operativa uruguaya.

El miércoles pasado, en tanto, les confirmaron a los trabajadores qué día volverían a abrir las puertas de la planta de San José.

Lifan instaló esta fábrica para, desde ella, atender sobre todo al mercado brasileño. Cuando la crisis económica golpeó al país vecino -lo que hizo desplomar su demanda- la empresa tomó la decisión de dejar de producir.

Ahora, se está quedando sin stock en Brasil, indicó Villafán, lo que motiva la reapertura de la planta nacional.

Pese a que todavía no se precisó la cantidad, las cifras preliminares que se manejaron hablan de una producción de entre 1.000 y 1.500 unidades para este año. En los momentos pico de producción, rememoró el dirigente sindical, ese número supo trepar a entre 6.000 y 7.000 vehículos.

Villafán subrayó que uno de los objetivos que persiguen es que no se pierda la mano de obra calificada que estaba empleada en Lifan hasta el momento del cese de operaciones.

Cuando esto sucedió, había alrededor de 330 personas trabajando en la planta.

En diciembre, El Observador había consignado que Lifan tenía como meta reabrir en 2017, pero que el nivel de producción sería menor al que había experimentado en el pasado.

Este proceso de “reestructura” implicaría el despido de 150 trabajadores -que hasta el momento estaban en seguro de paro. A un segundo grupo, de 80 personas, se les extendería la prestación por otros tres meses, hasta que la casa matriz resuelva retomar las tareas en San José.

“Esperemos que las dos partes hayamos aprendido” de este proceso, señaló Villafán.

PEQUEÑO PASO.

Por su parte, el subdirector de Desarrollo y asesor de grandes inversiones de la Intendencia de San José, Francisco Zunino, comentó a El País que la comuna ha estado en contacto estrecho con la empresa todo este tiempo.
Se trata, dijo, de un “pequeño primer paso” que Lifan va a tomar para volver a su actividad en el departamento.

Asimismo, el jerarca departamental añadió que esperan que dentro del primer semestre del año la empresa vuelva al armado de vehículos.

La expectativa, dijo Zuni- no, es que los vehículos de Lifan ensamblados en Uruguay “puedan seguir ingresando al mercado brasileño”, su principal destino cuando cerró a fines de 2015.

Más allá del gigante norteño, la ambición de la firma china también es colocar su producción en otros destinos, como Argentina y algunos otros países de la región, agregó Zunino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)