A pesar de números positivos, las cuentas se deterioran

Antel cerró 2014 con ganancia de US$ 79,4 millones

Antel registró el año pasado ganancias por US$ 79,4 millones, lo que representó una caída respecto al resultado positivo de US$ 176 millones alcanzado un año antes. El conjunto de los números del ente volvió a mostrar un deterioro como se observa desde 2012.

Según el balance de Antel publicado ayer, el pasivo total se incrementó un 72% respecto al año anterior y se verificó un aumento de $ 3.520, 9 millones (lo que significó US$ 144,7 millones calculado con un dólar de cierre de 2014 a $ 24,333). Así el pasivo total ascendía a $ 8.406,3 millones (US$ 345,4 millones) al cierre del año pasado.

Por su parte, el resultado operativo de la empresa (ingresos menos costos) también empeoró y pasó de $ 2,875, 7 millones en 2013 a $ 307,2 millones el año pasado (unos US$ 12,6 millones).

En tanto, el patrimonio de la empresa era al 31 de diciembre de 2014 de $ 39.634.5 millones (US$ 1.628.8 millones) frente a $ 39.562, 9 millones en 2013.

Fuentes del ente consultadas por El País, expresaron que los números "todavía están bien", pero se "vienen deteriorando". No obstante, agregaron que la empresa ya ha puesto en marcha una serie de medidas para "mejorar" la situación. La empresa informó en un comunicado que se está "en proceso de ejecución de algunas inversiones estratégicas que permitieron la conexión de 550.000 mil hogares con fibra óptica" y por otro lado "crecer desde 15.000 servicios comerciales de LTE en el año 2014 hasta superar los 450.000 clientes en la actualidad". Además, el ente sostuvo que pasó de contar con el 44% del mercado móvil de Uruguay en 2010 a 51% de los clientes móviles en la actualidad.

La gestión de todos los entes inquieta al gobierno y el empeoramiento de los resultados de Antel también han generado preocupación, según habían dicho a El País fuentes oficiales, cuando se conocieron los primeros datos a mediados de mayo. En el análisis de la situación de la empresa de telecomunicaciones se objeta la inversión de US$ 500 millones en fibra óptica y la reducción de su ganancia, que pasó de US$ 176 millones en 2013 a US$ 79 millones en 2014.

En el caso de la fibra óptica, existen dudas sobre la conveniencia de haber embarcado a Antel en un plan tan ambicioso que llevó la tecnología a un millón de hogares en todo el país. Según se indicó, solo uno de cada tres clientes paga la fibra óptica, lo que se entiende como una falencia del plan de negocios.

En el gobierno que se inició el pasado 1° de marzo las valoraciones son políticas, y se entiende que dicha inversión debió haberse planificado en una visión general del país, porque esos US$ 500 millones pudieron tener otro destino, o haberse gastado gradualmente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)