ACUERDO COMERCIAL

“El tiempo apremia”: el planteo de Uruguay ante la Unión Europea y el rol de los servicios

El ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, instó a que se concrete la firma del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

Azucena Arbeleche afirmó que “Uruguay está listo para ir adelante con este acuerdo”. Foto: Leonardo Mainé
Azucena Arbeleche afirmó que “Uruguay está listo para ir adelante con este acuerdo”. Foto: Leonardo Mainé

Tras 20 años de negociaciones y más de un año desde el anuncio de la concreción del acuerdo, la Asociación Estratégica entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) sigue sin firmarse y ayer fue uno de los temas principales en el III Foro de Inversión Europea en Uruguay, realizado en el marco del proyecto InsPYraME UE, apoyado por El País.

En referencia al rechazo del bloque europeo por la política ambiental del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en lo que refiere a la protección de la Amazonia, el embajador de la UE en Uruguay, Karl-Otto König, señaló que ambos bloques precisan un “compromiso vinculante adicional” en términos de protección del medio ambiente.

A su entender, esto comprometería a “todas las partes a implementar sus obligaciones internacionales, incluyendo el acuerdo de París”, lo que “podría desbloquear rápidamente” la situación de estancamiento en la que está el acuerdo hoy.

Sin embargo, posteriormente en su discurso el canciller uruguayo, Francisco Bustillo, respondió a las inquietudes del embajador europeo en Uruguay y dijo que si bien se respetan los debates internos del acuerdo, “el tiempo apremia”. Asimismo, el canciller aseguró que “duele recordar que llevamos 20 años en pos de nuestro acuerdo”, por lo que indicó que no se puede permitir que “aspectos coyunturales se impongan sobre un profundo compromiso y esfuerzo”.

“No desconocemos las sensibilidades de este acuerdo que, al igual que otros tantos acuerdos celebrados por la UE, han despertado. El acuerdo alcanzado no es el pacto perfecto, pero es el pacto posible”, defendió el canciller.

En relación a las preocupaciones del bloque europeo, el ministro de Relaciones Exteriores señaló que ya están previstas en el acuerdo. “Está regulado, tiene su marco de actuación y cuenta para el caso con el compromiso del Mercosur”, afirmó.

Además, Bustillo manifestó que el acuerdo entre ambos bloques es el resultado de “arduas negociaciones”, por lo que se debe “respetar ese óptimo y sobre esa base trabajar en todo aquello que permita aportar serenidad en la opinión pública y las garantías de que todos sus reclamos fueron cuidados durante la negociación”.

Francisco Bustillo. Foto: EFE.
Francisco Bustillo. Foto: EFE.

Por otra parte, según el embajador europeo, algunas de las oportunidades que significaría el acuerdo entre ambos bloques tienen que ver con el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, la mejora en la competitividad y el desarrollo sostenible, entre otros.

A su vez, el representante del bloque europeo en Uruguay hizo referencia al comercio de servicios y dijo que desde la UE “abogamos fuertemente por una economía digital abierta a todos”, la cual debe garantizar las mismas reglas de juego.

“La recuperación económica deberá basarse en pilares sostenibles, invirtiendo en economía circular y energías renovables. Busquemos juntos una recuperación digital y verde. Somos el primer inversor extranjero en Uruguay y seguiremos invirtiendo más y mejor. El futuro empieza hoy”, concluyó Karl-Otto König.

Para el ministro de Ambiente, Adrián Peña, el acuerdo entre ambos bloques es “deseable y deseado” y señaló que más allá de que “desafiará nuestras capacidades en materia de producción”, es “una gran oportunidad” para que Uruguay pueda “pegar un salto de calidad al mundo y ser reconocido internacionalmente” como un país ejemplar en términos de medio ambiente. “La oportunidad para Uruguay no va a estar siempre”, afirmó Peña.

Por su parte, la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche afirmó que “Uruguay está listo para ir adelante con este acuerdo”, aunque señaló que “si por algún motivo eso no se concreta”, el escenario futuro que se visualiza es de “mayor integración en términos económicos, comerciales, que se profundizan y se ponen por encima de los vínculos históricos que ya tenemos”.

Comercio de servicios.

Uno de los capítulos más significativos en la asociación estratégica entre el Mercosur y la UE es en lo que refiere al comercio de servicios, un aspecto clave que el acuerdo busca potenciar en ambos bloques.

Sobre este punto, la jerarca del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) destacó la importancia del sector servicios en la economía mundial y nacional y afirmó que en el último tiempo este tipo de comercio (servicios no tradicionales) “ha tomado un papel más preponderante” en lo que refiere a la contribución del Producto Interno Bruto (PIB) mundial como también en las exportaciones.

Las cifras que compartió Arbeleche señalaron que el 76% del PIB de los países desarrollados corresponde al sector de los servicios, en los países en desarrollo la cifra desciende al 56% y en el caso de Uruguay significa el 70%.

En materia de empleo a nivel mundial, durante el 2019 la mitad surgió de ese sector y según la ministra “Uruguay no escapa de esa lógica”, dado que el 73% del trabajo en el país correspondió al sector servicios.

“Es bien relevante”, afirmó Arbeleche y añadió que en las exportaciones se ve el mismo comportamiento, puesto que al día de “hoy la tercera parte” de las exportaciones totales de Uruguay corresponde al sector servicios y dentro de esa categoría los “no tradicionales (tales como tecnología, comunicación, diseño, información, entre otros) van teniendo un rol cada vez más importante”.

Repunte. Las exportaciones de bienes -incluyendo zonas francas- aumentaron en agosto tras cuatro meses consecutivos de caídas. Foto: archivo El País
Puerto de Montevideo. Foto: archivo El País

Pese a la distinción entre comercio de bienes y servicios que Arbeleche realizó en su discurso, la jerarca explicó que a su entender no existe una dicotomía entre ambos tipos de comercio. Por el contrario, manifestó que “muchas veces” el valor agregado que hay detrás de un bien está asociado a los servicios que están involucrados en ese producto y puso como ejemplo lo que ocurre con la carne uruguaya de alta calidad que puede ser exportada gracias al servicio tecnológico de trazabilidad que tiene detrás.

Crecimiento en industria financiera

El presidente ejecutivo de BBVA, Alberto Charro, participó del foro y dijo que el sector financiero estaba preparado para los procesos de digitalización que se aceleraron con la pandemia. Según indicó, entre enero y agosto de este año, el banco tuvo un crecimiento del 25% en clientes móviles, aumentaron 84% las transacciones a través de canales digitales y la venta de productos a través de canales digitales pasó de 49% a 64% en septiembre. “Eso no se improvisa, los sistemas estaban preparados. Vamos a seguir invirtiendo”.

El crecimiento y la “receta” detrás del éxito de dLocal
Sergio Fogel. Foto: Francisco Flores

En el mes de septiembre, la empresa dLocal logró captar US$ 200 millones en inversión en una ronda de capital donde fue valuada en US$ 1.200 millones, con lo que se convirtió en la primera “unicornio” del país.

A dos meses de ese hito, su cofundador y director, Sergio Fogel, participó del III Foro de Inversión Europea en Uruguay y afirmó que este año la empresa -cuya compañía madre es europea- prevé un crecimiento del 90%. Es que según relató Fogel, la pandemia del COVID-19 “fue un beneficio” para la empresa y dijo que sus clientes se recuperaron “muy rápido”, con excepción de los clientes del rubro turismo y de apps como Uber, Didi, entre otras.

“Esas dos industrias todavía no se han recuperado del todo pero en el resto de los sectores que atendemos pasó precisamente lo contrario, se produjo un boom impresionante”, dijo Fogel. El crecimiento del 90% esperado para este año está “en línea” con el registrado en los años 2018 y 2019. Sin embargo, el director de dLocal, dijo que esperaban un menor crecimiento en 2020 debido a que “ya estábamos en volúmenes muy grandes”. En relación a la “receta” detrás del éxito de esta firma, Fogel destacó que desde que empezó la empresa estuvo ”muy abierta al mundo”, además de poner el foco en la tecnología y “apostar a gente muy joven”. El otro factor de éxito, según Fogel, “fue invertir fuerte y construir sobre bases muy solidas”.

“El desafío”

“Pensar en un acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur puede resultar algo muy grande y ajeno a la mayoría de las empresas uruguayas, pero no lo es, no podemos dejar que lo sea, por el contrario debemos acercarnos. Es el desafío y no podemos perder el tiempo”, señaló Julio Lestido, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios.

El “potencial hotelero” de Uruguay
Persona ingresa a la habitación de un hotel. Foto: Pixabay.

Philippe Trapp, COO (jefe de operaciones) del grupo turístico Accor que en Uruguay tiene hoteles como el Sofitel, dijo en su disertación que Uruguay tiene un “potencial hotelero” y que necesita de infraestructuras turísticas y hoteleras para alcanzar un mayor desarrollo. En este sentido, Trapp anunció que pese al impacto negativo que tuvo el sector hotelero por la pandemia, durante la crisis sanitaria, el grupo comenzó nuevas negociaciones en relación a “dos o tres proyectos importantes en Punta del Este y Montevideo”.

Servicios: un “papel muy importante”

María Martín-Prat, directora de la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea, manifestó que “es evidente” que los servicios “jugarán un papel muy importante” porque en el acuerdo se plantean “elementos clave” para la facilitación de ese tipo de comercio. “Con las disposiciones reglamentarias ambiciosas que tenemos y la transparencia a la que nos comprometemos podremos construir un comercio de servicios más moderno, intenso y esencial para el desarrollo de nuestras economías”, indicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados