PARA PYMES Y SECTORES AFECTADOS

Aprobaron ley con medidas paliativas, pero Manini cuestionó: “tardías e insuficientes”

“Las medidas siguen siendo tardías, insuficientes y condenan a las pequeñas y medianas empresas de Uruguay a nadar para morir en la orilla”, enfatizó el líder de Cabildo Abierto.

Guido Manini Ríos. Foto: Darwin Borrelli
Guido Manini Ríos. Foto: Darwin Borrelli

El Parlamento aprobó este ayer un proyecto de ley enviado por el Consejo de Ministros en el que se dictan exoneraciones para pequeñas y medianas empresas para paliar los efectos de la crisis económica a causa de la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Durante la discusión que llevó varias horas, el proyecto fue finalmente aprobado tras pasar primero por la Cámara de Senadores y luego por la de Representantes.

Si bien el proyecto en general contó con la votación afirmativa de todos los parlamentarios, gran parte de su articulado solo fue aprobado por los miembros de los cinco partidos que integran la coalición de Gobierno: Partido Nacional, Partido Colorado, Cabildo Abierto, Partido Independiente y Partido de la Gente.

Entre otras cosas, la ley prevé exoneración de 50% de aportes patronales a seguridad social en industria y comercio a empresas que ocupen menos de 19 empleados directos y que hayan facturado menos de US$ 1 millón en el último ejercicio.

También se exonera por el mismo porcentaje los aportes patronales jubilatorios a empresas de determinados sectores como cantinas escolares, organizadores de fiestas o sectores turísticos.

Con todas las exoneraciones que existirán en diferentes periodos -algunos van de enero a junio, otros de abril a junio y algunos alcanzan hasta diciembre- la Dirección General Impositiva (DGI) tendrá pérdidas en su recaudación. Sin embargo, el proyecto prevé que dichas pérdidas serán imputadas al Fondo Solidario COVID-19.

Si bien los socios de la coalición votaron a favor y, como el caso de legisladores blancos y colorados destacaron la muestra de sensibilidad del Ejecutivo por incitar las exoneraciones, hubo quienes mostraron cierta disconformidad.

Así fue el caso del senador de Cabildo Abierto Guido Manini quien sostuvo que las medidas, pese a ser buenas, se quedaron cortas y tendrían que haber alcanzado a más empresas medianas.

“Las medidas siguen siendo tardías, insuficientes y condenan a las pequeñas y medianas empresas de Uruguay a nadar para morir en la orilla”, enfatizó. (En base a EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados