DIFICULTADES

La apuesta de Astori al segundo semestre tras el mal dato de la economía

El ministro de Economía, Danilo Astori tiene expectativas de que la economía uruguaya retome el crecimiento en el segundo semestre del año mediante una mejora de la inversión. El martes se conoció que la economía lleva un año estancada al cierre del primer trimestre.

Danilo Astori, ministro de Economía y Finanzas. Foto: El País
Danilo Astori, ministro de Economía y Finanzas. Foto: archivo El País.

Tras darse a conocer el dato del Producto Interno Bruto (PIB), el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo que “la economía dejó de crecer por algunos meses y estamos trabajando para que retome el nivel de crecimiento”. Señaló que recuperar la inversión privada es la clave.

El pasado martes, el Banco Central (BCU) informó que la economía cayó 0,2% en el primer trimestre del año en la comparación interanual. A su vez, el crecimiento fue nulo (0%) respecto al trimestre previo.

“Como hemos comentado varias veces, en el segundo semestre del año pasado Uruguay dejó de crecer y lo que indica este número que publicó BCU es que en los tres primeros meses de este año tampoco se creció”, analizó este jueves el ministro de Economía.

Tras participar del Primer Encuentro Iberoamericano de Convergencia Empresarial, Astori subrayó que “el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) está haciendo esfuerzos importantes en materia de inversión” para revertir dicha situación.

Asimismo, el jerarca afirmó que tiene “firmes esperanzas que hacia el segundo semestre de este año vamos a empezar a ver indicios positivos en materia de inversión privada”.

Ese repunte de la inversión, tanto “pública como privada, y nacional y del exterior”, ayudará a “retomar el crecimiento” de la economía en su conjunto y “dejar atrás los meses de ausencia del mismo”.

Consultado sobre si la economía podría caer en recesión, como advirtieron analistas privados, indicó que “no podemos hablar de piso ni de techo, hace algunos meses que no crecemos y hacemos lo posible por acortar ese período”.

Por otro lado, ayer se conoció que en mayo, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se situó en 45,2 puntos lo que implicó una contracción de 1,7 puntos con respecto a abril de 2019. Estos datos indican que la confianza de los consumidores se mantiene aún en zona de moderado pesimismo.

Los resultados del índice -elaborado por la Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica junto a Equipos Consultores- reflejaron que la caída fue consecuencia de la retracción del subíndice de Predisposición a la Compra de Bienes Durables (PCBD).

Sin embargo, los consumidores siguen siendo optimistas respecto de las “condiciones futuras”, ya que dicho subíndice volvió a reportar mejoras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados