LOS ESFUERZOS

Argentina baja incertidumbre financiera y asume deberes

A cambio del crédito del FMI, se comprometió a fuerte reducción del déficit.

Mauricio Macri se refirió en rueda de prensa a la muerte de argentinos en el atentado de Nueva York. Foto: AFP.
Mauricio Macri, presidente argentino. Foto: AFP.

El gobierno de Mauricio Macri en Argentina alcanzó el principal objetivo que salió a buscar el 8 de mayo pasado, cuando en plena corrida cambiaria dio inicio a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La obtención de un crédito extraordinario por US$ 50.000 millones —monto que superó los cálculos previos— despejó buena parte de las dudas sobre la capacidad que tendrá la economía vecina para financiar sus severos desequilibrios en los próximos dos años.

"Las incertidumbres sobre el financiamiento a Argentina se redujeron a casi cero. De hecho, el monto del acuerdo puede alcanzar para financiar el déficit hasta el 2020. Eso es lo que el gobierno fue a buscar al Fondo: ganar tiempo mediante la toma de deuda a un interés bajo para poder implementar las reformas que el mercado le pide", dijo a El País Jorge Neyro, economista de la consultora ACM.

No obstante, el arribo de dólares para calmar las tensiones financieras tendrá una dura contrapartida: Argentina se comprometió a reducir el déficit fiscal de 2,7% de su Producto Interno Bruto (PIB) previsto para este año a 1,3% en 2019.

El recorte de US$ 8.700 millones en un año donde se celebrarán elecciones presidenciales requerirá, además de disciplina presupuestaria, de destreza política para contener las inevitables tensiones que derivarán del ajuste. Solo así el gobierno de Macri podrá cumplir con la hoja de ruta delineada tras el acuerdo alcanzado con el FMI el jueves pasado.

Según lo pactado, el próximo 20 de junio el organismo desembolsará US$ 15.000 millones. El resto quedará en disponibilidad y Argentina podrá utilizarlo cuando lo requiera, siempre que cumpla con las condiciones acordadas.

La apuesta de la Casa Rosada es que el monto consensuado con el Fondo, al que se sumarán US$ 5.650 millones provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM) y la Corporación Andina de Fomento (CAF), actúe como respaldo para que el índice de riesgo-país descienda desde los 524 puntos básicos registrados el último día de mayo a los 400 puntos en que oscilaba antes de la turbulencia cambiaria.

Si ese objetivo se cumple, Argentina podría retornar en los próximos meses a los mercados de deuda para financiar, al menos una parte del déficit fiscal y refinanciar los vencimientos de capital a tasas relativamente bajas.

"La asistencia del FMI permite asegurar el financiamiento de los próximos años en caso de que el mercado privado internacional se cierre. Pero la idea del gobierno es recibir los US$ 15.000 millones y luego volver a los mercados de deuda. El plan no pasa por usar todo el monto sino tenerlo como respaldo", dijo Miguel Zielonka de la consultora EconViews.

Recalculando.

La corrida cambiaria y el acuerdo con el FMI obligaron a recalcular todas las metas que había fijado el gobierno argentino a inicios de año. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, admitió durante la conferencia en la que anunció el acuerdo que en 2018 habrá menos crecimiento de la economía y más inflación.

La Casa Rosada estima que el PIB se expandirá entre 0,4% y 1,4% muy por debajo de la meta de 3,5% del Presupuesto.

En materia de inflación, ante la enorme distancia de las proyecciones con respecto a la meta del 15%, el Banco Central decidió no trazar un nuevo objetivo para este año. La expectativa del gobierno es que al menos el índice de precios no supere por mucho el 24,8% registrado el año pasado. En tanto, para 2019 se acordó una meta del 17%, muy lejos del objetivo del 5% fijado en enero de 2016.

En ese marco de freno del crecimiento y aceleración de la inflación deberá aplicarse el ajuste acordado. La receta de menores subsidios a los servicios públicos (que implica un alza de las tarifas), retroceso del salario real de los empleados públicos, reducción de fondos para obras de infraestructura y de las transferencias a las provincias, requerirá de muñeca política por parte de la Casa Rosada para negociar con las bancadas opositoras en el Congreso, gobernadores y sindicatos.

A eso contexto se suma el creciente descontento en la opinión pública que marcan las encuestas. Por eso, la capacidad del gobierno de Macri para renovar las expectativas de una mejora de la situación económica y social a mediano plazo será clave. De hecho, uno de los principales objetivos es que el bajón inexorable de la actividad previsto para el segundo y tercer trimestre empiece a revertirse antes de fin de año.

La ambiciosa meta de déficit sería aún más difícil de cumplir si la economía ingresara al año próximo en recesión y con ingresos tributarios en caída.

Ante eso, el gobierno decidió dejar atrás la pauta de referencia del 15% que había establecido para los salarios a principios de año y anunció convalidará aumentos adicionales de hasta 5% entre julio y agosto para moderar la caída del consumo.

El siguiente objetivo para intentar impulsar la actividad será comenzar cuanto antes a bajar las tasas de interés del 40%, que por ejemplo impiden a las Pymes acceder al financiamiento de capital de trabajo.

Desequilibrios estructurales

Si bien al lograr cerrar el acuerdo con el Fondo Monetario la economía argentina adquirió un fuerte espaldarazo ya que el préstamo recibido le permitirá hacer frente a sus obligaciones, sigue cargando con los mismos desequilibrios estructurales que llevaron al país a la actual crisis. "Las dificultades continúan, pero hay un nuevo programa económico que luce más sólido. La lupa de los mercados ahora se movió: pasó de mirar la capacidad de financiamiento de Argentina a cómo hará el gobierno de Macri para cumplir con las nuevas metas de déficit fiscal para que ese financiamiento esté disponible. Son objetivos cumplibles, pero también desafiantes", dijo Jorge Neyro de la consultora ACM.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º