INFORME

Argentina: cepo cambiario fracasó en el último año

En 2015, la salida de capitales aumentó 158% respecto a 2014.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La gran preocupación del gobierno argentino. Foto: Archivo El País

Pese al cepo, en 2015 salieron de Argentina US$ 7.905 millones, 158% más que en 2014; si se cuentan las dos gestiones de la ex presidenta Cristina Fernández, la cifra llega a US$ 82.000 millones.

Durante 2015, Argentina no sólo duplicó su déficit de cuenta corriente -lo que ratifica que, además de no atraer divisas, las ahuyentó-, a pesar de las restricciones cambiarias impuestas por el kirchnerismo.

Según el informe de la balanza de pagos que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) -que retornó este mes a la difusión de datos oficiales luego del apagón estadístico- la denominada formación de activos externos del sector privado no financiero (dato que sirve como indicador de las divisas que van a parar al colchón) mostró un egreso de US$ 7.905 millones, es decir, 158% más que los US$ 3.065 millones de 2014. La fuga asciende a US$ 81.962 millones si se consideran los dos gobiernos de Fernández y a US$ 30.583 millones si se cuenta desde que rige el cepo cambiario.

Es un número similar al que registró el año pasado la venta de dólar ahorro. Según el economista del Centro de Estudios Económicos del Sur Amílcar Collante, ese montó alcanzó en 2015 los US$ 6.716 millones.

Casi el 90% de los que compraban divisas a través de esta modalidad que impuso Axel Kicillof durante su gestión elegían sacar los dólares de los bancos.

Otros optaron, en tanto, por usar el denominado contado con liquidación (un mecanismo financiero de compra y venta de bonos) para remitir divisas al exterior.

Además, el país pasó de tener un déficit en la cuenta corriente -que refleja el flujo de entrada y salida de divisas- de US$ 8.075 millones en 2014 a US$ 15.934 millones durante el 2015. Esto quiere decir que, para las cuentas de este año, el país arranca con un piso de financiamiento requerido de casi US$ 16.000 millones, un 2,7% del PIB, según la consultora Ecolatina.

Eso en un contexto en el que el país no tiene acceso al mercado de deuda, las exportaciones a Brasil (principal socio comercial) se derrumbaron en el primer bimestre del año y cuando las reservas escasean en el Banco Central.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º