La Opinión de Una calificadora

¿Por qué Argentina tiene un "duro camino" en el ajuste fiscal acordado con el FMI?

El gobierno del presidente argentino Mauricio Macri tiene un "duro camino por delante" para implementar los recortes fiscales acordados con el Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo un alto ejecutivo de la calificadora de riesgo Fitch.

Mauricio Macri. Foto: Reuters
Mauricio Macri tiene un camino difícil para implementar su ajuste fiscal.  Foto: Reuters

Un nuevo aumento en las tarifas del servicio de gas residencial, para ajustarlas por la depreciación que sufrió el peso este año, desató esta semana la polémica y una ola de reclamos al gobierno por parte de consumidores agobiados por el constante incremento del costo de vida.

"Los dos temas contingentes al financiamiento del FMI para cubrir el déficit presupuestario serán eliminar los subsidios y reducir el gasto en infraestructura. Es un medicamento fuerte", dijo Daniel Kastholm, director gerente de Finanzas Corporativas para América Latina de la calificadora de riesgo Fitch en referencia al ajuste que impulsa Macri.

La disminución de los subsidios es la medida principal del equipo económico para alcanzar un déficit primario cero en 2019, lo que implica un alza compensatoria en las tarifas —que estuvieron deprimidas por años— de forma tal de incentivar la inversión privada en industrias como la energía.

"La histórica intervención del gobierno (...) creó desequilibrios del mercado y escasez del lado de la oferta por la falta de inversiones, debido a que (las empresas) no podían cubrir sus costos de invertir en exploración y producción en el sector energético, por ejemplo", dijo Kastholm a Reuters.

El ejecutivo de Fitch explicó que una continuación de las políticas económicas ortodoxas que promueve Macri sería favorable en Argentina. "Se trata de ponerlas en curso y también de implementar reformas, desde las instituciones hasta la rigidez laboral".

Kastholm resaltó los éxitos iniciales del gobierno en llegar a un acuerdo con los tenedores de bonos "holdouts", desarmar los controles cambiarios y recuperar el interés de los fondos extranjeros en Argentina, tras su alejamiento durante los gobiernos peronistas previos.

"Pero hubo algunos baches en el camino, y un bache grande con la salida de capitales del último año por no ser capaces de controlar realmente la inflación y recuperar un crecimiento fuerte", comentó. "Argentina tiene un camino duro por delante, ahora viene la parte difícil", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º