Ranking refleja el atraso cambiario del peso en seis meses

Argentina es la mejor inversión de emergentes

China devaluó y los mercados del mundo se estremecieron. Hace meses, sin embargo, que los países emergentes vienen ajustándose a un nuevo escenario internacional.

¿La excepción? Argentina. Si un inversor hubiera invertido en pesos argentinos en los últimos seis meses y luego transformado esos pesos en dólares al tipo de cambio oficial, habría obtenido el mejor retorno de todo el mundo emergente.

El país es, según un ranking de monedas emergentes que elabora Bloomberg —sobre la base de la cotización oficial del tipo de cambio y la tasa de interés que se paga por las inversiones en pesos argentinos—, la mejor apuesta en los últimos seis meses, con un retorno en dólares de 3,68%. Claro, siempre bajo el supuesto de que los inversores puedan acceder al dólar oficial de 9,28 pesos argentinos.

De todo el ranking, sólo seis países vienen ofreciendo un retorno positivo en dólares en los últimos seis meses. A la cabeza, el peso argentino, seguido por la corona checa (+3,53%) y, más lejos, por las monedas de Rumania (+2,43%), Polonia (+0,67%), Hong Kong (+0,23%) y Hungría (+0,03%).

El rendimiento del peso medido en dólares no llamaría tanto la atención si no fuera porque, en el mismo período, todos los países de la región exportadores de commodities, como la Argentina, sufrieron fuertes pérdidas, y se ubicaron en lo más bajo de la tabla. Por caso, quienes invirtieron en pesos colombianos llevan perdido en seis meses 21,78% medido en dólares, al tiempo que quienes apostaron por el real brasileño o el peso mexicano se anotaron bajas en dólares de 13,85% y 11,82%, respectivamente.

"Con las cifras oficiales, la Argentina fue la mejor inversión del mundo. Pero es una mentira porque nadie tiene la posibilidad (con la excepción de los minoristas que compran habilitados por la AFIP) de convertir sus pesos a dólares a esta tasa", dijo el gerente financiero de una compañía de seguros.

Así y todo, coinciden los economistas, lo que el ranking pone en evidencia es el fuerte retraso cambiario que existe en el país, además de las altas de interés que se pagan por las colocaciones en pesos.

"Una Lebac —Letra del Banco Central— a 40 días rinde 28% en pesos, lo que significa un retorno en dólares de casi 4%. La tasa en dólares es alta porque el atraso cambiario es evidente. En Brasil la tasa es de 14%, pero la depreciación del real hace que en dólares el rendimiento sea negativo", explica Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global.

El Banco Central fue subiendo las tasas a lo largo del año para evitar que los inversores se vieran tentados a irse al dólar.

Pero, también parecen quedarse cortas si se tiene en cuenta que desde que el dólar en el mercado paralelo empezó a subir, a medida que se acentuaron las expectativas de una corrección cambiaria, trepó 28% versus 13% que rindieron los plazos fijos en el mismo período.

"Argentina tiene un problema de atraso cambiario por doble vía: la devaluación de los socios comerciales, por un lado, y por el otro, su dinámica interna de inflación, que hace que pierda competitividad constantemente", dijo Martínez Burzaco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)