POR EQUILIBRIO FISCAL

Argentina: preparan recorte de subsidios

Preocupado por enviar señales positivas a los inversores para lograr la reactivación, el gobierno de Mauricio Macri prepara medidas de fuerte restricción de caja para terminar 2016.

Pondrá un gran énfasis en explicar la política fiscal de reducción del gasto para cumplir en 2019 con la meta de déficit de 1,5% del PBI.

El equipo del ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, trabaja en esas dos líneas. El programa fiscal de Macri prevé una meta de déficit de 4,8% para 2016; de 4,2% en 2017; de 3% en 2018 y de 1,5% en 2019. El gran interrogante es si lo podrá cumplir al ritmo actual de gasto. Para alcanzar el rojo de 4,8% este año, se analizan algunas medida inmediata de recorte de partidas vigentes en algunas áreas y, en algunos casos, una reasignación a otras, como obras públicas, que tengan efecto reactivador.

Con miras a 2019, Macri y Prat-Gay pondrán énfasis en cuatro pilares para equilibrar las cuentas: rebaja de subsidios a la energía vía aumento de tarifas; saneamiento de la administración y de las licitaciones; rebaja del personal del Estado, y mejora de la recaudación fiscal por el efecto de la reactivación.

Según pudo saber La Nación, el gobierno percibió preocupación de sectores empresarios que demoran sus inversiones porque el rojo fiscal siembra dudas sobre la lucha contra la inflación y, por ende, en la rentabilidad de sus negocios.

Por otro lado, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, reclama mayor celeridad para achicar la brecha fiscal para apurar la baja de la inflación y la salida de la recesión, según su punto de vista.

Macri y Prat-Gay defienden la suba del gasto de principios de año. Dicen que sirvió para desactivar una crisis, junto a la salida del cepo y el pago a los holdouts.

El titular de Hacienda acelerará su estrategia. Recortará subsidios a la energía (luz, gas y petróleo) en casi 1% del PBI por año en 2017, 2018 y 2019, vía aumento de tarifas. Apuesta a más transparencia y menos corrupción, lo cual disminuiría un 20% el costo de contratos y licitaciones del Estado por sobreprecios. Lo tercero es reducir el sector público nacional en un 3% anual. Por último, el crecimiento económico, estima Prat-Gay, depararía una mejor recaudación fiscal y achicaría el rojo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)