URUGUAY: EN MAYOR NIVEL DESDE JULIO 2016

Argentina, Trump y el dólar que "no incomoda" a Bergara

En el país vecino batió otro récord; Macri habló con su par estadounidense.

No para: en Argentina, el dólar estadounidense subió ayer un 6,6% y al público superó la barrera psicológica de los 25 pesos argentinos. Foto: AFP.
No para: en Argentina, el dólar estadounidense subió ayer un 6,6% y al público superó la barrera psicológica de los 25 pesos argentinos. Foto: AFP

Realmente ¿cuánto cuesta un dólar?" se pregunta el rapero Kendrick Lamar en la canción homónima (How much a dollar cost) y es algo difícil de responder en Argentina en estos días donde la divisa estadounidense no para de subir y batir récords.

En Uruguay, la moneda estadounidense también trae una tendencia al alza aunque sin la virulencia del vecino. "De la suba del dólar en Uruguay, el 80% es por temas globales y 20% por Argentina", dijo ayer el presidente del Banco Central (BCU) Mario Bergara y agregó que el nivel actual de la moneda estadounidense en el país "no nos incomoda".

El dólar interbancario aumentó ayer 1,12% y cotizo en promedio en $ 30,559. Así alcanzó el mayor valor desde el 6 de julio de 2016 (cuando cotizó en $ 30,615). En Uruguay, el billete verde acumula un aumento de 6,86% en mayo y de 6,24% en lo que va del año.

La divisa estadounidense inició el 20 de abril una racha al alza, en la que únicamente hubo dos instancias en que cotizó a la baja y como consecuencia de ello acumuló en ese período un aumento de 8,55%.

Bergara, entrevistado ayer en "Cierre de Jornada" de radio Carve, dijo que "este nivel del dólar no nos incomoda. Seguiremos actuando como hasta ahora: respetando la tendencia global del dólar e interviniendo puntualmente ante cambios bruscos".

Se realizaron a través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) 45 transacciones por US$ 21,34 millones. En la jornada, la moneda estadounidense osciló entre un mínimo de $ 30,40 y un máximo de $ 30,70, para cerrar en este último nivel.

Al público en las pizarras del Banco República (BROU) la moneda estadounidense subió 45 centésimos ayer para cerrar en $ 30,10 (compra) y en $ 31,30 (venta).

El presidente del BCU dijo que "cuando el dólar bajaba, acumulamos miles de millones en reservas y hay más deuda en Letras. Si el dólar consolida su fortalecimiento, seguramente saldrán capitales, y lo facilitaremos con las (ventas de) reservas". Reconoció que "obviamente, la depreciación cambiaria puede incidir en la inflación, pero no como para cuestionar la meta" de entre 3% y 7%.

Bergara se animó a estimar que de la suba del dólar en el país, "20%" corresponde al "efecto Argentina" y el otro 80% a la suba a nivel global.

"Hemos tenido diálogo" con el Banco Central de la República Argentina (BCRA), "están muy abocados a resolver su situación, que es urgente. En Uruguay, desde el BCU y el equipo económico estamos atentos y preocupados", señaló Bergara.

Es que en el país vecino el dólar no tiene techo. Ayer subió 6,6% y alcanzó un nuevo máximo de 24,99 pesos argentinos. En lo que va del año la moneda estadounidense lleva un incremento de 32% en Argentina.

Ayer el BCRA debió vender US$ 408 millones para ponerle el "techo" en 25 pesos argentinos al dólar. Pero, la incertidumbre sobre hasta donde irá el billete verde continuará hoy ya que hay un importante vencimiento de Letras (Lebac, deuda que utiliza el Central argentino para quitar pesos del mercado) por el equivalente a US$ 25.000 millones. La licitación de Lebac es considerada clave en el mercado para observar el comportamiento de la liquidez durante el resto de la semana, en momentos que el gobierno de Mauricio Macri negocia un crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El abultado vencimiento podría ampliar la presión sobre el peso si los inversores no renovaran la mayoría de las letras, pero los analistas sostienen que cerca de un 70% de los títulos están en manos de organismos oficiales, por lo que se descarta que mantendrán sus posiciones.

Ayer, Macri habló telefónicamente con el presidente estadounidense Donald Trump para discutir la economía de Argentina y la agitación política en Venezuela, según la Casa Blanca. "El presidente Trump expresó su firme respaldo a los esfuerzos del presidente Macri por transformar a la economía de Argentina, y ambos líderes subrayaron la necesidad de mantener la presión contra el régimen en Venezuela", dijo la Casa Blanca en un comunicado. Eso no fue suficiente para calmar al mercado cambiario porteño.

Como consecuencia de esas turbulencias en sus mercados financieros desde hace semanas —que ha golpeado a su moneda— Argentina tendrá algo menos de crecimiento económico y más inflación que lo esperado admitió ayer el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. El gobierno ha fijado como meta para este año una inflación del 15%, aunque los analistas coinciden en que las alzas de precios se ubicarán por encima del 20%. El año pasado, la inflación fue casi del 25%.

En un encuentro con periodistas, el funcionario dijo que espera poder cerrar antes de las seis semanas estipuladas como plazo usual el acuerdo de financiamiento que el gobierno está negociando con el FMI.

A su vez, Dujovne dijo que en las últimas semanas recibió propuestas de "repo" —venta y futura recompra de bonos— por parte de bancos privados.

"Hoy nosotros tenemos propuestas por repos de bancos por más de US$ 3.000 millones", afirmó.

El gobierno argentino suele recurrir a ese tipo de operaciones para no acudir a mercados externos. En abril, colocó una repo con Credit Suisse Ag, Cayman Islands Branch, por hasta 1.000 millones de francos suizos, y en marzo había cerrado otra por US$ 1.000 millones con el banco HSBC. CON INFORMACIÓN DE REUTERS

La sugerencia en lo fiscal

El actual contexto que vive Argentina, lleva a que "mantener la prudencia fiscal" sea "un mandato y hay que incorporarlo en la Rendición de Cuentas", sugirió ayer Bergara en radio Carve. "Hay que reducir el déficit fiscal, más allá de la meta específica, que baje el déficit es clave para consolidar prestigio", aseguró y agregó: "pero sin dramatismo, estamos lejos de (los déficit de) Argentina y Brasil". El rojo de las cuentas públicas era de 3,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en los 12 meses cerrados a marzo y el gobierno tiene como meta llevarlo a 2,9% del PIB a fin de este año y a 2,5% del Producto al cierre de 2019. El presidente del BCU señaló que la situación actual es "incomparable con 2001" cuando la crisis en Argentina porque Uruguay no es tan dependiente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)