MARÍTIMAS

Argentina y Uruguay buscan resolver problemas fluviales

Allá por noviembre de 2013 habíamos leído en una publicación de Comex interesantes comentarios sobre dialogados de Argentina con países regionales de las que no teníamos noticias, pero bienvenidas ellas para resolver problemas tanto binacionales como regionales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tren de barcazas. Foto: Archivo El País

Y en ese camino de reflexiones habría que decir lo mismo sobre el Mercosur para hallar los resultados que no parecen llegar, y en cuanto a la navegación por los ríos Paraná y Paraguay, las cuarenta y tantas reuniones del CIH no han podido resolver los problemas que perduran años tras año a lo largo de nuestra hidrovía de 3.500 kilómetros.

Aunque todos han puesto la mejor voluntad, tampoco hallaron soluciones los foros, los talleres, los congresos que por cientos se hacen cada año con participantes de alto nivel y gran éxito de público. En realidad son las Cancillerías, y diríamos más bien las Presidencias (caso del decreto 1108), los que deben resolver los problemas o, por el contrario, son ellas las que deben tomar las decisiones finales.

Los otros caminos son derroches de tiempo y costos. Así que en todas estas cuestiones hay que poner un tono optimista y esperar a que el tiempo resuelva como hacen los operadores portuarios y armadores. Existe una agenda de trabajo entre Argentina y Paraguay en donde se busca impulsar a la brevedad posibles mecanismos binacionales de colaboración para el dragado y mantenimiento de los ríos comunes, en el marco de los acuerdos bilaterales vigentes.

Nosotros pensamos que si se trata de la hidrovía Paraguay-Paraná y hay una buena actitud, lo mejor sería que nos reuniéramos también los cinco países bajo el paraguas del Acuerdo de la Hidrovía o del llamado Tratado de Las Leñas celebrado en Mendoza el 26 de junio de 1992 y ratificado por Argentina el 11/11/94 mediante la ley Nº 24.385. Y no sólo los problemas se allanarían reuniéndose los actores y manteniendo actitudes positivas, sino que también los encuentros son buenos para evitar disputas pero no para inventar kioscos ni confrontar con inversores privados sean binacionales o regionales.

Hace unos días ya hemos leído comentarios en Transport & Cargo que Jorge Metz, nuevo subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Argentina, hace pocos días participó de un Congreso de Intendentes en Montevideo para tratar temas de la hidrovía. Fue en esa ocasión que Metz, en la apertura del congreso y ante los participantes regionales, “pidió perdón a Uruguay” por 10 años de desencuentros entre ambas orillas”, una actitud valiente que caló hondo en la audiencia y en nosotros, por supuesto.

Jorge Metz.

En este nuevo comentario, Jorge Metz se refiere con transparencia elogiable a los numerosos problemas que en el pasado nos han afectado como es el famoso decreto Nº 1108. También nos hace saber que “en estos 100 días ya tuvimos seis reuniones con nuestros pares uruguayos. La integración aborda temas de carga, de servicios, obras de infraestructura y pasajeros. Argentina y Uruguay se ofrecerán juntos para el destino de Cruceros, y se avanza en recuperar el tráfico de pasaje con escalas en Montevideo, Buenos Aires y Rosario. Trabajamos en conjunto y en forma solidaria como no debimos dejarlo nunca de hacerlo”.

¿Es el inicio de un diálogo integral? Nos alegramos de que así sea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)