tema de análisis / HORACIO BAFICO Y GUSTAVO MICHELIN

Argentina: la vuelta de un socio y un competidor

Pase lo que pase en las elecciones en Argentina del 22 de noviembre, es seguro que se va a producir un cambio en la política económica.

El balance final para Uruguay encontrará dos grandes fuerzas contrapuestas. Por un lado, la vuelta de un socio comercial. Esto implicará una reducción o la eliminación de las trabas a los negocios y al transporte de mercaderías y personas entre los países y una regularización aunque más no sea gradual del movimiento de capitales entre las naciones. Pero, también hay que considerar que estos cambios que se proyectan implican la vuelta al mercado internacional de un competidor que en los últimos años actuó muy limitado en mercados como el de la carne bovina y la soja. También es posible que se logre el retorno de capitales que en cierta medida habían optado por radicarse en nuestro país.

Luego del terrible contagio recibido de la crisis Argentina en el 2001 la evolución de los siguientes años llevó a que se hablara de un desacople para señalar que gradualmente la economía Argentina perdió relevancia para la economía Uruguaya. La palabra desacople no es afortunada porque es muy difícil que la realidad de este lado del río se abstraiga de lo que sucede en la otra costa, porque el tamaño relativo es 10 veces superior y hay fuertes lazos históricos. Lo cierto es que se produjo un cambio estructural que hizo perder relevancia a lo que sucedía en Argentina en comparación al vínculo construido hasta el momento.

La economía uruguaya atravesó en la última década uno de los períodos de mayor crecimiento en su historia. Un contexto internacional muy favorable y políticas que posibilitaron aprovechar las oportunidades que ofrecía el mundo, confluyeron en un cambio en la estructura productiva del país. En particular se destaca la irrupción de dos sectores que en poco tiempo se posicionaron entre los principales exportadores, como la soja y la cadena forestal-madera-celulosa.

Esta nueva estructura productiva modificó la estructura de países y regiones de destino de la exportación pues comenzaron a jugar un papel importante como demandantes de nuestros productos los destinos de otros mercados emergentes como China y Rusia.

Es por eso que no se produjo un desacople en el sentido de independencia, sino que jugaron dos fuerzas juntas para terminar en una menor importancia de Argentina en el comercio exterior de bienes y servicios del país. La fuerte demanda desde otros destinos por materias primas es una fuerza y las propias restricciones al comercio que se autoimpuso Argentina con controles de cambio y barreras no arancelarias es otra. El manejo discrecional y hasta el ensañamiento político con Uruguay luego del conflicto por la instalación de la planta de celulosa de la entonces Botnia (hoy UPM) en Fray Bentos, también conspiraron contra los lazos comerciales y el mundo de negocios entre países.

El cambio de humor que se producirá sin duda en Argentina, asociado a la normalización de las políticas económicas puede tener algunos impactos negativos de corto plazo sobre la economía uruguaya.

La revolución que experimentó el sector agrícola fue financiada en buena medida por inversores argentinos que escaparon de las trabas que les imponían en su país. La eliminación de las retenciones a las exportaciones del agro y la corrección cambiaria que se dará en el país vecino cambiarán sustancialmente los precios relativos de este sector. Se trata de un conjunto de actividades de producción que fueron castigadas fiscalmente en los últimos años y que por condiciones naturales tiene un gran potencial de crecimiento.

Esta situación atraerá inversiones que volverán a su país y si se mejoran otros aspectos institucionales también se reflejarán buenas oportunidades para invertir por parte de extranjeros. Es una situación que compite directamente con Uruguay como destino de inversiones. En este rubro hay que considerar que varios de los capitales desde la vecina orilla que vinieron a fines de la década pasada ya están en retirada y se podrá acelerar en cuanto aparezcan las primeras señales de cambio.

No menos importante es el comportamiento del sector inmobiliario. Los precios en Uruguay están altos al igual que los costos de la nueva construcción, desalentando la nueva inversión. En tanto en Argentina son precios más bajos y hay expectativas de valorización.

Detrás de estos fenómenos de corto plazo subyace un nuevo elemento que viene a cambiar el relacionamiento económico entre nuestros países, y que también afecta el relacionamiento con Brasil. Los fundadores del Mercosur, espacio que originalmente apuntaba a una integración entre sus miembros, han dejado de lado la complementariedad y se han transformado en competidores en los mercados internacionales.

Si vemos la estructura de exportaciones de Uruguay, la carne, la soja y la celulosa son los principales rubros. En todos ellos Brasil es un importante exportador y Argentina lo es en soja y seguramente retorne en poco tiempo al mercado cárnico, cuyo vacío supo aprovechar Uruguay, pero que pronto deberá pelear por mantenerlo.

A nivel de turismo también hay competencia. Uruguay tiene un diferencial en Punta del Este y buena parte de su costa, pero se trata de un balneario exclusivo y no llega al turismo masivo que se mueve más por el diferencial de precios.

En tal sentido, no parece correcto hablar de desacople de la economía uruguaya respecto a la regional. Lo que ha habido son cambios muy importantes en ese relacionamiento que lo están tornando cada vez más competitivo y menos cooperativo. Pero macroeconómicamente la situación no cambió, ya que si bien antes se miraban los índices de tipo de cambio real bilateral para evaluar la competitividad de las exportaciones a esos mercados, ahora también hay que mirarlos, pero para evaluar que tan competitivos son frente a nosotros en terceros mercados.

"En el sector inmobiliario, los precios en Uruguay están altos al igual que los costos de la nueva construcción. En Argentina son precios más bajos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)