MALDONADO

Argentinos renuevan "libreta de matrimonio" con Punta

Antía estima que inversión en construcción rondará los US$1.800 millones.

El proyecto de Sergio Grosskopf en la playa Mansa. Foto. Ricardo Figueredo
El proyecto de Sergio Grosskopf en la playa Mansa. Foto. Ricardo Figueredo

El intendente de Maldonado, Enrique Antía, anunció que la industria de la construcción en ese departamento generará este año más de dos millones de jornales y una inversión mínima superior a los US$ 800 millones.

Hasta el momento, inversores nacionales y extranjeros tramitaron 37 permisos bajo el régimen de exoneraciones impositivas por la presente administración departamental.

En algunos de los casos se trata de un solo edificio y en otros de complejos de varias torres por 164.010 metros cuadrados, como ocurre con un proyecto presentado para el barrio Rincón del Indio.

Las 37 propuestas (en su gran mayoría de capitales argentinos) representan 901.630 metros cuadrados de obra directa, una inversión superior a los US$ 1.800 millones asegurada para los próximos años, según cálculos del gobierno departamental.

El jefe comunal fernandino adelantó que para el año en curso fueron concretados 404.123 metros cuadrados de edificios, cuyas obras deberán comenzar antes del 31 de diciembre de este año bajo la penalidad de perder las excepciones aprobadas en la Junta Departamental con votos de ediles blancos y frenteamplistas.

En una segunda etapa, los mismos inversores construirán otros 497.507 metros cuadrados, lo que representará otros US$ 1.000 millones de inversión directa y casi tres millones en jornales.

Es el caso del multimillonario argentino Sergio Grosskopf: para este año su proyecto "Fendi" generará 30.000 metros cuadrados y a partir del segundo año se sumarán otros 68.821 metros cuadrados.

El grupo inversor liderado por el contador Juan Etcheverrito levantará siete edificios en el barrio Rincón del Indio con 23.430 metros cuadrados en una primera etapa, y otros 140.580 en los siguientes años.

El proyecto "Venetian" del grupo WSW es una torre de 47.611 metros cuadrados en la parada 17 de la playa Mansa.

El multimillonario desarrollista argentino Moisés Khafif, titular de la firma Raghsa, levantará su tercera torre "Le Parc" en uno de los predios frente al fraccionamiento Lobos en la rambla Lorenzo Batlle Pacheco. Es una torre de 57.334 metros cuadrados cuya primera etapa de 28.667 m2 comenzará este año. "Le Parc" representa una inversión superior a los US$ 100 millones. Raghsa tiene un patrimonio neto de US$ 500 millones y no apela a la venta en pozo para construir cada una de sus propuestas.

Trabajos e impuestos.

Los más de cuarenta proyectos de edificios (a los 37 mencionados se suman otros cinco bajo la ordenanza vigente) que serán construidos en los próximos meses generarán una vez terminados, miles de puestos de trabajo permanente y decenas de millones de dólares por concepto de impuestos municipales, aseguró el intendente.

Antía puso como ejemplo el impacto causado por diez edificios aprobados durante su primera gestión entre los años 2000 y 2005. "Las exoneraciones de apenas diez edificios que fueron aprobadas durante mi primer gobierno y que tanta polémica causaron, generan ahora 500 puestos de trabajo en baja temporada y otros 1.200 en el verano. En la planta de UPM trabajan 500 durante todo el año. Diez edificios de Punta del Este generan el mismo empleo que la pastera. Le preguntamos a las administradoras cuánta gente trabaja en cada uno de ellos. Nos contestaron que 50 en el invierno y 120 en el verano. Con una diferencia: estos diez edificios pagan por año entre US$ 6 millones y US$ 7 millones de impuestos municipales. Esto sin contar los sueldos, aportes al BPS y otros gastos que generan", indicó. "Y otra diferencia: estos edificios no requieren nada del Estado. No le cuestan nada al país. Pagan todo. No hay que hacerles vías de tren ni nada", agregó.

"Ahora en esta nueva etapa se trata del doble de proyectos presentados, lo que generará un impacto durante la construcción con puestos de trabajo de obreros y luego, una vez culminadas las obras, con puestos permanentes de porteros y funcionarios para las tareas de mantenimiento", enfatizó.

El jefe comunal sostuvo que otros cinco edificios que representan más de 50.000 metros cuadrados en total se levantan bajo la ordenanza de construcción vigente. Además, reveló que una semana atrás recibió en su despacho a los principales ejecutivos de la firma propietaria del hotel Enjoy Punta del Este. Los ejecutivos le anunciaron que en el año próximo será construida una de las dos torres previstas para el complejo de la parada 4 de la rambla Claudio Williman. La torre albergará unas 300 habitaciones.

Acto de confianza.

Antía entiende que los proyectos presentados al amparo del régimen de exoneraciones son un claro y fuerte apoyo de los inversores extranjeros al departamento y a Uruguay.

"Es un acto de confianza de los inversores hacia el país y hacia Maldonado", enfatiza. "Los inversores le tienen mucha confianza a nuestro gobierno y sobre todo a Maldonado, porque saben que acá está asegurada su inversión. Yo tengo una interpretación a partir de haber hablado mucho con los inversores. Es personal pero creo que explica el regreso de los inversores a Maldonado. Después del episodio del blanqueo en Argentina instrumentado por el presidente Mauricio Macri, hubo como una vuelta de la confianza de los argentinos en Punta del Este. Como que aflojó la presión que se había generado. Una vez que los inversores argentinos blanqueron su relación con su país renovaron, además, su libreta de matrimonio con Punta del Este", dijo.

"Estos inversores no apelan al apalancamiento o bien a tratar de asegurar la obra con las ventas en el pozo. Por el contrario, todos ellos tienen el capital necesario para culminar cada uno de los proyectos", agregó el intendente.

Beneficios fiscales a nivel departamental y nacional

El intendente de Maldonado, Enrique Antía explicó que cada uno de los permisos fueron tramitados luego de extensos procesos que desembocaron cada uno de ellos en un acto complejo de gobierno. "Cada inversor nos trajo su propuesta. A cada uno de ellos los técnicos de la Intendencia le indicaron qué debían modificar de cada propuesta. A todos ellos. Luego, cada uno de los proyectos fueron remitidos a la Junta Departamental para su aprobación. Cada proyecto contó con el voto favorable de ediles blancos y frenteamplistas", recordó Antía.

Una vez aprobada la propuesta en el plenario de la Junta Departamental, el expediente regresó al ejecutivo departamental para dar trámite al permiso de construcción. Los inversores deben ajustar cada propuesta a la normativa que obliga a comenzar las obras antes del 31 de diciembre próximo", explicó. La exoneración del pago de impuestos municipales corre durante la presente administración.

A nivel nacional, los inversores podrán ser favorecidos por un decreto de octubre del año pasado, que estableció que los proyectos de vivienda que estuvieran por encima de los US$ 15 millones de inversión y fueran presentados antes del 31 de diciembre de este año, podrán acceder a los beneficios de la Ley de Promoción de Inversiones, como la exoneración de los tributos a la importación de equipos, máquinas y materiales destinados a la obra civil, entre otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)