DE CRECIMIENTO

Los 10 aspectos clave de la economía uruguaya en 2017

Sector a sector, cómo venían, qué paso y qué se puede esperar en 2018

Dos realidades: el agro fue de los que cayó y la energía de los que creció. Foto: Nicolás Pereyra
Dos realidades: el agro fue de los que cayó y la energía de los que creció. Foto: Nicolás Pereyra

Con el dato de Cuentas Nacionales divulgado recientemente, se cerró el año 2017 en materia económica. A nivel general, el Producto Interno Bruto (PIB) creció 2,7% respecto a 2016, lo que marcó el 15° año consecutivo de expansión. Sin embargo eso esconde distintas realidades por sector.

Además, confluyeron algunas situaciones que los economistas entienden difícil que se repitan (al menos de la misma manera) en 2018. Por eso es momento de hacer un repaso por 10 aspectos de la economía.

1. El sector más dinámico que se aceleró en 2017

El sector Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones se presenta como el de mayor crecimiento de la economía uruguaya. En 2017 creció 8,5% y se aceleró respecto a 2016 y 2015 (año en el que tuvo el menor crecimiento de los últimos 15 años).

En 2017, la expansión se debió principalmente a la producción de los servicios de datos (y allí se incluye todo, hasta los datos que consume el Whatsapp). También hay expansión en transporte de carga y almacenamiento. Es un rubro que se espera que siga al alza.

2. Recuperación de la mano del consumo

El sector Comercio, Reparaciones, Restaurantes y Hoteles fue el segundo sector de mayor expansión en 2017 (+7,5%), lo que marcó una recuperación tras la caída de 2,8% que tuvo en 2016. El mayor consumo, sobre todo de artículos importados por un dólar “planchado” (ver punto 7) impulsó a este sector. A su vez, un año récord en el turismo (se recibieron 4,2 millones de visitantes que gastaron US$ 2.334 millones, impulsó la actividad en restaurantes y hoteles. Es difícil que repita ese ritmo de expansión en 2018.

3. Construcción acumula tres años de caída

En los últimos tres años (12 trimestres), la actividad de la construcción solo creció (+0,4%) en un trimestre, el último de 2016. En 2014, la construcción creció 0,7% para caer 6,1% en 2015, 2,6% en 2016 y 6% el año pasado. “La contracción de los últimos tres años determina que actualmente el producto bruto de la construcción (descontando el efecto de la inflación) vuelva a niveles de 2011”, indicó el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (Ceeic). “Se observa una posible mejora para 2018”, dice el Ceeic.

4. Actividades primarias con Caída tras récords

Las Actividades Primarias cayeron 1,5% en 2017 después de haber crecido 3,1% en 2016 (tras dos años de retracción). Dentro de ellas, la Agricultura, ganadería, caza y silvicultura tuvieron un retroceso de 0,8% en 2017 luego de haber crecido en 2016 (+2,7%). En esto influyó la reducción de área y rendimientos esperados en la zafra 2017/2018 de soja, arroz, trigo y cebada. En el caso de la soja, venía de una cosecha récord y en el del arroz de la segunda mayor cosecha en su historia. La perspectiva es de estancamiento en 2018.

5. El Efecto Refinería que jugó en contra

En 2017 la actividad de la Industria Manufacturera bajó 3,5%, tras cuatro años seguidos de expansión. La caída se debió principalmente a la parada por mantenimiento (cada cinco años) de la refinería de Ancap, que fue por más tiempo del estimado (comenzó a mediados de febrero y debió culminar en junio, pero por conflictos sindicales recién fue en octubre). También hubo ramas con bajas de producción como textil-vestimenta, metalúrgica y curtiembres. Para 2018 tendrá el efecto refinería a favor.

6. Electricidad con su 2° año de crecimiento

Si bien se desaceleró fuertemente respecto a 2016, la actividad de Electricidad, Gas y Agua completó su segundo año seguido de crecimiento (+1,2% en 2017 frente a 2016 y +9,6% en 2016 respecto a 2015). En este caso, pesa mucho la fuente de generación: tanto la hidroeléctrica como la eólica tienen mayor valor agregado que la térmica. En 2017 fue un buen año de lluvias y con la generación eólica con más granjas en producción. Para 2018, la sequía ya pega en menor generación con represas y afectará la actividad.

7. Se aceleró el gasto de las familias en 2017

Después de haber caído en 2015 y de un tímido crecimiento en 2016 (+0,1%), el gasto de consumo final de las familias creció 4,4%. En 2017 el dólar estuvo “planchado” (entre $ 28 y $ 29 y solo superó esos valores en momentos puntuales) y eso sumado al crecimiento de los salarios (+7,96%) ayudó a mejorar el poder de compra en pesos de artículos importados. A su vez, mejoró la confianza del consumidor respecto a 2016. También la menor inflación (6,55%) colaboró. Es difícil que todos los factores se repitan en 2018.

8. Exportaciones y el año de la recuperación

Las exportaciones de bienes y servicios aumentaron 7,6% en 2017 respecto a 2016, tras dos año seguido de caída. En este desempeño resultaron claves: un incremento de 6% de la faena de ganado (el 70% se vende al exterior), una cosecha récord de soja y la segunda mayor cosecha de arroz de la historia (en ambos casos se exporta casi el total). A esto se sumó una temporada turística récord (ver punto 2) por el lado de los servicios. En 2018, las exportaciones de bienes comenzaron al alza, pero se prevé que se revierta.

9. Importaciones bajan menos en 2017

Las importaciones de bienes y servicios sumaron su tercer año consecutivo de caída (previamente habían crecido durante cinco años). De todas formas, la baja fue menor que la de los dos años previos (-0,4%). El efecto dólar “planchado” ayudó a la recuperación de las compras al exterior de bienes durables -electrodomésticos, vehículos- (ver punto 7). A su vez, comenzaron a incrementarse los viajes de uruguayos al exterior (importación de servicios). Para 2018 se espera que las importaciones crezcan.

10. La inversión con el menor nivel en 13 años

La inversión lleva tres años consecutivos de caída y la de 2017 (-15,5%) fue la mayor de ellas. A su vez, pasó a tener la participación más baja en el PIB de los últimos 13 años (15,7%), “levemente por encima del promedio histórico”, señaló el Centro de Investigaciones Económicas. La caída de la inversión en 2017 se explicó tanto por la pública como por la privada y se observó en maquinaria y equipos y obras de construcción. El gobierno presentó recientemente nuevos estímulos a la inversión para revertir esto.

Crecimiento del PIB en torno a 3% en este año


Para 2018, los 18 bancos, consultoras y AFAP que respondieron la encuesta FocusEconomics Consensus Forecast LatinFocus de marzo esperan un crecimiento de la economía de 3,1% para este año.

Las respuestas oscilan entre 2,3% y 4,1%. Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori dijo el viernes pasado a Reuters -en el marco de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo- que la economía se expandiría 3% en 2018.

Eso se dará, en parte por el efecto de la refinería de Ancap que estuvo parada durante gran parte de 2017. “Una parte importante de la industria manufacturera va a tener un crecimiento extraordinario”, dijo Astori debido a que la actividad de la refinería entre febrero y octubre de 2018 se comparará contra el paráte de 2017.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)